Lombard Odier se registra como gestora en España


A partir de hoy el mercado español cuenta con una gestora extranjera más, pues la CNMV acaba de aprobar el registro de Lombard Odier Darier Hentsch Gestión, SGIIC, S.A. La constitución de la sociedad gestora es uno de los objetivos de negocio marcados por la firma suiza para dar continuidad a su estrategia de crecimiento de servicios en España, lugar el que inició su andadura en 2007, como sociedad de valores.

Con su actual actividad, se centra en la gestión de patrimonios, gestión de carteras de clientes privados y distribución de los fondos de Lombard Odier Investment Managers, pero ahora “a través de la sociedad gestora, Lombard Odier además de la gestión de sicav, podrá poner a disposición de sus clientes fondos de inversión, con un modelo de asesoramiento, gestión y servicio integral al cliente”, según comenta Ana Figaredo, consejera delegada de la firma en España.

La nueva sociedad gestora estará dirigida por Claudio Ortea, quien posee una amplia trayectoria profesional, con más de 22 años de experiencia en el área de gestión.

Además, de contar con una estructura local de banqueros y gestores seniors, Lombard Odier aprovechará su expertise a nivel internacional, donde es reconocida por su trayectoria de más de 200 años de experiencia en gestión de patrimonios, asesoramiento y planificación financiera. La independencia, la responsabilidad ilimitada de sus socios y la solidez de la firma están entre sus principales baluartes.

Lombard Odier es el grupo de banqueros privados más antiguo de Ginebra. Desde su fundación en 1796, por Henri Hentsch y Jean Gédéon Lombard, siete generaciones de banqueros privados han contribuido al establecimiento del grupo. La vocación principal de la firma consiste en gestionar los activos confiados por los clientes, incrementar su rendimiento y facilitar la transferencia patrimonial a futuras generaciones. Actualmente, cuenta con una plantilla de más de 1.900 empleados, está presente en 18 países a través de 23 oficinas y se sitúa entre los banqueros privados más importantes de Suiza y de Europa. Los activos bajo gestión del grupo ascienden en total a los 100.000 millones de euros, con datos a finales del año pasado.