Lo importante es cómo se comporta una clase de activo, no cómo se llama


TRIBUNA de John Stopford, responsable de multiactivos con enfoque de generación de rentas (multiasset income) en Investec AM y gestor del fondo Investec GSF - Global Multi-Asset Income Fund. Comentario patrocinado por Investec Asset Management.

Los bajos tipos de interés y las escasas rentabilidades que ofrecen los bonos mundiales están llevando a muchos inversores a fijarse en otras clases de activo, como las acciones o los bonos de alto rendimiento (high yield), para obtener niveles de rentas atractivos y sostenibles. De forma individual, estos activos tienden a registrar un mayor nivel de riesgo que la renta fija tradicional, por lo que invertir en una cartera multiactivos puede resultar útil para reducir la volatilidad.

El fondo Investec Global Multi-Asset Income que comercializa en Iberia Capital Strategies Partners, es una estrategia multiactivos con objetivo de generación de rentas que no se limita a invertir en activos de renta fija tradicional sino que encuentra oportunidades interesantes en una amplia gama de clases de activo como pueden ser los bonos gubernamentales, deuda con grado de inversión (investment grade) y high yield, deuda de mercados emergentes, acciones, sector inmobiliario e infraestructuras.

A la hora de valorar las oportunidades y determinar su función en la cartera del fondo, no nos fijamos en las etiquetas clásicas de renta variable, renta fija o inversiones alternativas. Como puede verse en el gráfico inferior, nosotros clasificamos los activos en tres categorías: crecimiento, defensivos y no correlacionados. En nuestra opinión, combinar esta características aporta un mayor nivel de diversificación y resultados más consistentes.

Captura_de_pantalla_2017-11-26_a_las_22

Los activos de crecimiento (renta variable, deuda high yield, deuda y divisas de ME, carry de divisas, inmuebles y capital riesgo) 
tienden a moverse en la misma dirección que las expectativas de crecimiento económico real y reaccionan de forma positiva ante el incremento del apetito por el riesgo.

Los activos defensivos (bonos gubernamentales, bonos referenciados a índices, bonos con grado de inversión, cortos en crecimiento y divisas) hacen lo contrario y deberían considerarse activos refugio en momentos de crisis.

Por último, los activos no correlacionados (infraestructuras, seguros y valor relativo ) suelen mostrar una escasa relación con el crecimiento de la economía real o con los beneficios empresariales; es decir, están descorrelacionados con el ciclo económico.

Conseguir rentas atractivas y crecimiento del capital a largo plazo

El Investec Global Multi-Asset Income Fund sigue una estrategia mixta defensiva y se propone generar rentas atractivas y crecimiento del capital a largo plazo. Somos conscientes de que la renta variable puede desempeñar un papel importante en la generación de rentas, ya que los dividendos son una de las fuentes principales de rentabilidad total a largo plazo. Por eso el fondo puede invertir hasta un 40% de su patrimonio en acciones.

Nuestro objetivo es obtener una rentabilidad sostenible del 4-6% al año, con una volatilidad similar a la de los bonos. Dicho de otro modo, nos proponemos que la volatilidad de la cartera sea menos de la mitad de la del mercado de renta variable. Para lograrlo, diversificamos el riesgo y nos centramos en las inversiones de mayor calidad de cada clase de activo.

De abajo arriba

La cartera del Investec Global Multi-Asset Income Fund se construye siguiendo un enfoque ascendente o bottom-up en el que cada una de las posiciones ha sido seleccionada por su contribución al objetivo de inversión del fondo. En primer lugar, solo escogemos títulos que ofrezcan una rentabilidad razonable. En segundo lugar, solo invertimos en títulos que hayan sido identificados por nuestro análisis como capaces de generar rentas de forma sostenible y resiliente. Por último, solo seleccionamos activos que, en nuestra opinión, ofrezcan ganancias de capital potenciales teniendo en cuenta los fundamentales, la valoración y el comportamiento de los precios del mercado. Es decir, evaluamos si el entorno económico predominante en cada momento resultará beneficioso para el título, si la valoración es atractiva y si es probable que despierte cada vez más interés entre los inversores.

En general, consideramos que aplicar un enfoque bottom-up selectivo en diversas clases de activo representa la mejor forma de identificar oportunidades atractivas en un mundo en el que las rentabilidades potenciales de muchas clases de activo podrían reducirse en el futuro.  

Resultados

Desde su lanzamiento en noviembre de 2013, el fondo acumula una rentabilidad del 4,53% anualizada en su clase I dólar.  En lo que llevamos de 2017, el fondo alcanza un 5,41%. Además, dispone de una clase de reparto de dividendo mensual que distribuye un 4% anualizado, tanto en dólar como divisa euro cubierta. (Datos de rentabilidad a 22/11/17).

Captura_de_pantalla_2017-11-26_a_las_22

 

Profesionales
Empresas

Lo más leído