LFP presenta un fondo que invierte en deuda subordinada europea


La gestora francesa UFG LFP ha lanzado un fondo que invierte en deuda subordinada europea, el LFP Libroblig. La entidad considera que este tipo de activo puede ofrecer un perfil de rentabilidad atractivo en los próximos años. “Los bonos subordinados son un mercado con muchas oportunidades, lastimosamente desconocido y temido por muchos debido a lo sucedido en 2008. Este año han ofrecido rentabilidades a la altura de los bonos emergentes y de alta rentabilidad y, si los diferenciales continúan disminuyendo durante 2010 y 2011, los bonos subordinados podrían ofrecer rentabilidades superiores al 7% anual, convirtiéndose en uno de los activos más atractivos de todo el universo de renta fija”, afirma Gerardo Duplat, responsable para España de la gestora. El fondo, que tiene formato UCITS III y liquidez semanal, invierte en títulos europeos. Su objetivo es conseguir una rentabilidad anualizada del 8% en el largo plazo. Su cartera está compuesta por unos 30 valores y no tiene un objetivo de volatilidad predefinido. Por países, Francia es su mayor apuesta, “debido a nuestro mejor conocimiento del mercado por ser locales y a las garantías implícitas del Estado francés; si los bancos pagan intereses sobre las emisiones preferentes con aval del Estado, también tienen que honrar los pagos de sus títulos Tier 1”, comenta Duplat. Los gestores del fondo, por ahora, intentan evitar los títulos ingleses y alemanes. En España, sólo toman algunas posiciones en emisiones de entidades muy sólidas y también tienen exposición a Bélgica y Holanda, donde se concentran sus apuestas en Lower Tiers 2. “La apuesta por la deuda subordinada europea se explica por una razón muy sencilla: se trata de papel emitido a unas tasas que son lo suficientemente altas como para ser hoy en día las más atractivas dentro del mercado con grado de inversión. Además, muy probablemente sean las únicas capaces de sobrevivir a una subida de tipos de interés el año próximo. Para dar una idea general, el promedio de Tiers 1 bancario sale en mercado primario a un tipo fijo de alrededor del 8% y el de compañías de seguros sale entre un 6% y 7%. Los Tiers 2, dependiendo de su tipo (Upper o Lower), salen a más o menos la mitad», señala Duplat. El gestor del fondo es Paul Gurzal, que cuenta con el apoyo del equipo de cuatro analistas de renta fija privada de la entidad. El producto no sigue ningún índice y por tanto no tiene un objetivo predeterminado de tracking error, aunque utiliza como referencia el Iboxx Eurofinancials Subordinated. La gestora reconoce que al invertir en este tipo de activo hay que ser muy consciente del tipo de riesgo que se asume. El análisis de los riesgos constituye la parte esencial del trabajo de los gestores del producto. “El mayor riesgo, dado el universo geográfico de nuestro fondo, es la Comisión Europea, que puede obligar (o en todo caso presionar) para que se dejen de pagar algunos Tiers 1 (absorbiendo pérdidas), o que se paren los cupones de los mismos. La lista de bancos que la Comisión Europea tiene en la mira es pública, al igual que los bancos ‘en riesgo’, lo cual nos permite tener una lista de exclusión bastante clara. Otro riesgo importante es la posibilidad de ‘no call’. Los Tiers 1 son emisiones perpetuas (realmente emitidas a 40 años pero consideradas perpetuas para efectos de valoración) con calls que el banco debe ejercer en promedio, y sobretodo por tradición de mercado, al cabo de 10 años (si no lo ejerce, normalmente se transforman en floaters con cupones trimestrales). Hacer o no hacer el call es una decisión de reputación versus coste de financiamiento. Si un banco no ejerce su call, evitará tener que emitir Tiers 1 a diferenciales más altos, pero incurrirá en un riesgo de reputación en el mercado que puede ser considerable y viceversa. En términos de gestión, la manera más sencilla de evitar el riesgo de ‘no call’, es no tener papeles cuya fecha de call es inferior a un año, pues los rumores de mercado sobre el ‘call o no call’ nunca comienzan antes, y privilegiar el mercado primario», afirma Duplat.

Empresas

Lo más leído