¿Llegarán las rentabilidades negativas a las letras de España?






Hace unas semanas la letra americana a tres meses llegó a pagar rentabilidad negativa y los expertos no descartan que se pueda dar la misma situación en España si bajan los tipos.



Esta semana el Tesoro está en plena subasta de deuda, ayer de letras y hoy de bonos y obligaciones, y la demanda se ha disparado. En la subasta de letras se emitieron 4.866,78 millones de euros, pero la demanda alcanzó los 7.135,61 millones. Ambas cantidades suponen un récord desde la entrada del euro en enero de 1999.



“Hay una huida actual hacia la calidad tanto en los colaterales, por lo que se acude a la deuda pública, como en los tiempo, por lo que se demanda más el corto plazo que el largo”, explica Santiago Vidal, gestor de renta fija de Santander. En su opinión, las subastas de los próximos meses serán muy concurridas y considera que el Tesoro no tendrá ningún problema en colocar todo el volumen que necesite.



Por lo general, en cada subasta se suelen colocar entre 3.000 y 4.000 millones de euros, pero ahora hay unas necesidades extras de 10.000 millones de euros para hacer frente a los nuevos gastos en que incurrirá el Gobierno, con lo que de aquí a finales de año se colocarán más de 22.000 millones.



Y es que la búsqueda de refugio seguro para las inversiones en todo el mundo ha llegado a dar situación no vista antes. Así, en Estados Unidos los inversores han llegado a pagar por depositar su capital en el activo más seguro del mercado, la letra gubernamental.



Santiago Vidal considera que se podría llegar a ver en España la misma situación que en Estados Unidos si hubiera una bajada contundente de los tipos de interés. “En circunstancias normales un inversor nunca llegaría a esos extremos, pero tal como está el mercado actualmente sí se puede llegar a dar esa situación”, explica.



Actualmente, el mercado de renta fija está roto con lo que no está claro qué movimientos se podrán ver en las próximas semanas. De hecho, las letras que ayer se adjudicaron al 3,25 hoy se cambian en el mercado secundario al 3%, “un bandazo significativo”, explica Vidal.



Tal es la demanda de letras y la necesidad por parte del Gobierno de financiación, que en la subasta de esta semana el Tesoro ha recuperado las subastas de letras a 3 meses, algo que no hacía desde enero. Así, en las subastas de octubre y noviembre el Tesoro saca letras con vencimiento en febrero, un plazo muy poco habitual y al que se ha recurrido por las extremas necesidades del mercado.

Lo más leído