Los ases de las gestoras internacionales en renta fija para 2013


Tras el espectacular comportamiento registrado por la renta fija durante los últimos años, cada vez un mayor número de expertos se muestran convencidos de que el ‘todo vale’ ya no sirve, por lo que a la hora de aproximarse a este mercado habrá que hacerlo de una manera muy selectiva. Los bonos se han encarecido. De eso no hay ninguna duda. El mejor ejemplo son los bonos del Tesoro de Alemania o Estados Unidos. La deuda pública de países considerados ‘seguros’ ofrecen rentabilidades reales negativas, una situación que ha obligado a muchos gestores a buscar alternativas de inversión en otra clase de bonos. La pregunta es: ¿dónde estarían esas oportunidades de inversión en renta fija?

Si a los responsables de las principales gestoras internacionales con oficina en España se les pusiese en la tesitura de tener que apostar por un único fondo de su gama, la mayoría se decantarían por productos globales y flexibles, si bien también hay quien recomienda fondos que centran su universo de inversión en un área concreta. En un entorno de política monetaria laxa y buena salud de las empresas, existe una clara inclinación hacia los bonos de alta rentabilidad, categoría que aparece en la mayoría de las carteras recomendadas, si bien su peso varía en función de la estrategia del fondo seleccionado. Pero, ¿cuáles son las apuestas concretas de los directores de las firmas extranjeras para 2013? Los responsables de las oficinas responden (orden alfabético).

AMUNDI

La elección de Nuria Trío, directora general adjunta de Ventas de Amundi para Iberia, es el Amundi Funds Bond Global Aggregate, producto de renta fija global. “Creemos que es un fondo particularmente apropiado para inversores que busquen rentabilidad en el ámbito de la renta fija en el actual entorno de bajos tipos de interés”, asegura. En su opinión, una gestión del mercado global de bonos puede añadir valor gracias a la gestión activa y flexible. “Deuda pública internacional, crédito corporativo, deuda emergente y mercado de divisas ofrecen un universo de inversión amplio y diversificado donde buscar rendimiento, y que ofrece un interesante potencial de rentabilidad ajustada al riesgo”, afirma Trío, quien además destaca que este fondo cuenta con cinco estrellas por parte de Morningstar.

AXA INVESTMENT MANAGERS

Si Beatriz Barros de Lis, directora de AXA Investment Managers en España, tuviese que decantarse por uno de los fondos de renta fija de la gestora la balanza se inclinaría en favor del AXA IM FIIS Europe Short Duration High Yield, una de las joyas de la corona de la firma. “Este fondo ofrece exposición no direccional al mercado de bonos de alta rentabilidad con enfoque prudente que busca capturar el cupón anual y evitar impagos. Su gestión flexible sin índice de referencia le permite refugiarse en bonos de alta calidad si no ve oportunidades en high yield”, afirma. En este sentido, Barros de Lis piensa que, tras el rally registrado por el mercado de bonos a lo largo de los últimos meses, esta clase de activo es donde aún queda valor.

BLACKROCK

El producto elegido por Luis Martin, director de Ventas de la BlackRock, centra su universo de inversión en el mercado de bonos europeos. Concretamente, el fondo que recomienda de la firma para el nuevo año es el BGF Euro Short Duration Bond Fund. ¿El motivo? “Creemos que la renta fija europea de calidad ofrece oportunidades interesantes de cara a 2013”. Según explica, este fondo invierte al menos el 80% de su patrimonio neto total en valores negociables de renta fija con una calificación de solvencia de categoría de inversión BBB o superior y un vencimiento medio entre uno y tres años. Asimismo, Martin destaca del fondo el hecho de haber logrado situarse en el primer cuartil a uno, tres y cinco años. El horizonte de inversión es de uno a dos años.

BNY MELLON

La elección de Sasha Evers, responsable de BNY Mellon para Iberia es el BNY Mellon Euroland Bond, fondo gestionado por Standish Asset Management, la especialista de renta fija con sede en Boston de la entidad. Este producto puede invertir en toda la gama de instrumentos de renta fija (bonos gubernamentales, de crédito -grado de inversión y high yield, deuda de mercados emergentes). Evers destaca el hecho de ser un fondo muy flexible y activo en términos de asignación de activos, que ha logrado superar al índice de referencia y la media de sus fondos competidores a uno, tres y cinco años. “Creemos que en el entorno actual de mercado es importante tener un enfoque flexible. La volatilidad en los mercados de renta fija crea oportunidades para orientar la cartera hacia los mercados con mejores oportunidades desde una perspectiva de rendimiento y valoración. Es un fondo ideal para adaptarse a las circunstancias cambiantes en los mercados de renta fija y de tomar ventaja de estos movimientos en el mercado”. Asimismo, Evers destaca que este producto tiene 5 estrellas de Morningstar y la calificación cualitativa máxima de S&P (Platino).



DWS INVESTMENTS

“Ciertamente, 2012 ha sido un buen año para el crédito corporativo como clase de activo y, en un entorno de represión financiera como el que enfrentamos, es de esperar que 2013 también brinde buenas oportunidades de inversión”. Así lo cree Pedro Dañobeitia, responsable de DWS Investments para Iberia y Latinoamérica, quien se muestra convencido de que los tipos de interés extraordinariamente bajos seguirán apoyando la entrada de nuevos inversores en la deuda corporativa. “No obstante, si en 2012 fue importante la adecuada selección de los emisores lo será aún más el próximo año y la posibilidad de invertir en emisiones europeas en dólares puede añadir un plus de rentabilidad y liquidez que favorezca el comportamiento de las carteras”, asegura. Su apuesta es el DWS Invest Euro Corporate Bonds.

FIDELITY

“Los fondos de renta fija con la flexibilidad para distribuir los activos en las diferentes categorías de bonos y orientar tácticamente sus posiciones hacia las áreas más atractivas están bien posicionados para ofrecer una rentabilidad ajustada al riesgo atractiva a los inversores en un entorno con tantas incertidumbres económicas”. Así lo considera Sebastián Velasco, director general de Fidelity Worldwide Investment para Iberia, quien reconoce que, si tuviera que recomendar un único producto de la gama de cara a 2013., se decantaría por el Fidelity Funds Global Strategic Bond. Según explica el responsable de la entidad, este producto tiene la flexibilidad para invertir en el universo de renta fija, incluyendo bonos estatales y cuasi estatales, bonos de alto rendimiento, deuda de mercados emergentes y bonos vinculados a la inflación.

FRANKLIN TEMPLETON

El fondo seleccionado por Ramón Pereira, director general de Franklin Templeton Investments para Iberia, si tuviese que elegir entre uno de los productos de su gama sería un producto de renta fija flexible, concretamente el Franklin Strategic Income. Según explica el responsable, “este producto ofrece exposición a todas las estrategias de renta fija con sesgo a crédito: con parte de la cartera con manteniendo un posicionamiento en bonos globales y multidivisa que se combina con otra parte de la cartera más centrada en crédito americano en dólar”. Por calidad de los activos, el fondo se divide prácticamente al 50% entre deuda con grado de inversión y bonos de alta rentabilidad. Por distribución de los vencimientos, casi la mitad de la cartera la ocupan activos con un vencimiento entre cinco y diez años.

GENERALI INVESTMENTS EUROPE

La elección de Bruno Patain, director de Ventas Institucionales de Generali Investments Europe para España, en renta fija invierte en Asia. El fondo elegido es el Generali IS Asian Bond, producto que, tal y como explica, buscaría beneficiarse del crecimiento económico asiático y de los altos rendimientos de su renta fija. El producto ofrece oportunidades con la apreciación de sus divisas, si bien no sería la única generación de alfa que podría hacer que este producto sea una buena elección de cara a 2013. Además de la apreciación de las divisas regionales, los tipos de interés y el crédito serían otros factores generadores de alfa.

GOLDMAN SACHS AM

El GS Global Credit Portfolio es la mayor apuesta de Lucía Catalán, directora general de Iberia de Goldman Sachs Asset Management (GSAM) para 2013. “Se trata de un producto que sólo invierte en títulos con grado de inversión, por lo que ofrece una exposición exclusiva a riesgo de crédito sin usar derivados ni riesgo de divisa. No hace apuestas por duración ni en la curva de tipos. El rating medio de la cratera es A y tiene alrededor de un 70% de su cartera en valores de Estados Unidos, ya que consideramos que allí el crédito vuelve a fluir y la economía crece alrededor de un 2%”. Asimismo, Catalán explica que el fondo tiene una exposición muy baja a los países de la periferia europea, por lo que también ofrece la ventaja de la diversificación. “En un mercado como el actual, con bajo crecimiento, este fondo ofrece unas buenas características para los inversores españoles, gracias a que se centra en bonos con grado de inversión, con un enfoque más conservador y un sesgo hacia la alta calidad”.

GROUPAMA ASSET MANAGEMENT

La opción elegida por Iván Díez, director de Groupama AM en Iberia, es el G Fund Alpha Fixed Income, fondo de rentabilidad absoluta en renta fija en proceso de registro en CNMV. Es un fondo oportunista de renta fija, que persigue un doble objetivo: alcanzar un retorno absoluto y preservar el capital. Según Díez, el gestor trata de aprovechar las oportunidades de rentabilidad en los mercados de renta fija (con diversidad de motores generadores de rentabilidad y de zonas geográficas) basándose en tres pilares. “Los bajos tipos de interés y los riesgos políticos han provocado que los productos de bajo riesgo tradicionales no respondan a las necesidades actuales de los inversores, ya que las rentabilidades que ofrecen son mas bajas y sin embargo asumen más riesgo del debido. Esto implica que la clásica estrategia de ‘comprar y mantener’ se antoje insuficiente para responder a las necesidades de los inversores, que principalmente demandan preservación del capital en mercados estresados, búsqueda de liquidez y de rentabilidad en cualquier escenario de mercado”, afirma.

HENDERSON GLOBAL INVESTORS

“En un entorno de tipos de interés en mínimos históricos en los mercados desarrollados y con la incertidumbre que seguirá en un futuro cercano, los inversores en bonos tendrán el reto de obtener rentabilidad atractiva pero con baja volatilidad. En este tipo de entorno es muy importante para un fondo de bonos disponer de la flexibilidad para invertir libremente y en un espectro lo más amplio posible de productos de renta fija, con el objetivo de generar atractivas rentabilidades”. Por ese motivo, la apuesta de Ignacio de la Maza, responsable de Henderson Global Investors para España y Latinoamérica, es el Henderson Credit Alpha, producto cuyo equipo gestor –explica- “tiene una vasta experiencia en este mercado y, utilizando principalmente CDS y bonos corporativos en este fondo long/short, logran generar rentabilidades positivas en escenario tanto de bajas de tipos de interés como de alzas”.


ING INVESTMENT MANAGEMENT

La elección de Jaime Rodríguez Pato, responsable de ING IM para Iberia y Latinoamérica, es el ING (L) Renta Fund EMD Local Currency. “La renta fija emergente está dejando de ser una inversión ‘nicho’ para convertirse en un componente imprescindible en las carteras. Las economías emergentes crecen por encima de las desarrolladas y sus fundamentales no dejan de mejorar respecto a los desarrollados. La productividad, la demografía, las cuentas públicas, los menores niveles de endeudamiento y unas políticas fiscales y monetarias disciplinadas en muchos de los países juegan a su favor. En 1994 menos del 2% de los países del universo EMBI Global Diversified eran grado de inversión; hoy es el 65-70%”. Pato cree que las entradas en esta clase de activo serán cada vez mayores. “Es previsible que en 2013 y años posteriores los flujos de inversión en el activo sigan siendo positivos, crecientes y cada vez más estables. En cuanto a las divisas, esperamos que contribuyan más al retorno que los propios bonos, que ya por si mismos ofrecen un cupón muy atractivo para el inversor”.

INVESCO ASSET MANAGEMENT

Para aquellos clientes que no puedan o quieran asumir la volatilidad de la renta variable, Miguel Rona, responsable en España y corresponsable de Distribución de Fondos en Europa Continental de Invesco, apuesta por aquellos activos que actualmente presentan un binomio rentabilidad/riesgo atractivo. “En concreto, seguimos viendo los bonos corporativos con una excelente oportunidad de inversión”, afirma. En este sentido, Rona se decanta por el fondo Invesco Euro Corporate Bond, debido al excelente historial en términos de rentabilidad del equipo gestor y su flexibilidad tanto en duración como en la gestión del crédito. “Estas características lo presentan como el fondo indicado de cara a 2013”, señala.

J.P.MORGAN AM

La apuesta de Javier Dorado, director de J.P.Morgan Asset Management para Iberia, es el JPM Income Opportunity, fondo de renta fija que, gracias a la flexibilidad con la que cuenta el gestor, puede aprovechar las oportunidades que puedan surgir en los distintos sectores que forman parte del universo de inversión, desde activos de mercado monetario, deuda soberana de mercados desarrollados o emergentes, hasta crédito o titulizaciones. Según explica, es un Fondo que puede tomar posiciones largas y cortas, pudiendo cubrir los riesgos no deseados y también beneficiarse del hipotético mal comportamiento de un determinado sector. “Es un fondo apto para inversores con perfil de riesgo bajo/moderado, cuyo objetivo es ganar dinero en cualquier entorno de mercado y hacerlo con baja volatilidad”, asegura Dorado.

LA FRANÇAISE AM

A la hora de poner a Augusto Martin, en la tesitura de tener que elegir entre uno de sus fondos de renta fija, el director general para Iberia de La Française Asset Management recomienda su fondo de vencimiento fijo de deuda de alta rentabilidad LFP Rendement 2017. “La idea es capturar desde ahora la rentabilidad a vencimiento de una cartera de bonos de alta rentabilidad con vencimiento en 2017, dándole a los clientes liquidez diaria y gestión activa al interior, dos aspectos que casi ninguna otra casa ofrece en este campo”, asegura. Es un producto que selecciona activos de high yield con un vencimiento anterior o igual a diciembre de 2017. Este vencimiento conocido de antemano permite calcular y comunicar la rentabilidad implícita de la cartera a la  que el inversor podría aspirar si permaneciera hasta el último día del fondo. “Consideramos que es un producto que permite conjugar las ventajas de una cartera diversificada de bonos de alto rendimiento con la visibilidad y transparencia en términos de fecha de vencimiento y rentabilidad propias de un bono individual”, indica.

LEGG MASON GLOBAL ASSET MANAGEMENT

Si tuvieran que recomendar uno de sus fondos de renta fija para 2013, Bernardo Rivero de Aguilar (izquierda) y Javier Mallo (derecha), codirectores de Ventas de Legg Mason Global Asset Management, se quedarían con el Legg Mason Brandywine Global Fixed Income, fondo que invierte en bonos soberanos de países con calidad crediticia con grado de inversión. “El proceso de inversión de los gestores de Brandywine –filial especializada en la inversión en renta fija- ha demostrado su éxito para batir al índice y proteger el capital. Históricamente, en periodos de rentabilidad positiva este producto ha generado, de media, una rentabilidad un 21% superior a la del índice y en periodos de rentabilidades negativas ha evitado un 79% de la caída”, aseveran.

M&G INVESTMENTS

La elección de Ignacio Rodríguez Añino, responsable de Ventas de M&G Investments para España, Portugal y Chile, sería uno de los fondos estrella de la casa, concretamente el M&G Global Macro Bond Fund. “La renta fija es parte importante de la cartera de cualquier inversor. Por eso, un fondo muy flexible, con posibilidad de utilizar todos los instrumentos de renta fija –tanto deuda soberana, crédito, bonos de alta rentabilidad, CDS, futuros, bonos de mercados emergentes, duración negativa...- y las divisas para optimizar su rentabilidad nos parece una buena opción de inversión no sólo para 2013 sino incluso para más escenarios”.

MAN

“Nuestras apuestas para 2013, donde estamos percibiendo mayor interés por parte de los inversores en España, son fondos de baja volatilidad que sirvan de sustituto de la renta fija y crédito tradicionales. Cada vez mas los inversores son conscientes que las rentabilidades obtenidas en el 2012 en fondos de crédito por la mejora de spreads no se van a repetir en el 2013”, asegura Kyril Saxe-Coburg, director de Man para el mercado ibérico. Por lo tanto, para mejorar la rentabilidad del componente de bajo riesgo de la cartera, los inversores tendrán que llevar a cabo una gestión más activa del crédito, o buscar otras fuentes de rentabilidad como pueden ser los bonos convertibles. A este respecto, la opción recomendada por Saxe-Coburg para 2013 es un fondo de bonos convertibles, concretamente el GLG Global Convertible Bond Fund.

NATIXIS GLOBAL AM

Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM (NGAM) para Iberia y Latinoamérica, cree que en 2013 nos enfrentamos a un periodo más complicado, ya que las rentabilidades conseguidas con la deuda local durante 2012 no se podrán replicar el próximo año sin ampliar el universo de inversión, o sin asumir más riesgos. “A la hora de construir una cartera duradera de cara a 2013, consideramos todavía más clave contar tanto con diversificación a nivel geográfico, para diversificar el riesgo que suele estar concentrado en Europa, como con diversificación por clase de activo”. Su apuesta es el Loomis Sayles Global Credit. Del Campo destaca de este producto el enfoque oportunista global que tienen los gestores para crear una cartera más duradera, buscando retornos consistentes en el tiempo. “Es un fondo puro de renta fija global diversificado que invierte exclusivamente en emisiones con calidad crediticia con grado de inversión. El fondo tiene un sesgo marcado a emisiones corporativas, que son analizadas por los 45 analistas de crédito de Loomis Sayles, especializados por equipos, que buscan las oportunidades más interesantes, con un enfoque muy marcado basado en los fundamentales.

NORDEA

El European Cross Credit Fund es el fondo elegido por Laura Donzella, responsable de Ventas de Nordea para Iberia y Latinoamérica. Según explica, este producto invierte en el universo ‘cross credit’, es decir, el rango más bajo de la deuda con grado inversión (BBB) y en la parte más alta de los bonos de alta rentabilidad (BB y B). Ahí es, en opinión de la entidad, donde están las grandes oportunidades de inversión en renta fija. “El mercado no siempre está de acuerdo con las calificaciones que emiten las agencias de calificación de riesgos, por lo que hay que buscar oportunidades”, afirman desde la casa. Para Donzella, “en el actual entorno de escaso crecimiento económico y bajas rentabilidades, los inversores están buscando mayores retornos en bonos de compañías con sólidos fundamentales y buenos balances”. El gestor puede moverse como quiera dentro del rango. Eso sí: no les gustan ni bancos ni aseguradoras, por lo que no entran dentro de su radar. “Con un estilo de comprar y mantener, este fondo supone una defensiva solución para la inversión en high yield que responde a las demandas de los clientes: calidad de los activos con mayores rentabilidades”, indica.

PICTET AM

El fondo señalado por Gonzalo Rengifo es el Pictet Emerging Local Currency Debt, producto de gestión activa en deuda emergente en moneda local. Según explica el responsable de Pictet Asset Management para Iberia y Latinoamérica, este fondo invierte globalmente en deuda de países emergentes emitida en moneda local, de manera activa respecto al índice de referencia. Tiene en cuenta el entorno macroeconómico global para determinar condiciones de riesgo y analiza fundamentales por país para seleccionar oportunidades. Tipos de interés y divisas se gestionan como fuentes de rentabilidad complementarias: el 20% de la rentabilidad es atribuible a las divisas y el 80% a los tipos de interés. El fondo complementa la rentabilidad con exposición limitada a deuda de empresas de países emergentes. “Lanzado en junio de 2006 es de los pocos que ha pasado por un ciclo económico completo, muy adverso globalmente”, afirma Rengifo.

PIONEER INVESTMENTS

“Pensamos que una opción interesante para 2013 es delegar la gestión de renta fija en un equipo experto que sepa identificar los activos que mejor se puedan comportar e invertir en ellos”, afirma José Castellano, director general de Iberia, Latinoamérica y Norteamérica Offshore de Pioneer Investments. Su recomendación sería el Pioneer Funds–Strategic Income, fondo de renta fija flexible gestionado por el equipo que dirige Ken Taubes desde el centro de inversión de la entidad Boston. “Este producto, que cuenta con rating S&P Capital IQ Gold /V4, puede invertir en renta fija soberana, corporativa, bonos de alta rentabilidad, agencias, MBS, emergentes, si bien actualmente da un mayor peso al high yield, los bonos corporativos globales, MBS, bonos municipales y menor peso en bonos del Tesoro”. Castellano revela que la entidad tiene distintas clases registradas en España con distribución y sin distribución de cupón, en euro, dólar y con cobertura de divisa (euro hedged).

SCHRODERS

La opción elegida por Carla Bergareche es el Schroder ISF Strategic Bond, un fondo flexible que apuesta por las mejores ideas de inversión generadas por el equipo mundial de renta fija, compuesto por más de 100 expertos. Según explica la directora general para España y Portugal de Schroders, este producto no está condicionado por ningún índice e invierte en aquellas regiones, clases de activos o sectores que ofrecen el mejor potencial, pudiendo entrar en todo el espectro de renta fija desde la deuda soberana de los mercados desarrollados hasta los mercados emergentes, así como bonos ligados a la inflación o emisiones corporativas con distinto grado de calificación crediticia.

UBS GLOBAL AM

La apuesta de Juan Infante, director de UBS Global Asset Management para Iberia se circunscribe al mercado de bonos de alta rentabilidad, donde considera que en 2013 el inversor podrá obtener interesantes rentabilidades. Concretamente, su apuesta es el UBS (Lux) Bond Fund- Euro High Yield. A su juicio, “en un escenario de escaso crecimiento económico, moderada inflación y tipos de interés bajos, una cuidada selección de bonos corporativos de high yield pueden dar unas rentabilidades atractivas en los próximos meses”.

Autor de las imágenes: Cedidas por las gestoras.

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído