Tags: ISR |

Los activos gestionados con criterios ISR repuntan un 34% en el mundo: ¿qué estrategias están impulsando ese crecimiento?


La Inversión Socialmente Responsable (ISR) ha dejado de ser una moda para convertirse en una auténtica tendencia y eso se nota en que el número de activos gestionados de una manera responsable no ha dejado de crecer en los últimos años ya no solo en Europa, que lleva años liderando este tipo de inversiones, sino también en el resto del mundo. Una prueba de ello es que según el último Estudio Global sobre inversiones sostenibles que realiza de forma bienal la asociación internacional de SIFs, los activos gestionados bajo estrategias de inversión sostenible, en los cinco mercados más avanzados (Europa, EEUU, Japón, Australia y Canadá), ascendieron a 30,7 billones de dólares estadounidenses en 2018, lo que implica un crecimiento del 34% con respecto a los últimos datos disponibles correspondientes a 2016.

Pero ¿qué tipo de estrategias ISR son las que más crecimiento están experimentando? Pues bien, si hace años la inversión en ISR estaba simplemente ligada a lo que se denominan criterios de exclusión o, lo que es lo mismo no invertir en industrias polémicas como las armas, el tabaco o el alcohol- lo que explica que el 64%% de la inversión socialmente responsable corresponda aún a este criterio-, en los últimos años estos criterios están dejando paso a otras estrategias que resultan mucho más inclusivas como la integración de los criterios ASG, la inversión de impacto, la selección positiva de seleccionar los best in class de cada sector o la inversión temática. En concreto, el crecimiento anual de cada una de estas estrategias ha estado entre el 30 y el 92% anual.

Captura_de_pantalla_2019-04-05_a_las_11

Cambia la manera de invertir en ISR y cambia también la composición por regiones de este tipo de inversiones y es que si bien ésta crece en todas las regiones analizadas, se ve como a diferencia de años anteriores no es en Europa sino fuera de Europa donde más crecimiento se registra, lo que demuestra que la ISR ha dejado de ser un asunto  europeo para convertirse en algo cada vez más global. Así, los mayores crecimientos se ven en regiones como Japón, donde este tipo de estrategias han crecido más de un 300% en términos anuales avaladas sobre todo por la decisión de los dos grandes fondos de pensiones del país en adoptar este tipo de estrategias y por la importancia que dan cada vez más empresas a la implementación de buenas prácticas en sus gobiernos corporativos.

Datos que contrastan con el crecimiento experimentado por Europa de apenas un 6% anual debido, según apuntan en el informe, a la mayor regulación que hay sobre esta materia en cuanto a la definición estricta que han de cumplir las inversiones para ser consideradas socialmente responsables. Esto sin embargo, no impide que el Viejo Continente siga siendo el líder de la ISR en el mundo ya que acapara cerca del 50% de esos 30 billones de dólares que hay gestionados con este tipo de criterios y el 48% de todos los activos bajo gestión de la región.

Captura_de_pantalla_2019-04-05_a_las_11

El aumento de la oferta de inversiones ISR va acompañada también por un incremento en la demanda de los inversores y ya solo por parte de los inversores institucionales sino también de los minoristas.

De hecho, el porcentaje de activos ISR en manos de inversores minoristas ha pasado de suponer el 18% al 25% del total y no es de extrañar teniendo en cuenta que cada vez son más los estudios que apuntan a un aumento del interés por parte de los inversores más retail que ya no solo quieren ganar dinero sino contribuir al bienestar social con ello al tiempo que este tipo de inversiones empieza a demostrar que no es cierto ese sambenito que se le cuelga y que dice que tipo de inversiones son menos rentables que las tradicionales

Más ISR en renta variable

Y como no hay dos sin tres, también se ha visto un gran cambio en cuanto a la inversión socialmente responsable por tipo de activo. En el año 2016, el 64% de los activos gestionados con criterios ISR estaban en renta fija y apenas un 33% en renta variable. Ahora esa diversificación que tanto defienden los expertos a la hora de componer una cartera en tiempos convulsos, también ha llegado a este sector de la industria de gestión de activos ya que el 51% de la inversión ISR está ahora en renta variable, frente al 36% en renta fija e incluso se empieza a ver la inclusión de este tipo de criterios en inversiones alternativas como el sector inmobiliario o el capital riesgo, con el 3% del total.

 

 

 

Noticias relacionadas

Lo más leído