1,125% a 40ºC


Lo mejor de la semana. Blog de María Folqué y Montserrat Formoso.

Pues aquí estamos con el aire acondicionado a tope dándonos en el colodrillo, que es una palabra muy de Mortadelo y Filemón, y acordándonos de los negacionistas del cambio climático, entre ellos el primo de cuanto peor mejor y cuanto mejor peor de lo suyo, mucho español, alcalde. Al final va a ser que “Amanece que no es poco” no es tan surrealista como la cosa nuestra de cada día.

A pesar de que el tránsito del iglú al desierto del Kalahari nos pueda confundir, lo que más nos gusta de hoy es que podemos volver a hablar de la política que más nos gusta: la monetaria. De la otra deben estar ustedes un poco hartos porque esta primera mitad del año ha sido como estar conteniendo la respiración todo el rato, ay, uy, ay, uy. En conjunto, Europa le debe una a EE.UU. A lo mejor hemos aprendido algo de los peligros de elegir al que más grita. Pues muchas gracias. A ver si no se nos olvida.

Así que antes de viajar a EE.UU. cortesía de la Fed conviene detenerse en Londres, concretamente a la emblemática puerta del 10 de Downing Street. Allí encontraremos al felino Larry, único ocupante legítimo de la residencia, y muy al borde de un ataque de nervios ante el año que le están dando los jefes de gobierno.  ¿Quién llegará en unos meses?, ¿será Boris?, ¿será Corbyn tras nuevos comicios? Seguro que su favorito, como el nuestro y el de otros 249 votantes británicos, es Lord Buckethead, quien nos parece el candidato ideal para negociar el Brexit. Elmo también concurría a las elecciones pero solo se llevó tres votos. Otro circo, Sra. Pastor, con todo el respeto al circo.

Con todo este panorama político dentro y fuera de nuestras fronteras una reunión de política monetaria se antoja insípida, falta de color, y más cuando el mercado ya descontaba por activa y por pasiva el movimiento de la señora Yellen. Los tipos abandonan el 0% y se sitúan en la horquilla del 1%-1,25%, mientras que la “normalización del balance” empezará en algún momento de este año. En una fecha tan concreta como “relativamente pronto” comenzarán a reducir el volumen de activos en balance dejando que vayan venciendo sin reinvertirlos en más deuda.

Lo importante, sin duda, es lo que pase a partir de ahora con la Fed, pues como se ha encargado de recordar Larry Summers, las proyecciones de la autoridad monetaria no casan con las del mercado quien no se cree del todo que se alcance el objetivo de inflación del 2% allá por finales de 2018. Pero para entonces  la señora Yellen ya no estará al mando, y se habrá podido despedir con esas palabras de ”peor para todos, mejor; mejor para mí, el suyo, beneficio político”.

En fin, señores, beban, desabríguense y sobre todo doblen, doblen, doblen, doblen... 

Captura_de_pantalla_2017-06-15_a_las_16

Buena semana

 

 

Profesionales

Lo más leído