Los asesores financieros se confiesan: la tecnología ha sido clave para sobrevivir a la crisis y ofrecer un servicio fluido al cliente


La gran mayoría de los asesores financieros en España (91%) reconoce que el avance de la digitalización y la tecnología blockchain está transformando radicalmente el mundo de la inversión y, de hecho, el 93% asegura que la tecnología ha sido clave para poder sobrevivir a la crisis sanitaria actual y continuar ofreciendo un servicio fluido a sus clientes. Estas son las conclusiones que se desprenden del II Barómetro de la transformación digital de la inversión en España que eToro, plataforma de inversión en multiactivos, acaba de publicar en España, y que ha contado en esta ocasión con la colaboración de EFPA España.

La investigación, que ha sido realizada por Webtools a través de una encuesta online entre los meses de julio y octubre a 170 asesores financieros en España, muestra que para afrontar la crisis generada por el COVID-19 y las continuas restricciones ocasionadas, los asesores financieros se han visto en la necesidad de adaptarse para continuar prestando sus servicios con la misma calidad de siempre a sus clientes. En este sentido, el 83% asegura que la pandemia está acelerando la digitalización de la industria financiera y el mismo porcentaje explica que ha incorporado nuevas herramientas tecnológicas para el teletrabajo que no había utilizado antes.

Hacia la digitalización de la economía y la inversión

Entre los factores que perciben como catalizadores de esta transformación digital, hay uno irrefutable: ocho de cada 10 asesores creen que pronto se verá el fin del efectivo y que en el futuro todos los pagos serán digitales y se culminará el desarrollo de proyectos de digitalización y de activos digitales, que ha sido acelerado por la COVID-19 (85%). Una aplastante mayoría, el 94%, cree que si se desarrolla la tecnología blockchain y se tokeniza (digitaliza) la economía, surgirán numerosos nuevos activos tokenizados que formaran parte de las carteras de los clientes en el futuro.

“La digitalización del consumo por la pandemia y el auge de iniciativas como Libra de Facebook, Gram de Telegram, y las recientes conversaciones de los gobiernos, bancos centrales y organismos internacionales en torno a la digitalización del dinero y la economía, hacen que los asesores en España ratifiquen la tendencia observada en un estudio cualitativo que realizamos el año pasado entre asesores financieros españoles: en el futuro de la inversión todos los activos serán tokenizados, es decir digitalizados”, explica Tali Salomón, directora general de eTORO para Iberia y Latinoamérica.

En este sentido, un 73% de los asesores financieros españoles asegure estar siguiendo muy de cerca desarrollo de la tecnología blockchain.

Criptoactivos, ETF y productos de jubilación, los únicos que no se reducen en la crisis

Debido la contracción de la economía y a la incertidumbre en los mercados, los asesores financieros encuestados explican que sus clientes han reducido durante la irrupción del coronavirus la inversión en casi todos los activos, menos en el caso de los criptoactivos, los productos de ahorro para la jubilación y los ETF. Más de la mitad de los asesores españoles aseguran que han notado un aumento de la demanda de información sobre los criptoactivos: el 51% ha recibido consultas en relación a esta clase de activos por parte de sus clientes.

EL 70% de los asesores se interesan ahora más por conocer los criptoactivos. Y, de hecho, un 56% han considerado invertir en ellos. Sin embargo, aunque aumenta el interés por invertir en este nuevo mundo de los cripto y siete de cada diez asesores españoles sondeados asegura que han mostrado interés por ellos, solo un 26% de sus invierte efectivamente en esta clase de activo, mientras que el restante 45% se queda indeciso. ¿El motivo? La regulación; una amplia mayoría (84%) considera que la regulación es el mayor freno para considerar los criptoactivos como opción de inversión.

“Cada vez hay más interés por los activos digitales en España y esperamos que continúe la tendencia. Los criptoactivos son sólo el primer paso en este viaje hacia la tokenización de la inversión. Por supuesto, se trata de activos muy volátiles y de mucho riesgo. Por eso siempre apoyamos todos los avances regulatorios en ese sentido y serán clave para el desarrollo y adopción generalizada de este activo”, apunta Salomón.

Otra tendencia de inversión a destacar es que el 85% de asesores ha notado interés por parte de sus clientes en compañías cuyos beneficios estén asociados a la transformación digital.

Nuevas alternativas profesionales y mayor colaboración entre entidades financieras y fintech

De cara al futuro de la industria de la inversión y el asesoramiento financiero, la transformación digital no tendrá tregua. En opinión del 95% de los asesores financieros españoles que han participado en el barómetro, las entidades financieras que no sepan digitalizarse en un futuro próximo desaparecerán.

La expectativa de los encuestados es de una creciente colaboración entre las entidades financieras tradicionales, los nuevos actores disruptivos e incluso los reguladores en pro de esta digitalización. Nueve de cada 10 asesores financieros considera que se acelerará la colaboración entre entidades financieras tradicionales de inversión y las fintech.

“El futuro de la industria financiera pasa por la inteligencia colectiva en pro del beneficio de los clientes. Solo sobreviran aquellas entidades y profesionales financieros que realmente sepan ofrecer valor a sus clientes, mejorando la eficiencia e innovando en todo momento, para no quedarse atrás. Debemos derribar muchos mitos, pero poco a poco van cayendo. Que los bancos centrales o gobiernos hablen de monedas digitales era impensable hace unos años”, concluye la responsable de eToro para Iberia y Latinoamérica.

Sin duda, la tecnología seguirá transformando la economía y la inversión, haciendo que los mercados sean cada vez más accesibles para el ciudadano de a pie, permitiéndole compartir información y conocimientos de forma fluida. Así, nueve de cada 10 asesores están de acuerdo con que el desarrollo de la tecnología democratizará la inversión y el 95% cree que surgirán nuevos vehículos de inversión y continuarán reduciéndose los costes de gestión al cliente gracias a la digitalización. Casi todos coinciden que la apertura de los mercados al gran público obligará a aumentar la formación para evitar malas decisiones financieras: un 96% piensa que el gran reto será elevar la educación financiera de los ciudadanos.

Al mismo tiempo, surgen nuevas y prometedoras alternativas profesionales en el sector financiero. Un 95% de los asesores están de acuerdo con que emergerán nuevas profesiones en la industria financiera, fruto de esta transformación en la economía y la inversión. Como ejemplo, ocho de cada 10 asesores aseguran que conocen la inversión social y las posibilidades profesionales que les ofrece, y un 71% de ellos se ha llegado a plantear hacer de la inversión social su medio de vida.

Por último, los asesores financieros en España apuntan sobre la necesidad de encontrar un equilibrio entre la innovación financiera y la protección a los inversores. Una abrumadora mayoría, el 95%, cree que la regulación debería tener una colaboración estrecha con las fintech para evolucionar más rápido y no frenar la innovación, pero, al mismo tiempo, garantizar la protección del inversor.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído