“Los argumentos a favor de la exposición al mercado inmobiliario son difíciles de refutar”


Los inversores hambrientos de rentabilidad deben seguir buscando en los mercados inmobiliarios de las principales economías como alternativa a otras opciones de inversión más caras. “En términos de valoración, el mercado inmobiliario a nivel mundial se mantiene actualmente en torno a un 20% por debajo de los máximos alcanzados en 2007 y ofrece atractivos puntos de entrada en regiones clave. La recuperación de las valoraciones en los distintos mercados y dentro de los distintos sectores no ha sido uniforme, lo que está generando oportunidades de inversión muy atractivas para los gestores de real estate”.

Según explican los expertos de UBS Global Asset Management en un informe sobre perspectivas de inversión para 2013, los problemas que afectan al mercado inmobiliario son similares a los de otras clases de activos. Lejos de adoptar una estrategia limitada a nivel geográfico, en la firma helvética apuestan por un enfoque flexible a la hora de construir la cartera. “A pesar de las continuas presiones a las que se enfrenta el mercado inmobiliario mundial, los argumentos seculares a favor de la exposición a esta clase de activo es difícil de refutar”, afirman. Los inversores, por ejemplo, también buscan aquí invertir en seguridad.

“Al igual de lo que ocurre con otras clases de activos, mantener exposición a activos de calidad no es precisamente barato estos días. Sin embargo, los márgenes disponibles continúan siendo atractivos, al igual que los niveles absolutos de producción, que deberían atraer a los inversores que buscan ingresos periódicos, así como a los inversores tradicionales del mercado inmobiliario que siguen una estrategia de comprar y mantener”. La idea de apostar por esta clase de activo se ve reforzada cuando se compara con las acciones y los bonos corporativos, que ofrecen tasas mucho más bajas de rentabilidad en términos de ingresos.

Noticias relacionadas

Lo más leído