Lazard: la renta variable europea reúne los ingredientes para crecer un 20% en 2014


Cada vez son más las gestoras y firmas de inversión que apuestan por la continuidad de la renta variable como activo estrella dentro de los mercados mundiales. Matthieu Grouès, consejero delegado y director de inversiones de Lazard, considera que el debate sobre la subida de tipos de la Reserva Federal no cobrará fuerza hasta finales de año, mientras que descarta el riesgo deflacionario en Europa siempre que el crecimiento del PIB continúe recuperándose; las Abenomics están funcionando en Asia aunque no por ello cree que se haya despejado el riesgo deflacionario, mientras que observa que el crecimiento de China “debería mantenerse próximo a su tendencia actual”, aunque advierte que el cambio de modelo económico del país tardará tiempo en dar frutos. “El resto de países emergentes permanecen bajo un entorno desfavorable que vuelve a mostrar fallos estructurales. Sin embargo, el crecimiento no debería degradarse en exceso gracias al incremento de la demanda externa”, resume con respecto a los países en vías de desarrollo. 

En este entorno, considerando que se mantendrán tanto la tendencia de recuperación como las políticas monetarias de los bancos centrales igual de acomodaticias, Grouès estima que “este año será el incremento de los beneficios lo que impulse el crecimiento”. “Además, creemos que el potencial es superior en la Eurozona, con un incremento de alrededor del 20%”, indica el responsable de Lazard, que expresa su creencia de que el resto de mercados desarrollados también deberían mostrar buenos rendimientos. Recientemente, la firma ha lanzado un fondo con el que pretende capturar la temática de recuperación de los países del sur de Europa, el Objectif Recovery Eurozone (leer más).  

Régis Begué, gestor del fondo, consejero delegado y director de renta variable, ha añadido en lo referente a bolsa europea que actualmente la firma está dando prioridad “a los valores cíclicos expuestos a Europa y en particular a los sectores de los materiales básicos, la salud, el transporte aéreo, el automóvil, el consumo cíclico y los medios de comunicación”. “Pensamos que a pesar de la subida constatada desde 2012, las valoraciones siguen siendo atractivas, excepto quizá los biotecnológicos e internet”. 

En cuanto a las bolsas emergentes, la  opinión de Grouès es que “la valoración relativa es muy favorable pero en un primer momento la elevada incertidumbre nos invita a mantenernos prudentes”, porque se mantiene la presión sobre la retirada de estímulos de la Fed.

Pocas opciones en renta fija

“La baja inflación no impedirá a los tipos a largo continuar sus subidas pero los tipos a corto se mantendrán reducidos. Entre los emisores privados, el alto rendimiento y los bonos bancarios todavía deberían ofrecer rentabilidades interesantes pero inferiores a los años anteriores”, explica Matthieu Grouès. Lionel Clément, director de gestión de renta fija para Lazard, indica que en la firma siguen manteniendo la asignación en los compartimentos de alto rendimiento en deuda subordinada. “Los nuevos participantes en high yield deberían obtener primas atractivas; la capacidad para generar un free cash flow positivo será determinante ante la elección del emisor”, ha afirmado. En cuanto a la deuda subordinada, estima que podría generar rendimientos similares a los del año pasado “teniendo en cuenta la continua mejora de los fundamentales, acompañada de una mejor percepción de los soberanos periféricos”. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído