Latam: diversidad y fortaleza


Fernando Buendía, Director de BBVA AM para la zona de Latinoamérica



En un entorno lleno de incertidumbre, donde el sistema financiero global busca soluciones para lograr que la liquidez fluya nuevamente, que las instituciones bancarias se recuperen y que los mercados de capitales se reactiven, es difícil pronosticar el desempeño próximo para la actividad económica mundial y por ende para los mercados Latinoamericanos. Sin embargo, en medio de tantas dudas, bien vale la pena revisar la situación de la región, olvidándonos un poco de los eventos inmediatos y tratando de valorar los cimientos de la región y su potencial de largo plazo:



1. En términos demográficos, Latinoamérica es una región eminentemente joven, con una parte mayoritaria de la población incorporándose a la fuerza de trabajo en los siguientes 10 años.



2. En términos de Distribución del Ingreso, Latinoamérica arroja un desequilibrio importante, ya que concentra la mayor parte de su riqueza en no mas del 10% de la población y esto supone una presión enorme para los gobiernos, el reto por aumentar la oferta de satisfactores a la sociedad, dinamizar el mercado interno y desarrollar una clase media que participe con una proporción mucho mayor del ingreso, abre un mundo de oportunidades para los agentes y compañías que participen del cambio.



3. En las últimas dos décadas, los sistemas políticos en su gran mayoría se han fortalecido considerablemente, se ha mejorado la calidad de sus democracias, se ha profundizado en su división de poderes, los congresos han tomado un rol mucho mas protagónico y el equilibrio entre el poder ejecutivo, legislativo y judicial hoy es mucho mas sano, esta evolución permite establecer un entorno mucho mas favorable para el desarrollo de la economía en un ambiente de libre mercado, y mejora la seguridad jurídica de las inversiones de largo plazo. En algunos momentos pareciera que a la región le falta dinamismo para enfrentar los retos del mundo actual, esto debido a que las reformas jurídicas que aún faltan por llevar a cabo han tomado demasiado tiempo, sin embargo, cuando uno mira hacía atrás y se da cuenta de la evolución reciente, constata el cambio tan profundo que ha experimentado la región, casi vertiginoso: En general se cuenta con Bancos Centrales fuertes e independientes, Institutos que garantizan la transparencia de los procesos electorales, Comisiones e instituciones que garantizan la sana competencia de los mercados y una participación del sector privado en sectores que hace tres décadas hubiera sido impensable.



4. Un aspecto clave para la región hoy en día es su fortaleza en Finanzas públicas, destacando la convicción por parte de sus gobiernos por mantener bajo control su gasto público, esto sustenta el compromiso para mantener una inflación estable en el largo plazo. Gracias al desarrollo democrático descrito en el punto anterior, hoy en día existen los suficientes candados para que esta situación se mantenga en el largo plazo, no depende del partido en el poder, es fruto de un proceso muy profundo de transformación, en el cual las decisiones clave de política económica y monetaria, están sujetas al mejor escrutinio: “El equilibrio de poderes y la alternancia en el poder”.



5. Gracias a un entorno externo favorable, la región ha reducido considerablemente sus niveles de apalancamiento. Las enormes deudas externas habían sido un lastre para el desarrollo de las economías desde la década de los 70´s, en los últimos 10 años los diferentes gobiernos han decidido cancelar gran parte de su deuda externa y hoy en día el pago de interés o amortizaciones con el exterior es un rubro casi irrelevante para el desempeño de la región en su conjunto.



6. Siguiendo con la idea anterior, la apertura de las diferentes economías y su inserción al mundo global acompañadas por un ciclo positivo de commodities, han permitido gozar de superávits comerciales muy importantes, que bajo un manejo de política económica prudente, han permitido acumular unas reservas internacionales históricamente altas, que en momentos de volatilidad y restricción internacional de liquidez, han permitido sortear los tiempos difíciles con una posición mucho mas fuerte.



7. Un tema que no se puede dejar de mencionar cuando se habla de Latinoamérica hoy en día, es el crecimiento del ahorro interno, esto tiene que ver con el orden macro, con la estabilización de las expectativas de inflación y con la fortaleza de sus monedas. Adicionalmente y jugando un papel determinante en este aspecto, la región ha hecho cambios en sus sistemas de pensiones, construyendo una infraestructura de generación de ahorro estable y de largo plazo.



