Tags: Negocio | ETF |

Laure Peyranne (Amundi): “Hay cada vez más presión para bajar las comisiones, pero es buena noticia para el cliente final”


¿Alguna vez se ha preguntado cuál es el proceso detrás de la creación de un nuevo producto de inversión? En el caso de los ETF, se observa una complejidad cada vez mayor, y así lo constata Laure Peyranne, responsable de relaciones con clientes de Amundi ETF para España: “Cada vez hay más oferta de productos. Pienso que la sofisticación de los ETF va a ir a más, pero se tiene que hacer de  forma inteligente y muy en acuerdo con las necesidades del cliente”.

El proceso de generación de ideas de la firma tiene muy a menudo punto de partida peticiones o necesidades de clientes. “Amundi trabaja mucho en compartir ideas de clientes con clientes.  Los comerciales en el terreno elevamos todas esas peticiones que recibimos de los clientes a nuestro equipos de Desarrollo de producto para determinar cómo podemos sacar el mejor producto, el más adecuado para estas demandas”, explica Peyranne.

La renta fija ha acaparado la mayor parte de la innovación de producto de la gestora a lo largo de los últimos años, para dar respuesta a la creciente demanda por parte de los inversores. “Estamos en un entorno donde la rentabilidad es baja. Los inversores buscan productos que sean transparentes, líquidos y de bajo coste, pero también necesitan rentabilidades. Ahí los ETF tienen cabida”, declara Peyranne.

Ésta incide sobre la ampliación de la oferta de producto por segmentos; por ejemplo, un inversor en deuda soberana puede encontrar hoy ETF que invierten en distintos tramos de la curva. Una de las creaciones de Amundi ETF para satisfacer esta necesidad ha sido una gama que ofrece exposición a deuda con grado de inversión, pero que pone énfasis en los bonos BBB con vencimiento de 1-5 años, por ser el segmento con mayor atractivo a ojos de la gestora.  

Otra de las innovaciones superventas en los últimos 18 meses ha sido un ETF sobre bonos flotantes (FRN). “Claramente hay una necesidad de productos que te protegen del riesgo de duración, dado que estamos en un entorno de tipos al alza”, explica la experta. Amundi ETF lanzó primero el ETF sobre FRN americanos, denominado en dólares o con clase cubierta a euros, y ahora está viendo interés por parte de los clientes para obtener exposición a FRN europeos. “Seguimos viendo interés por parte de los clientes por bonos flotantes europeos, lo que demuestra que los inversores ya están posicionando en expectativa de un cambio”, resume la responsable.

La aportación más reciente de la firma es un ETF que ofrece exposición multifactor long/short a la renta variable europea. El producto en cuestión replica a un índice compuesto a su vez por dos índices: la parte larga replica al índice multifactor desarrollado por el proveedor Stoxx, mientras que la parte corta está compuesta por índice de futuros sobre el Stoxx Europe 600. Y todo, por una comisión de 55 puntos básicos.  “Lo interesante es que al final es un producto que se puede comparar con otros productos long/short que existen en el mercado, que son más caros, menos transparentes y menos líquidos. Una de las críticas que hacen los clientes sobre los productos long/short o sobre los hedge funds es que son productos que aún tienen opacidad, mientras que la ventaja de este ETF es que sabes en cualquier momento cómo estás invertido”, detalla la experta.

¿Nueva guerra de comisiones?

Lo que es cierto es que Amundi ETF también ha sido pionera desde su creación hace 10 años en proponer ETF muy competitivos en comisiones. “Nos beneficiamos de la talla y de la fuerza de negociación de Amundi para ofrecer una gama globalmente más barata que el resto del mercado europeo”, presume Peyranne. Explica que la gama de Amundi ETF tiene un coste medio de 23 puntos básicos, frente a los 30 puntos básicos que presentaba la media de competidores a finales de marzo.

Sin embargo, parece que los proveedores están dispuestos a dar otra vuelta de tuerca a la ya archifamosa guerra de comisiones, a la luz de las últimas noticias: si a principios de febrero Lyxor AM anunciaba la rebaja hasta el 0,12% de uno de sus ETF core, el Lyxor MSCI EMU (DR) UCITS ETF. Porsteriormente se han sumado a la competición Fidelity, al presentar una gama con comisiones iniciales del 0,06%, y DWS, al rebajar su gama de ETF con exposición a distintos tramos de la deuda estadounidense“Hay cada vez más presión para bajar las comisiones, pero es buena noticia para los clientes finales”, afirma la experta.

Ésta recuerda que “los proveedores tenemos una estructura de costes que nos permiten bajar, pero hasta unos límites”. Teniendo esto en mente, y viendo los últimos avances de la competencia, la representante de Amundi ETF para España anticipa que el esfuerzo por seguir rebajando comisiones “va a poner mucha presión en el número de proveedores”.

Impacto de MiFID II

“Lo que vemos es que MiFID II pone el enfoque en la transparencia y en la eficiencia de costes. Yo creo que es buena noticia para el inversor final y debería favorecer la gestión pasiva en general, porque son productos totalmente transparentes y muy eficientes en costes”, explica Peyranne. Desde Amundi ETF llevan tiempo insistiendo en la idea de que los ETF deberían percibirse como una herramienta de gestión. “En este sentido, sí que vemos necesidades de nuestro clientes para poder diseñar ellos un producto donde van a incluir ETF de Amundi”, resume Peyranne.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído