Los 10 temas de inversión para 2018 de BNP Paribas Wealth Management


El ciclo económico está en un punto maduro. Sin embargo, Silvia García- Castaño, directora de Inversiones de BNP Paribas Wealth Management, confía en que 2018 siga siendo igual de bueno que 2017. “Esperamos una recuperación económica sostenida y un aumento de la inflación, con un menor apoyo por parte de los bancos centrales”. Un entorno que debería seguir siendo favorable, destaca, para los activos de riesgo.

No tanto para la renta fija, indica García-Castaño, quien cree que las oportunidades de inversión en este universo son cada vez más difíciles de encontrar. “Los tipos de interés seguirán siendo bajos pese a la subida moderada que se espera en los próximos meses”, apunta.

En este sentido, considera que hay que buscar alternativas a las estrategias tradicionales de renta fija. Fondos flexibles de renta fija, de bonos flotantes y alternativos de long/short equity y global macro son la elección para este contexto. Para inversores más agresivos, consideran interesante la rentabilidad que ofrecen los bonos emergentes.

Además, soluciones flexibles ya que “algunos mercados de renta variable cotizan a valoraciones exigentes y algunos inversores no toleran el nivel de riesgo subyacente de estos mercados”. En resumen, para este escenario creen que las estrategias alternativas, los fondos flexibles y los productos estructurados ofrecen soluciones atractivas.

Otra de las temáticas para jugar este ciclo maduro sería apostar por la aceleración del crecimiento externo de las empresas (fusiones y adquisición y situaciones especiales). A las empresas norteamericanas podría beneficiarle la implementación de nuevas medidas fiscales. En Europa, podría ayudar la alta caja de muchas empresas del viejo continente. De toda maneras, aclaran que no tienen que ser fusiones y adquisiciones, sino que también pueden ser operaciones de privatización y reestructuración.

Por otro lado, piensa que ha llegado el momento del estilo de inversión value. “Las acciones se beneficiarán del crecimiento sincronizado de la economía mundial y del aumento gradual de la presión inflacionista”, justifica. “Estas tendencias procíclicas impulsarán un aumento de los tipos de interés con los que las acciones value están positivamente correlacionadas”, añade.

En cuanto al potencial de que se produzca una subida por sorpresa de la inflación en esta fase del ciclo, especialmente en EE.UU., se protegerán con activos tangibles: materiales preciosos (oro), inversiones inmobiliarias directas y explotaciones agrícolas o de viñedos.

Megatendencias

Los millenials y sus nuevos modelos de consumo, el vehículo eléctrico, la inversión en infraestructuras, hábitos de consumo más saludables y una tendencia al alza en la inversión empresarial son las cinco megatendencias que recomiendan para los próximos años desde BNP Paribas WM.

No obstante, dentro de cada una, jugaran la tendencia de una manera u otra. En el caso de los jóvenes consumidores, ven oportunidades en los sectores de realidad virtual y la realidad aumentada, la gestión de bases de datos (cloud computing y big data) y los sectores relacionados con los nuevos modelos de consumo.

En cuanto a la revolución de la movilidad, tendencia enfocada al coche eléctrico, subrayan oportunidades en todos los pasos de la cadena de valor (materiales, productores de electricidad, fabricantes, servicios de vehículos compartidos…). De las infraestructuras destacan que no atañe únicamente a los países emergentes, sino que también hay desarrollados con necesidades de renovación. Inversiones también las que tendrán que realizar las empresas en tecnologías innovadoras para garantizar su productividad a largo plazo.

Finalmente, García-Castaño cree que para captar la tendencia de “llevar una vida saludable en un entorno más limpio”, los fondos ISR cumplen con este objetivo, tanto en renta fija como variable.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído