Llega a España la sicav GLG Investments VI con cinco fondos hedge UCITS III


GLG Partners ha registrado recientemente en la CNMV la sicav GLG Investments VI PLC domiciliada en Irlanda, de la que cuelgan cuatro fondos hedge con formato UCITS III (GLG Pure Alpha, GLG Emerging Markets Equity, GLG EM Credit Opportunity y GLG EM Fixed Income and Currency) y a los que añadirán en breve un quinto producto (GLG Emerging Markets) que, por un error, se ha visto excluido del registro en esta fase. El primero de ellos es un long/short de renta variable europea y los restantes son fondos que invierten en los distintos activos de los mercados emergentes (acciones, crédito corporativo, deuda soberana y divisas). Todos ellos tienen liquidez diaria y un perfil descorrelacionado con respecto al mercado.

El primero de ellos, GLG Pure Alpha, fue lanzado en su versión UCITS en julio de 2009, como una copia de su homólogo de las Islas Caimán: de hecho, las posiciones se traspasaron de uno a otro, pues el fondo en formato no UCITS cuenta con valores muy líquidos en cartera y un estilo compatible con la marca europea. Antes del lanzamiento del fondo UCITS, la cartera de Caimán generó una rentabilidad compuesta anual del 10% con una volatilidad del 5% desde 2004.

Se trata de un fondo long/short de acciones europeas con una filosofía de inversión contraria (es decir, se pone largo en firmas que están sufriendo mucho y corto en compañías que están subiendo en bolsa, utilizando con frecuencia la estrategia de “pair trades”, poniéndose largos y cortos en distintas firmas de un mismo sector o país) y un sesgo hacia las firmas francesas y españolas de mayor capitalización del Euro Stoxx, debido a la nacional gala de su gestor. Con un patrimonio de 400 millones de dólares, “es un fondo más bien de trading, con un horizonte de inversión de entre 40 y 60 días”, explican desde GLG.

Un factor que lo diferencia de los productos de los mercados emergentes, donde las posiciones se mantienen entre uno y seis meses. Gestionados por un equipo con experiencia que se incorporó a GLG en 2008 desde Morgan Stanley, donde eran los responsables de cartera propia del banco en la región, cuentan con una volatilidad de entorno al 10% y difieren de sus homólogos de Caimán en mayor media que el fondo europeo.

Así, GLG EM Equity, invierte en acciones de todas las regiones, mientras el EM Fixed Income and Currency se posiciona en deuda soberana y divisas y el EM Credit Opportunity hace lo propio en crédito corporativo. El quinto fondo, Emerging Markets, que se incorporará en breve a la sicav, invierte de forma equitativa y directa en las mismas posiciones por las que apuestan los tres anteriores (acciones, renta fija gubernamental, corporativa y divisas), si bien el porcentaje de los distintos activos puede variar.

Desde la gestora comentan que GLG Alpha Select, otro de los fondos con los que cuentan, se cerró antes de ser registrado debido al alcance de los 200 millones de dólares que puso como tope el gestor.

Lo más leído