Tags: ETF |

Laure Peyranne: “El foco está cada vez más en la rentabilidad neta del ETF”


Ha transcurrido ya más de un año desde que Laure Peyranne aceptase el reto de conducir el negocio de ETF en Iberia, Latinoamérica y EE.UU. Offshore de Invesco, un periodo en el que la entidad ha conseguido posicionarse en el negocio de gestión pasiva, con un volumen de activos bajo gestión que en Iberia alcanza los 2.000 millones de euros. A nivel europeo, Invesco se perfila este año como el segundo proveedor que más flujos está recibiendo, con entradas netas que rondan los 11.000 millones. Según afirma en una entrevista con Funds People, varios son los aspectos que explican este interés. Uno es el tamaño, un factor que Peyranne considera muy importante.

“El volumen te permite aprovechar economías de escala y lanzar al mercado ETF a muy bajo coste. Cuando eres un actor pequeño no es sostenible. Es el motivo por el que el 90% del patrimonio en ETF esté concentrado en las cinco entidades más grandes. Al pertenecer a ese grupo, Invesco cuenta ahí con una ventaja competitiva”, asevera. El mayor éxito comercial en España lo ha alcanzado con el Invesco S&P 500 ETF, producto que la entidad comercializa a cinco puntos básicos. El foco está cada vez más en ver la rentabilidad neta del producto”, señala Peyranne “Se trata de una estrategia que los clientes utilizan para invertir en renta variable americana, como un vehículo que mantienen de forma estructural en el núcleo de sus carteras”.

Principales hitos

Invesco ha conseguido, con esta estrategia, romper importantes prejuicios. El más relevante, el que en los últimos años había llevado a muchos inversores a desechar los productos que utilizan un swap para hacer la réplica. “Dentro de los modelos de réplica sintética, los reguladores están tomando el modelo de Invesco como el mejor de su clase”, asegura. Se trata de un modelo perfeccionado, ya que no solamente invierte el 100% de sus activos en títulos físicos depositados en un custodio independiente, sino que también ofrece un modelo de multi contrapartes. “Cuando la mayoría de los ETF sintéticos operan con una banca de inversión que ejerce de contrapartida. Invesco cuenta con entre tres y cinco para un mismo fondo cotizado. Hemos sido los primeros en lanzar este modelo que es un avance para la protección del inversor ya que reduce significativamente el riesgo”, indica Peyranne.

Esto ha hecho que muchos inversores que habían dado la espalda a los modelos sintéticos estén apostando ahora por estas estrategias. Un ejemplo que apoya el modelo serían las AFP chilenas, inversores institucionales con un modelo conservador que antes no se planteaban invertir en estos productos y que, sin embargo, ahora lo han empezado a hacer con el Invesco S&P 500 ETF. “Queremos ofrecer a todos nuestros clientes un modelo eficiente pero sobre todo con una estructura muy segura, es muy importante para nosotros”. En Latinoamérica, el volumen de activos en ETF de Invesco ronda los 800 millones.

Pero no es el único logro. Otro es la cada vez mayor aceptación que están teniendo los ETC sobre el oro. “Comparativamente con respecto a otros mercados como el alemán, el suizo o el inglés, donde mantienen de media un 5% de oro en cartera, en España se invertía poco en este metal. Esto, poco a poco, ha ido cambiando. El inversor ha entendido el funcionamiento de un ETC, que no es igual que el de un ETF, y el valor que aporta en periodos de incertidumbre. Cada vez más inversores lo incluyen en sus carteras. De hecho, nuestro Invesco Physical Gold ETC ha sido nuestro segundo producto más vendido este año en España”, revela.

Además de esto, Peyranne ha sido testigo en este más de un año que lleva en Invesco de fenómenos como el fuerte crecimiento que están experimentando los ETF de renta fija, donde la entidad ha crecido por el lado de su gama de productos de rentas (income), de AT1 (CoCos) y preferentes. También por la parte de los ETF que invierten en la parte corta de la curva de bonos con grado de inversión, como alternativa a la liquidez. “Aproximadamente, el 70% de los flujos que han ido este año hacia ETF los han absorbido los productos de renta fija. En Europa, nuestro ETF de deuda del Tesoro americano a 7-10 años ha captado 2.500 millones. La renta fija es donde apreciamos un mayor potencial de crecimiento de cara al próximo año”.

También están los ETF con criterios sociales, medioambientales y de buen gobierno corporativo (ESG), donde la firma seguirá desarrollando su gama. “La principal ventaja del fondo cotizado ESG con respecto al producto de gestión activa es su transparencia. Aplicando los preceptivos filtros de exclusión, sabes en todo momento que tu cartera sigue criterios de sostenibilidad. Una de las críticas más habituales que reciben estos productos es que los gestores no tratan de influir en las decisiones de las compañías, pero esto no es cierto. Nosotros disponemos de un equipo de proxy voting que se encarga de votar en las juntas de accionistas de las compañías en las invertimos y que es también una forma de ejercer una influencia”, subraya.

Objetivos

El objetivo de Invesco es consolidarse como un actor de referencia en el mundo de los ETF. “En España arrancamos hace apenas un año y pensamos que podemos posicionarnos como un socio de referencia en ETF. Nuestra estrategia no pasa por decirle al cliente lo que necesita, sino escucharle y poner a su disposición aquello que demanda. El ejemplo más claro lo hemos visto a nivel europeo, con el éxito de captaciones que ha registrado nuestro ETF sobre Arabia Saudí. Muchos clientes nos pedían un producto que pudiese aprovechar la inclusión del mercado saudí en el MSCI Emerging Markets Index y por eso lo lanzamos. Ahora hemos hecho lo mismo con un ETF sobre la bolsa de Kuwait dada la incorporación de este mercado al mismo índice”, explica.

Según Peyranne, el boom de los ETF seguirá. “Es la mayor innovación tecnológica que ha experimentado la industria de gestión de activos por tres razones fundamentales: transparencia, liquidez y coste”, apunta. De acuerdo con las estimaciones de la entidad, en los próximos cuatro años la industria de fondos cotizados en Europa duplicará su tamaño, hasta alcanzar los 1,6 billones en 2023.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas