Legg Mason ClearBridge U.S. Large Cap Growth Fund: un enfoque diversificado para la inversión basada en crecimiento


TRIBUNA de Peter Bourbeau y Margaret Vitrano, gestores del fondo Legg Mason ClearBridge U.S. Large Cap Growth Fund.

Las empresas estadounidenses se hallan inmersas en una recesión de resultados, en cuyo marco se han producido caídas de beneficios e ingresos durante cuatro y seis trimestres consecutivos, respectivamente. En un mercado como éste, en el que escasean las fuentes de crecimiento orgánico, consideramos que la forma más prudente para obtener rentabilidad es contar con un conjunto diferente de valores que generen crecimiento. Según nuestra experiencia, cada uno de los componentes que integran la cartera ofrece buenos resultados en distintas fases del ciclo de mercado. Así, buscamos obtener rentabilidad de forma constante invirtiendo en nuestras tres cestas de crecimiento: empresas de crecimiento estable con posiciones dominantes de mercado y flujos de caja consistentes, empresas de crecimiento cíclico con resultados deficientes susceptibles de mejorar a medio plazo y empresas de crecimiento seleccionadas que crecen más rápido que el mercado y que presentan múltiplos de valoración elevados. Asignamos los valores a cada una de las cestas en función tanto de sus características específicas, como de nuestra visión general sobre los distintos sectores e industrias. Esta operativa nos aporta flexibilidad para reducir la volatilidad de la cartera o elevar su beta en respuesta a las condiciones de mercado.

La cesta estable constituirá en todo momento el grueso de la cartera. La inversión en empresas de crecimiento estable oscilará entre un 50% y un 65% del patrimonio. Las compañías incluidas en esta cesta reúnen todas las características que buscamos en un valor de crecimiento: un modelo de negocio contrastado, liderazgo de mercado, alcance mundial, un equipo directivo solvente, un balance saneado que permita autofinanciar el crecimiento en términos de rentabilidad del capital invertido (ROIC) y una generación de flujos de caja consistente. Esperamos que esta cesta estable registre un comportamiento ligeramente superior al del mercado. Un ejemplo actual sería Microsoft, el fabricante de software que ha logrado migrar con éxito su negocio a la nube. El liderazgo de mercado de Microsoft en Windows y Office genera una férrea barrera de protección alrededor de su negocio, así como unos flujos de caja constantes que le permiten crecer sistemáticamente en distintas coyunturas de mercado y financiar nuevas fuentes de crecimiento, como su solución en la nube Azure y la compra de LinkedIn.

La cesta cíclica podrá representar hasta una cuarta parte de la cartera. Se trata de empresas cuyos ingresos o beneficios se encuentran en niveles deficientes por causas internas o externas que, a nuestro juicio, son de naturaleza transitoria. En nuestra condición de inversores pacientes a largo plazo, podemos aprovechar los desajustes de precios a corto plazo para tomar nuevas posiciones o ir ampliando de forma periódica nuestras posiciones existentes con valoraciones atractivas. Muchos de nuestros valores energéticos e industriales están encuadrados actualmente en la cesta cíclica, como en el caso de Schlumberger. Esta empresa, principal proveedora de servicios petroleros del mundo, ha obtenido un éxito rotundo en la gestión de sus costes y la ampliación de su cuota de mercado durante la fase de caída del precio del petróleo. Aunque Schlumberger obtendrá previsiblemente un beneficio por acción de 1 o 1,50 dólares este año, su beneficio normalizado supera los cinco dólares con el petróleo a 70 o 75 dólares por barril.

En el otro extremo de la horquilla de crecimiento se encuentra nuestra cesta seleccionada. Gracias a su orientación hacia sectores de demanda en gran expansión, los valores de crecimiento seleccionados crecen a tasas superiores al mercado, además de presentar múltiplos precio/beneficio y ROIC más elevados. Nuestras posiciones en el sector biotecnológico pertenecen a esta categoría. Se trata de empresas que desarrollan tratamientos innovadores para enfermedades raras, como Alexion Pharmaceuticals, o dirigidos a grandes grupos de pacientes, como Regeneron Pharmaceuticals, que ofrece productos para tratar la inflamación, el colesterol elevado y la degeneración macular asociada a la edad avanzada. Los valores de crecimiento seleccionados muchas veces parecen estar caros ya que reinvierten todos sus beneficios en su propio negocio. No obstante, los recientes temores sobre el precio de los medicamentos han llevado al segmento de biotecnología hasta mínimos históricos no sostenibles, lo que nos ha permitido incrementar nuestras posiciones. Además, los valores de crecimiento seleccionados suelen presentar una mayor volatilidad, por lo que limitamos el tamaño de esta cesta a un 20%-35% de la cartera.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente