Los activos bajo gestión de Man crecen el 3% en el segundo trimestre


Los activos bajo gestión del grupo Man pasaron de 69.100 millones de dólares a finales de marzo hasta los 71.000 millones a cierre de junio, es decir, en el segundo trimestre del año han crecido en un 2,8%. 

A ello ayudaron las fuertes captaciones, que en términos brutos fueron de 9.000 millones de dólares y descontando los reembolsos, ascendieron en términos netos a 3.700 millones. Esta cifra se desglosa por las entradas de 4.100 millones en los fondos alternativos y la salida de 400 millones netos en los fondos long-only –con entradas de 1.500 millones y reembolsos de 1.900, flujos que reflejan el cambio desde el fondo Japan Core Alpha hacia otros vehículos con mayores márgenes-. 

Parte del dinero entró en el fondo de futuros gestionados sobre Japón lanzado recientemente por AHL, que actualmente cuenta con un patrimonio de 2.300 millones de dólares. Y es que las entradas de capital en altenativas “open-ended” (en las que se enmarca dicho fondo) ascendieron a 4.200 millones de dólares netos. Además, las sinergias de ingresos derivadas de la compra de GLG incluyen 1.000 millones de un producto sobre divisas emergentes en Japón y 400 millones del primer producto garantizado que combina los estilos de AHL y GLG, el Man IP 220 GLG. En total, los garantizados captaron 500 millones, la mayor cifra en dos años, aunque los reembolsos se mantuvieron estables en 600 millones. 

Los flujos netos hacia los fondos de fondos institucionales fueron planos, con ventas de 800 millones debido a la demanda de fondos que invierten en materias primas y convertibles. 

En términos de rentabilidad, las difíciles condiciones de mercado llevaron a perder 1.100 millones de dólares en el trimestre, en el que AHL Diversified bajó el 0,6% y se situó un 12% por debajo de sus máximos. AHL ha permanecido posicionada de forma defensiva en renta fija, pero ha reducido su exposición corta a renta  variable, y en divisas su estrategia ha consistido en estar larga en una cesta de monedas contra el dólar. Por su parte, y dentro del rango de productos diversos de GLG, las estrategias de “european long-short” y distressed tuvieron rentabilidades positivas en el periodo mientras global macro y otras estrategias long-short cerraron en negativo. 

Otros movimientos de 1.800 millones se debieron al rebalanceo rutinario de la exposición de inversiones en los productos garantizados tras la rentabilidad negativa de AHL, mientras movimientos en divisas añadieron 800 millones –debido a la fortaleza del euro, el franco suizo y el yen nipón frente al dólar- y la adquisición del restante 50% de Ore Hill añadió 300 millones más.

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído