Didier Le Ménestrel (Financiere de L´Echiquier): "Lo digital destruirá cualquier intermediario que no aporte valor"


Didier Le Menestrel es el presidente y consejero delegado de La Financiere de L´Echiquier, compañía de inversión independiente que fundó hace 25 años. Desde ese momento y hasta 2010 llevó las riendas del fondo Echiquier Agressor, fondo de renta variable europea de capitalización flexible.

Y esa puede ser la marca de la casa: especialista en renta variable basada en la selección de valores pero con una vocación flexible, aunque en los últimos años han apostado por nuevas estrategias como gestión alternativa o convertibles.

Le Menestrel presume de sus inicios como bróker y de ser el pionero en visitar una a una las compañías para reunirse con los equipos directivos. Hoy esos comienzos se trasladan a todo el equipo de gestores y analistas quienes resaltan la importancia del contacto continuo (reuniones, conferencias, etc.) con las empresas en las que invierten o podrían invertir. “Una compañía termina pareciéndose a sus propietarios y directivos”, apunta.

Preguntado por el futuro, Le Menestrel matiza que en el corto plazo lo importante es lograr rentabilidad, mientras que el largo plazo la clave pasa por ofrecer soluciones de inversión para el ahorro de sus clientes. “En esta parte de mercado hay hueco por lo que estamos orientados a hacernos el nuestro”, afirma.

Para ello es necesario “ser flexibles y añadir valor para el cliente”, sin quedarse en una determinada estrategia o estilo de inversión. Pero la flexibilidad se extiende más allá de la gestión, máxime en una era en la que lo digital cobra cada vez más importancia. “Hay un cambio en la relación con el cliente”, matiza, “lo digital destruirá cualquier intermediario que no aporte valor”.

En un entorno de caída de los márgenes, hay que salir de la gestión pasiva y orientarse a la activa, y ello significa concentración, convicción y transparencia (explicar a los clientes qué hacer, esto no es más una black box). Además de la reducción de márgenes, otros retos a los que han de hacer frente son aumento del pasivo, crecimiento de la competencia y caída de los spreads. Pero también hay oportunidades para “un player nicho como nosotros”, apunta, “aún se paga la calidad y la gestión activa ofrece resultados. En materia de tipos, el momento excepcional de tipos cero no hace historia”.

A nivel estratégico, persiguen asentar la marca de la casa tanto dentro como fuera de Francia. Actualmente tienen oficina en Italia, Alemania y Suiza.

Profesionales
Empresas

Lo más leído