Lina Guerra (Tressis): “Queremos que la planificación financiera sea el paraguas con el que acercarnos al cliente”


Han pasado más de seis meses desde que Wealththinking, el servicio de Tressis que ofrece asesoramiento para banca privada, integrara también el servicio de planificación financiera. Un tiempo del que Lina Guerra, directora de planificación patrimonial y fiscal de Tressis, hace un balance muy positivo: “Ya tenemos más de 100 propuestas, teniendo en cuenta que el proceso de maduración es lento”, ha avanzado.

Wealththinkg ha supuesto una gestión del cambio dentro de la propia entidad. “MiFID nos ha dado un impulso para cambiar la forma en que nos acercamos al cliente, al pasar de ofrecer un producto a un servicio”, asegura la experta. 

Al final, se trata de planificar unos objetivos financieros y patrimoniales en función de los objetivos vitales del cliente, que van cambiando a lo largo de su vida. Primero, se hace un análisis del objetivo financiero y el plazo de consecución con el cliente a fin de determinar el riesgo que debería asumir en aras de conseguir la rentabilidad necesaria. La rentabilidad entendida como herramienta para la consecución de los objetivos y no como un objetivo en si mismo. 

Para el análisis se tiene en cuenta tanto patrimonio financiero como no financiero del cliente. “Queremos que la planificación financiera sea el paraguas con el que acercarnos al cliente. Y si no le encaja, entonces le ofrecemos otro producto o servicio”, adelanta. Primero, se hace un análisis del riesgo y, después, se determina cuál es el producto que mejor se adecúa a sus características. Lo que puede derivar en que clientes que ya invierten actualmente en algún producto puedan o no reacondicionar su cartera.

Por temática, la jubilación es el objetivo por el que la mayoría de los clientes quiere ahorrar, seguido de la formación para los hijos o ahorrar para posibles imprevistos.

Acceso 

El servicio está dirigido a todos los clientes de Tressis, pero en la práctica se está ofreciendo a más clientes nuevos que a los existentes. Aunque se lanzó hace un año, este servicio se ha empezado a ofrecer el pasado mes de octubre. Y ya se han alcanzado más de 100 propuestas. Una elevada cifra teniendo en cuenta que, de media, se tardan dos meses en hacer una propuesta de planificación financiera.

Existen dos tramos de costes. Para los clientes de Tressis, la horquilla va desde los 150 hasta los 750 euros, en función del servicio contratado; y para los no clientes, de 350 a 1.500 euros. 

Detrás de Wealthinking hay un “gran esfuerzo en formación”, asegura. Actualmente, el equipo de planificación financiera está formado por tres personas.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído