Tags: ETF |

Los activos de los ETF caen un 3,3% en los dos primeros meses de 2010


A finales de febrero, la industria global de ETF contaba con 2.091 productos con activos de 1,002 billones de dólares procedentes de 115 proveedores en 40 bolsas en todo el mundo, según un informe de BlackRock. Aunque el número de ETF se ha incrementado en un 7,3%, gracias a la incorporación de 143 nuevos productos en enero y febrero, sus activos han caído el 3,3% en los dos primeros meses de 2010, desde 1,036 billones de dólares con que contaban a finales de diciembre de 2009.

Y todo, pese a un mayor volumen diario de negocio, incrementado casi en un 50%, desde 47.800 hasta 73.000 millones de dólares. Los flujos fueron los culpables de esta situación, pues la industria sufrió reembolsos en enero de 13.800 millones de dólares, según los datos de Strategic Insight, frente a las entradas de 6.000 millones de dólares registradas en los fondos de inversión. Con todo, existen planes actualmente para estrenar 838 nuevos ETF.

Los datos de BlackRock muestran que el mercado sigue concentrado, con los 100 mayores ETF representando el 64,7% de los activos de la industria, y con 404 productos que cuentan con menos de 10 millones de dólares bajo gestión. Una concentración que existe también en términos de proveedores, con los tres mayores (de los 115 totales) captando el 71,1% de cuota de mercado. IShares es el mayor, tanto en número de productos (437) como de activos, con 471.900 millones de dólares y una cuota de mercado del 47,1%, seguido de State Street Global Advisors, con 107 productos con activos conjuntos de 144.500 millones de dólares y una cuota del 14,4%. En tercer lugar figura Vanguard, con 47 productos y activos de 95.400 millones de dólares que representan el 9,5% del mercado a finales de febrero.

Canadá se libra de las caídas

Por regiones, el número de ETF en Europa (901) ha sobrepasado a los estadounidenses (807), si bien en términos de patrimonio el mercado americano sigue dominando, con activos de 678.600 millones de dólares, el triple de los 220.100 europeos. El movimiento en ambos casos en enero y febrero fue decreciente, con una pérdida del 3% en el Viejo Continente (desde los 226.900 millones de finales de diciembre), debido sobre todo al efecto mercado, pues en enero los productos domiciliados en Europa captaron 2.600 millones de dólares según datos de Lipper FMI, si bien es una cifra mucho menor a los 44.300 millones de dólares que entraron en los fondos. El continente celebrará el próximo 11 de abril el décimo aniversario de estos productos en su territorio.

En EEUU, que celebró el pasado 29 de enero el 17 aniversario de los ETF, sus activos cayeron el 3,8%, casi el triple que en Asia Pacífico sin Japón, donde se redujeron en un 1,4%, desde 38.500 millones a 38.400 a finales de febrero. Los activos en el país nipón mermaron un 2,3%, desde 24.600 millones de dólares a 24.100, mientras en Latinoamérica la caída fue del 5,1%, hasta 9.300 millones de dólares distribuidos en 20 productos. Sólo Canadá rompió la tendencia bajista, donde los 132 productos domiciliados alcanzaron un patrimonio de 29.700 millones de dólares, desde los 28.500 de finales de diciembre de 2009, que supone un crecimiento del 4,3% en los dos primeros meses de 2010.

El índice MSCI figura el primero en términos de activos de ETF ajustados a sus benchmarks, con activos de 234.500 millones de dólares y 293 productos, mientras S&P figura segundo lugar, con 232.400 millones y 259 ETF, seguido por Barclays Capital, con 93.400 millones y 75 ETF.

Adicionalmente, existen otros 630 productos cotizados (ETP) con activos de 150.300 millones de dólares de 40 proveedores en 18 bolsas. Combinados con los ETF, el número de productos asciende a 2.721, con activos de 1,152 billones de dólares repartidos entre 139 proveedores en 43 bolsas de todo el mundo.

Índices que baten a los fondos

Aunque los datos indican que los inversores dan prioridad a la entrada en fondos que en ETF, la historia muestra cómo los índices, replicados por los ETF, baten en ocasiones a los fondos. Según datos de BlackRock, en los últimos cinco años, el S&P 500 ha superado al 60,8% los fondos de renta variable de grandes valores activamente gestionados, mientras el S&P mid cap 400 ha batido al 77,2% con los fondos de firmas de mediana capitalización y el S&P small cap 600 ha sobrepasado al 66,6% los fondos de valores más pequeños. En el mismo periodo los resultados son similares en los fondos de renta fija gestionados activamente, donde más del 70% de los gestores han fracasado a la hora de batir a su benchmark, con la excepción de la categoría de deuda emergente.