LFP lanza un producto para apostar por la deuda periférica de la zona euro


La gestora francesa LFP ha lanzado el Euro Souverains, un fondo que intenta sacar provecho de la ampliación de los diferenciales de deuda dentro de la zona euro. Los gestores consideran que resulta muy difícil que se pueda producir una situación de impago dentro de la unión monetaria y esperan una vuelta a la normalidad en los mercados de renta fija, lo que abre oportunidades interesantes de inversión para el futuro cercano.



El producto toma posiciones largas en bonos a cinco años de Grecia, Bélgica, Austria, Irlanda y Eslovenia, los países que considera como “periféricos” dentro de la zona euro. A cierre de marzo, los diferenciales sobre el bono alemán a cinco años superaban los 200 puntos básicos en los casos de Grecia e Irlanda y estaban por encima de los 100 en la deuda de Eslovenia (195), Portugal, Italia y Bélgica.

En paralelo, los gestores toman posiciones cortas en bonos alemanes de la misma duración, lo que reduce el riesgo de duración de la cartera. “El fondo fue lanzado hace un mes, tiene 67 millones de euros de patrimonio, y consiguió una rentabilidad de un 2.5% en su primer mes”, señala Gerardo Duplat, responsable de LFP para España.



Si los diferenciales se ampliaran otros 25 puntos básicos, la rentabilidad del fondo podría ser de un 2,39%. Pero si la tendencia es una vuelta a la normalidad, como esperan los gestores de LFP, las oportunidades de conseguir buenos resultados son atractivas. Una reducción de los diferenciales de unos 50 puntos básicos se traduciría en una rentabilidad anualizada del 6,62% a tres años para el fondo, según simulaciones de la gestora. En la fecha del lanzamiento del producto, el diferencial promedio de la cartera era de 170 puntos básicos sobre el bono alemán.



“Adoptando nuestra aproximación de ponerse corto en deuda alemana y largo en deuda periférica, el cliente tiene acceso de manera óptima a todas las posibilidades de convergencia posibles”, añade Duplat.