8. Si bien Latinoamérica ha sido una región favorecida por el ciclo de los commodities, este no es el único driver de la región, es mas, podríamos pensar que tiene una diversificación de sectores y países, que de alguna manera ofrece un Hedge Natural a los vaivenes de la economía global. Por ejemplo, México es un país integrado al ciclo económico de USA, tanto su cuenta comercial como su cuenta de servicios estarán ampliamente determinadas por el crecimiento americano, simultáneamente, Brasil es una economía mucho mas integrada al ciclo global de commodities y a la actividad de Asia. Estas diferencias entre la economía mexicana y la brasileña es un claro ejemplo de las diferentes historias de cada país, y de la complementariedad de la mismas al diseñar una estrategia de portfolio.



9. Si bajamos a nivel de mercados accionarios, México es un país ampliamente expuesto a crecimiento doméstico (América Móvil, Telmex, Walmex,) mientras Brasil esta mucho mas expuesto a factores globales y precio de commodities (Petrobrás, CVRD, CSN). Esta diversificación no solo se da entre las dos economías mas grandes, si continuamos revisando los mercados destaca Chile, que si bien gran parte de sus exportaciones dependen del precio del cobre, sus principales compañías en Bolsa dependen de la demanda interna. Argentina es la mayor exportadora Latinoamericana en agricultura, sin embargo, la compañía con mayor participación del índice local, esta relacionada a la manufactura de tubos para el sector energético (TENARIS). En términos de estructura de mercados financieros es importante remarcar que las historias de cada país tienen diferencias muy profundas, y que Latinoamérica como región ofrece un portfolio diversificado capaz de aprovechar diferentes etapas del ciclo global, donde lo único que se comparte, es la fuerza de un mercado doméstico en crecimiento.



10. Pareciera que uno de los aspectos clave para lograr el desarrollo de la región tiene que ver con la mejora en infraestructura, las necesidades por construir carreteras, puertos, aeropuertos, generación de energía, etc… los gobiernos están convencidos que deben impulsar este tipo de políticas, lo que supondrá un impulso a la creación de empleo y una mejora radical en la productividad de la región, los cuellos de botella en temas como transporte, almacenamiento, altos precios de la energía e.t.c., han supuesto un “Handicap” para las empresas latinoamericanas, los índices de productividad se han visto mermados históricamente por un entorno poco favorable en los procesos productivos, sin embargo, en los próximos años se anticipa un cambio significativo en este sentido, los incentivos de los diferentes agentes de la sociedad están puestos para mejorar esto, y los gobiernos cuentan con una posición financiera suficientemente sólida para lograr impulsar el cambio. Solo como ejemplo, Brasil cuenta con un fondo de infraestructura cercano a los 250,000 millones de USD y México con un fondo de 150,000 millones de USD para los próximos 3 años.



11. Los sectores relacionados con el mercado doméstico tienen un potencial extraordinario, el espacio por aumentar la penetración de la telefonía fija y celular es enorme (tanto en volumen como en ARPU), el crecimiento esperado en EBITDA en compañía líderes dedicadas al consumo básico ronda el 20% para los próximos años, la demanda por vivienda en México y Brasil supera 1 millón para el primer caso y dos millones para el segundo.



12. El sector financiero gracias a una vocación de trabajo mas doméstica que global, se ha mantenido al margen de los problemas de los últimos meses, la exposición a activos relacionados con mercado inmobiliario (USA-Europa) es baja, la participación en mercados de derivados es marginal (para el caso de derivados de crédito en particular), los balances se encuentran sanos y los niveles de capitalización son altos. Más aún, cuando uno revisa los niveles de penetración, destaca el enorme potencial por crecer en créditos hipotecarios, en créditos de consumo y por supuesto, en financiamiento de proyectos de inversión.



13. Por último, este proceso de desarrollo irá acompañado por un fortalecimiento de el sector de energía, clave en la región gracias a sus riquezas naturales, donde vale la pena mencionar a empresas como Petrobrás que es una de las compañías mas baratas del sector a nivel global, y que además cuenta con un potencial de crecimiento enorme gracias a los descubrimientos petrolíferos de los últimos años. En el mundo de energía las oportunidades son múltiples, Chile cuenta con empresas tremendamente potentes en la generación y distribución de energía eléctrica, y la región en su conjunto tendrá que echar mano de sus privilegios geográficos para continuar potenciando sus ventajas competitivas.




 

Empresas

Lo más leído