Legg Mason: los resultados trimestrales confirman el crecimiento de los beneficios corporativos en el S&P500


“Los beneficios publicados por las empresas en el segundo trimestre de 2014 van por buena dirección y, en su mayoría, han superado a las expectativas”, afirman los expertos de Legg Mason Global AM en su informe semanal del mercado. Así lo demuestran los datos: a 17 de julio, casi dos tercios de las 84 cotizadas del S&P 500 que ya han presentado resultados han batido sus estimaciones para el segundo trimestre.

Desde la gestora confirman la tendencia de los últimos trimestres de que los beneficios corporativos están creciendo a un ritmo superior al de las ventas. De mantenerse, afirman que “si los beneficios de explotación de las empresas que todavía han de presentar resultados cumplen con las expectativas, ello implicaría una subida de alrededor el 6,6% en los beneficios desde el primer trimestre de 2014 y un aumento del 12,4% con respecto a los resultados del segundo trimestre de 2013”. “Esto refleja, en gran medida, una gestión disciplinada y el control de gastos: una señal positiva de la continuidad del buen tono de las empresas”, añaden.

El matiz a este optimismo lo introducen los resultados de ventas por acción, bastante inferiores al publicarse un crecimiento de tan solo el 0,3% durante el segundo trimestre y del 4% en tasa interanual. Desde la gestora justifican esta divergencia “por la mejor de las razones”, un incremento de los márgenes de beneficio desde la media del 8,4% del S&P 500 en el segundo trimestre de 2013 al 9,4% registrado en el mismo periodo de 2014.

Qué datos hay que vigilar de cerca

“Un aumento sólido de las ganancias anuales sería ciertamente bienvenido; el incremento del segundo trimestre del año pasado fue de solo el 0,6%. Esa mejora ayuda a validar el fuerte avance del S&P 500 en 2013, cuando hubo poco crecimiento de beneficios”, continúan desde la firma americana. Sus expertos aportan una serie de claves a las que debe prestar atención el inversor. En primer lugar, el dato de ventas por acción del indicador: según datos de Bloomberg, ascendió a 1.119,5 dólares en el segundo trimestre, un incremento del 0,3% respecto al primero y del 3,95% interanual. “Probablemente se necesita una aceleración del crecimiento de los ingresos para respaldar un crecimiento razonable de las ganancias”, advierten los analistas. 

El margen de beneficio medio del S&P500 durante el segundo trimestre ascendió al 9,41%, un dato en línea con los publicados durante el primer trimestre de este año y el último trimestre del año pasado, y que como se ha comentado anteriormente, es ligeramente superior al del mismo periodo de 2013. “Mientras que puede que hayamos entrado en un periodo en el que los progresos tecnológicos podrían sostener los márgenes en niveles más elevados que la media –del 6,25% desde marzo de 1990-, el jurado todavía está dudoso en si pueden ser sostenibles en un nivel que está un 50% por encima de la media”, avisan desde Legg Mason.

En lo referente a los beneficios, la previsión de S&P Dow Jones (a 11 de julio de 2014) es que los beneficios operativos a 12 meses para el periodo que terminó el pasado 30 de junio es de 111,61 dólares, lo que supone un crecimiento del 2,5% respecto a las cifras del primer trimestre de este año y del 4% en las ganancias en lo que va de año, tomando como referencia los datos publicados durante el último trimestre de 2013.

El último ratio al que prestan atención en la gestora es al PER del índice, que en junio de 2013 equivalía a 16,2 veces el beneficio de sus cotizadas y que asciende a 17,6 veces de acuerdo con la expectativa de beneficios para junio de este año. Para los expertos, este nivel denota un mercado valorado justamente, “que refleja el reconocimiento del mercado de las sólidas mejoras en la rentabilidad”.

Para Legg Mason “el mercado parece haber tomado nota: la subida de los índices bursátiles ha sido más acelerada que la de las ventas o los beneficios. El S&P 500 se revalorizó un 22% entre el 30 de junio de 2013 y la misma fecha del presente año, un ritmo que casi dobla el crecimiento de los beneficios”. Sin embargo, desde la gestora creen que podría estar surgiendo un reto más interesante en el plano de la inversión: en general, las valoraciones del mercado son más altas. “Al mismo tiempo, percibimos una mayor atención hacia la sostenibilidad de los márgenes de beneficio, que ya están en máximos históricos”, apostillan.

“Con unas valoraciones de mercado que se acercan más a realidad, podríamos decir que la selección bottom up es de vital importancia”, sentencian en la firma, no sin antes plantear el siguiente interrogante: "¿qué hace que una compañía sea más atractiva en este contexto? “Que tenga un crecimiento sostenible y/o capacidad de fijación de precios; una sólida generación de caja y ventajas competitivas a largo plazo, ya se basen en la innovación de productos o de las tendencias generales del sector”, concluyen.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído