Los 10 mayores mercados de bonos convertibles del mundo


El mercado de bonos convertibles se ha convertido en una clase de activo que cada vez está suscitando un mayor interés entre los inversores. Son varias las gestoras que están poniendo el acento en un producto que se considera un híbrido entre las acciones y los bonos. Una de ellas es Amundi, entidad que está realizando un especial esfuerzo formativo para explicar a los inversores los entresijos de esta clase de activo. “Los convertibles no son una solución mágica, pero son una clase de activo que actualmente tiene mucho sentido después de haber ofrecido durante los últimos 20 años una rentabilidad similar a la renta variable con la mitad de volatilidad”, afirmaba Alexandre Drabowicz, especialista de producto de Volatilidad, Arbitraje y Convertibles de Amundi, en una reciente visita a España.

“El mercado de bonos convertibles tiene la capacidad de resistir mucho mejor que el mercado de renta variable gracias a su convexidad natural”, explica. Lo evidencian, en opinión, los periodos de estrés puntual vividos por los mercados en los últimos años. Pone varios ejemplos. El primero, las correcciones sufridas por los mercados como consecuencia de las preocupaciones en torno a una posible quiebra de Grecia. Entonces, la caída de la renta variable fue del 8,8%, cuando la de los bonos convertibles se quedó en un 2,4%. En el caso de la rebaja de calificación crediticia de la deuda del Reino de España, el retroceso del mercado de convertibles también fue inferior a la caída de la renta variable (13,7% frente a 7,9%). “Aunque la liquidez de la que disfruta este mercado es la mejor de los últimos cinco años, sigue siendo un aspecto siempre a vigilar. No hay que olvidar que es una clase de activo nicho, aunque con tendencia al crecimiento desde el año 2011” (es importante reseñar que el tamaño fue mayor en el periodo 2003-2007). Ver gráfico.

La calidad crediticia del activo es, según Drabowicz, un aspecto muy importante, aunque más relevante aún es la liquidez, sobre todo teniendo en cuenta que el ratio de default es muy bajo (actualmente del 0,3%). De hecho, el año pasado solo se produjeron dos impagos en todo el mundo, uno en Europa (Pescanova) y otro en Estados Unidos. “En el caso de Estados Unidos, la mitad del mercado de bonos convertibles no tiene rating. En Europa el porcentaje es inferior (42%) y en Asia se eleva al 75% (ver gráfico). Es por ese motivo por el cuál nosotros otorgamos una calificación interna a cada emisión. De acuerdo con nuestras estimaciones, dos tercios del mercado global corresponden a bonos high yield y un 33% a emisiones con grado de inversión".

Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de hablar del mercado de bonos convertibles es el perfil técnico del bono, medido por la delta (no hay que olvidar que un convertible es un bono emitido por una empresa privada que incorpora una opción de compra –call- sobre una acción, lo que le confiere al instrumento sensibilidad a las fluctuaciones de la acción subyacente). Cuando la delta es inferior al 30%, la obligación convertible se comporta como un bono clásico, con sensibilidad principalmente a los mercados de crédito y de tipos. Cuando es superior al 70%, la obligación convertible reacciona como una acción. Los convertibles con un delta de entre el 30% y el 70% se llaman mixtos y ofrecen una participación al alza mayor que a la baja para un movimiento simétrico de la acción. Es lo que se denomina convexidad.

Estados Unidos y Europa son, en este aspecto concreto, mercados muy diferentes. En el caso americano, el 56% de los bonos convertibles tienen una sensibilidad mayor a las acciones (delta alta), frente al 34% de Europa. En el caso de los mixtos (con una delta de entre el 40% y el 50%), el porcentaje en Estados Unidos es del 30%, cuando en el mercado de convertibles europeo es del 40%. La parte del mercado que presenta una sensibilidad menor al mercado de acciones (delta baja) en Estados Unidos es del 13%, en contraposición al 25% de Europa. En Asia, por el contrario, más del 70% del mercado corresponde a emisiones mixtas o con un perfil muy similar al de un bono (ver gráfico).

Actualmente, el tamaño global es de 395.000 millones de dólares. De ese volumen, 234.000 millones son emisiones de compañías estadounidenses, lo que representa prácticamente el 60% del total. Europa es el segundo gran mercado de bonos convertibles. El valor de mercado de esta clase de activo en la región EMEA alcanza los 114.000 millones de dólares. Le sigue la región Asia-Pacífico (excluyendo Japón), con un tamaño de 31.000 millones y Japón, país que se ha convertido de nuevo en un actor de relevancia en este segmento (Ver tabla). “El mercado japonés de bonos convertibles ha vuelto, con un tamaño de 16.000 millones de dólares. Nosotros estamos muy positivos en él. La confianza empresarial es hoy muy superior y la mayoría de las emisiones tienen una calificación crediticia de grado de inversión teniendo en cuenta las agencias de calificación japonesas”, señala el especialista de Amundi.

RegiónGlobalEstados UnidosEuropa (EMEA)Asia ex JapónJapón
Número de emisores8585361809844
Valor de mercado (miles de millones de dólares)3952341143116

 

Por delante de él está el mercado francés, el segundo más grande del mundo con 25.000 millones de dólares (6,4% del total). “Francia es el segundo mayor país emisor de bonos convertibles. La relación de Francia con esta clase de activo es muy estrecha. De hecho, muchos de los fondos de entidades internacionales están gestionados por profesionales franceses”, revela Drabowicz. España ocupa el séptimo puesto a nivel mundial, con 8.000 millones de dólares, lo que representa el 2,1% del total. A continuación se presenta el ranking de los 10 mayores mercados de bonos convertibles del mundo, la valoración de mercado de cada uno de ellos (en miles de millones de dólares) y el porcentaje que representa cada uno sobre el total. En este sentido, los 10 mayores mercados del mundo absorben el 88,5% del total.

País

Valor de mercado

(miles de millones de dólares)

Porcentaje (%)
Estados Unidos23459,3
Francia256,4
Alemania215,4
Japón163,9
Hong Kong133,4
Reino Unido133,2
España82,1
Italia81,9
Singapur51,4
Portugal51,3
Total34988,5

Fuente: Barclays (con datos a cierre de marzo de 2014)

Empresas

Noticias relacionadas