Tags: Gestores |

Lee Manzi (Jupiter): “Utilizar bonos convertibles mejora la frontera eficiente de una cartera”


Normalmente, los inversores que buscan una alternativa de inversión que combine de la mejor manera posible la expectativa de rendimiento de las acciones con el riesgo moderado propio de los bonos suelen elegir los bonos convertibles. Su característica más importante, y por lo tanto la más ventajosa, es que permiten conseguir rentas interesantes al tiempo que limitan el efecto de las tormentas de los mercados. La convexidad de los bonos convertibles, de hecho, permite defenderse de las caídas de la renta variable y sacar provecho del potencial de crecimiento de la misma.

Obtener las mejores rentabilidades ajustadas al riesgo es, efectivamente, el objetivo principal de Lee Manzi, gestor del Jupiter Global Convertibles, fondo con la calificación Consistente Funds People, un volumen en activos de 650 millones de euros y uno de los que cuenta con un track record más antiguos dentro de la categoría. El fondo busca ofrecer la mejor característica de la clase de activo, es decir, unas rentabilidades ajustadas al riesgo interesantes.

“Emplear bonos convertibles en una cartera equilibrada, o en una cartera de acciones y bonos, mejora la frontera eficiente de la misma cartera, algo que además sigue dándose en el largo plazo. Los convertibles ofrecen una exposición atractiva a la renta variable, con una convexidad positiva. Nuestro objetivo es construir una cartera muy diversificada con un rating crediticio promedio mayor o igual que el de grado de inversión, aunque no hay límites de crédito. También tratamos de mantener el rango de la delta entre el 30% y el 50%, ya que ésta es la mejor área de la convexidad. Para nosotros, es importante mantener una baja volatilidad, obteniendo al mismo tiempo altas rentabilidades sobre bases ajustadas al riesgo”, explica el gestor.

Según Manzi, los convertibles ofrecen el equilibrio perfecto entre el potencial de la renta variable y el soporte de apoyo de la renta fija. El equipo de gestión prefiere valores convertibles plain vainilla, adoptando un enfoque value de largo plazo, conservador, diversificado y flexible al mismo tiempo, no indexado, y que no invierta en valores sintéticos o productos estructurados. "No estamos indexados porque preferimos no asumir los mismos riesgos que los índices. Debido a los nuevos modelos de emisión de los bonos convertibles, seguir un benchmark sería atrevido, por eso no tener limitaciones de este tipo nos permite lograr rentabilidades de cartera ideales”, subraya el gestor.

Dos líderes

Además de Lee Manzi, el equipo del Jupiter Global Convertibles cuenta con la ayuda del analista cuantitativo Joseph Chapman, y está dirigido por Miles Geldard, gestor con casi 30 años de experiencia en la industria. Lee y Miles llevan 17 años trabajando juntos. Los tres se benefician de la amplia experiencia en renta variable y renta fija de Jupiter. En esta categoría, además, según Manzi, la de los convertibles es una clase de activo muy técnica por definición, en la que hay muchos factores que considerar, como la renta variable y el crédito.

Preocupaciones y oportunidades

Para Jupiter, y el sector en general, las mayores preocupaciones vienen de la geopolítica y de la falta de primas de riesgo a disposición de los inversores, dadas las valoraciones distorsionadas que registran tanto los activos de riesgo como los activos libres de riesgo, y que son en parte causadas por la enorme distorsión en las medidas fundamentales utilizadas para valorar los flujos de caja. Según Manzi, “muchos factores están distorsionados y eso crea inestabilidad. Operamos en un contexto inusual y creemos que estamos a punto de entrar en una nueva fase de mercado. La Fed está subiendo los tipos y el BCE ha reducido el nivel del QE. Está aumentando el apoyo político y económico a los estímulos fiscales y las consecuencias de las enormes intervenciones monetarias están aún infravaloradas”.

A pesar de eso, el equipo de gestión mantiene una visión positiva hacia Europa, sobreponderando la cartera en valores europeos, porque considera al Viejo Continente un gran mercado capaz de ofrecer un importante valor añadido. Al contrario, y debido a su enfoque conservador, cree que Estados Unidos es un mercado complicado para captar las oportunidades en convertibles porque es especulativo, con un nivel bajo de calidad del crédito, en el que hay muchas empresas con PER  elevados, muchas expuestas al sector de la tecnología y a compañías relacionadas con los servicios de Internet.

Para el equipo, es más sencillo encontrar oportunidades en Japón y en Asia, donde las valoraciones son más razonables. Japón, de hecho, es considerado una zona interesante porque es un mercado que registra unos crecimientos de beneficios consistentes. Por eso, Lee Manzi añade “en términos de gobernanza corporativa, somos más positivos hacia Japón; las empresas de hecho están incrementando sus ratio de pay-out y creemos que éstas van por el buen camino. Muchos sectores están representados en el mercado de los convertibles japoneses y podemos encontrar muchas oportunidades”, concluye el gestor de Jupiter.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído