Los analistas y asesores españoles desglosan los dos escenarios post Brexit


A tan sólo tres días del esperado (y a la vez temido) referéndum británico sobre el deseo de los ciudadanos de Reino Unido de permanencia o no en la Unión Europea, los analistas españoles también han querido aportar su visión sobre el Brexit -coloquialmente, como se denomina al referéndum-, así como varias propuestas de inversión para abordar tanto el escenario de salida de la UE como el de permanencia.

A juicio de Amílcar Barrios, analista de Tressis, lo más importante del Brexit “no es la posibilidad de que UK rompa puentes políticos con la UE lo que cotiza el mercado, sino la absoluta falta de claridad de qué va a suceder”. El responsable de los asuntos económicos y financieros de UK, George Osborne, canciller de la Hacienda, prosigue con la línea oficial al asegurar que la salida traería aparejada la necesidad de aplicar políticas fiscales más propias del continente europeo, es decir, gastos e impuestos. “Claro que meter miedo cuando el paro en las islas está en mínimos de, incluso, antes de la crisis, amortigua el golpe de las amenazas”, recuerda Barrios.

La previsión de Juan Jesús Gómez Cubillo, socio y managing partner de Consilio EAFI, es que el impacto económico dependerá de la evolución de las negociaciones tras el Brexit en “un entorno de incertidumbre que podría durar hasta dos años”. Califica el Brexit como “el segundo mayor intento de ruptura de acuerdos desde la Segunda Guerra Mundial, tras el intento de ruptura de Bretton Woods”, aunque en esta ocasión “el matiz de riesgo es el sometimiento de la decisión a referéndum público”, puntualiza. Además, el referéndum tiene implicaciones indirectas más allá del resultado del mismo al estar creándose “un precedente peligroso y perfectamente extrapolable” a otros países con altos niveles de populismo y euroescepticismo.

Así las cosas, ¿cómo podrían reaccionar los mercados en función del resultado final? Con cerca del 50% de las acciones británicas en manos de inversores extranjeros, el resultado final podría tener un impacto significativo en la economía y en su evolución a corto plazo. Un escenario de Brexit implicaría más caídas en las bolsas y una mayor depreciación de la libra esterlina, así como un deterioro de las primas de riesgo de los países periféricos y rentabilidades aún más negativas en los bonos alemanes. Por el contrario, un escenario de Bremain (permanencia de UK en la UE) implicaría subidas en las bolsas, especialmente en las europeas y centradas en el sector financiero, y una recuperación de la libra esterlina, así como una toma de beneficios en activos de renta fija, sobre todo en bonos británicos y alemanes, y una reducción de las primas de riesgo de los países periféricos, contrapesa Consilio EAFI.

Carteras post Brexit

El director general y de Inversiones del corporate family office DiverInvest EAFI, David Levy, ofrece tres consejos sobre cómo reposicionar las carteras de los inversores según se resuelva un escenario u otro. De vencer el Brexit, recomienda vender bolsa periférica, comprar treasuries americanos y vender libra. Por el contrario, de salir victorioso el Bremain, aconseja comprar bolsa europea, en especial la alemana, comprar libra y, en cuanto a la deuda periférica, “no parece atractivo comprarla, ya que no subiría mucho”, considera.

No obstante, Levy opta por que los inversores sean cautos a la hora de tomar decisiones sobre sus carteras. Como justifica, “no hay que olvidar que lo que se está votando es que los ingleses puedan estar aún más lejos de la UE de lo que ya están. Hasta el 23J, nadie sabrá nada”, prevé.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído