Los altos patrimonios también sufren con la crisis, según un informe de Schroders


Tres de cada cuatro inversores de rentas altas (75%) afirman haberse visto perjudicados por la inestabilidad económica imperante durante los últimos años y el 21% de ellos se muestra preocupado con el hecho de que ahora tendrá que posponer su jubilación y alargar su vida laboral más de lo esperado. En una época en la que el sector ha estudiado ampliamente el impacto de la crisis económica en los hogares de ingresos de nivel medio y bajo, el informe European Wealth Index de Schroders desecha la idea de que las personas de ingresos moderadamente elevados han permanecido inmunes a la recesión. Por el contrario, millones de inversores de rentas altas en Europa se han visto presionados por la crisis, sus patrimonios se han reducido y afrontan la necesidad de dar los pasos adecuados para apuntalar sus planes de jubilación.

El informe analiza las perspectivas financieras y el comportamiento de los inversores dentro de una muestra representativa de consumidores de rentas altas —definidos como personas con activos destinados a inversión de al menos 100.000 euros, sin tener en cuenta su residencia familiar— en 10 países europeos. En esta primera entrega de una serie de informes, Schroders preguntó a una muestra representativa formada por más de 1.400 inversores de rentas altas acerca del impacto de la inestabilidad económica de los últimos tres años sobre sus rentas y de sus principales preocupaciones en materia de inversión.

Cuando se trataba de las inversiones personales, las cinco mayores preocupaciones en Europa, según el estudio, fueron: la crisis de la deuda pública en la zona del euro (49%), una inflación al alza (34%), una recuperación económica débil o prolongada (32%), volatilidad generalizada en los mercados (30%) y que se prolongue el entorno actual de bajos tipos de interés (29%).

Españoles arrepentidos de no buscar un asesoramiento más profesional

Las conclusiones en cuanto a los encuestados españoles muestran que el 88% de los españoles afirmaron haberse visto perjudicados por la inestabilidad económica. Son el tercer grupo más preoupado, tras los inversores italianos (93%) y los franceses (89%), mientras los inversores suecos, británicos y austríacos declararon ser los menos afectados, si bien el porcentaje de perjudicados nunca baja del 69%. Además, un 38% de los españoles temían que sus inversiones y las pensiones no pudieran proporcionarles el nivel de vida que esperaban durante su jubilación.

De hecho, los inversores españoles se situaron a la cabeza en cuanto a su preocupación por tener que retrasar la fecha de su jubilación y tener que trabajar más años de los que pretendían. Además, casi uno de cada siete encuestados españoles afirmó arrepentirse de no haber buscado un asesoramiento más profesional para sus inversiones.

La máxima preocupación personal en materia de inversión para los españoles, coincidiendo con los italianos y los belgas, fue la subida de impuestos. Mientras que, por ejemplo, los franceses y alemanes coincidieron en su preocupación por la inflación al alza y la crisis de la zona euro.

“En Europa, los inversores de rentas altas se han visto perjudicados por la crisis económica y comienzan a vislumbrar un preocupante déficit en su capital para la jubilación. No obstante, también existe un aspecto positivo. La amplia mayoría de los inversores encuestados son conscientes del problema y muchos de ellos han cuantificado sus costes e impacto, lo que les coloca en una posición favorable para dar los pasos que contribuyan a la mejora de la situación”, comenta Peter Beckett, director de márketing para Europa de Schroders.
 

Empresas

Lo más leído