"Las viejas reglas de inversión ya no son aplicables"


El 71% de los inversores institucionales en España asegura que los enfoques tradicionales de construcción de carteras ya no son la mejor manera de buscar rentabilidad y gestionar el riesgo. Esta es la principal conclusión de la segunda encuesta realizada a inversores institucionales por Natixis Global Asset Management (NGAM) y cuyos resultados han sido presentados a nivel mundial. En el estudio han participado 500 inversores institucionales que gestionan en conjunto más de 11,5 billones de dólares. El trabajo de campo se realizó entre enero y marzo de este año en 19 países de América, Europa, Asia y Oriente Medio y este año por primera vez se ha incluido en la muestra a Latinoamérica. En España han participado 40 instituciones.

Según la encuesta, cinco años después de la crisis financiera, la mayoría de los inversores asegura que las viejas reglas de inversión ya no son aplicables. En este sentido, el 74% de los encuestados en España considera que los activos tradicionales se encuentran demasiado correlacionados para ofrecer sus propias fuentes de rentabilidad. Por otra parte, los inversores institucionales españoles aún aseguran tener dificultades con las técnicas de construcción de carteras y asignación de activos. La gran mayoría (88%) considera la asignación de activos como un reto y al 58% le cuesta aprovechar tácticamente las fluctuaciones del mercado. Además, un 78% considera que este año será muy difícil generar rentabilidades estables.

Según Sophie del Campo, directora general de NGAM para Iberia y Latam: “Estos datos ponen de manifiesto que los inversores necesitan mejores herramientas de asignación de activos que puedan ayudarles a encontrar el equilibrio entre la búsqueda de crecimiento a largo plazo y la minimización de las pérdidas derivadas de la volatilidad. Hace falta poner en marcha un nuevo enfoque de inversión para ser capaces de construir carteras duraderas que puedan resistir los vaivenes del mercado”.

Mejora la gestión del riesgo, pero no se sienten protegidos frente a la volatilidad

Más de la mitad de los inversores institucionales en España (59%) asegura tener más confianza que hace un año en su gestión del riesgo pero la gestión de la volatilidad del mercado y sus riesgos asociados siguen siendo una de sus principales preocupaciones. Un 78% afirma que mitigar el impacto de la volatilidad será difícil y el 40% prevé una dificultad ‘significativa’. Otra gran mayoría (85%) coincide en que los rendimientos bajos y las rentabilidades débiles son los principales riesgos para las carteras y el 75% dice que también será difícil proteger las carteras frente a los cambios drásticos de valor.

Aumenta la inversión en renta variable y gestión alternativa, y se reduce en renta fija

Más de la mitad de los inversores institucionales en España (58%) planea aumentar su asignación a renta variable mundial: el 55% lo hará a renta variable de mercados emergentes y el 53% a renta variable nacional. En inversiones alternativas, un 59% aumentará sus posiciones en estrategias alternativas o en otros activos no correlacionados durante el próximo año y un 44% considera esencial invertir en estrategias alternativas para diversificar el riesgo de las carteras. Los encuestados se muestran más pesimistas en cuanto a la renta fija, efectivo, oro y metales preciosos.

“En renta variable, el inversor busca estrategias conservadoras capaces de controlar la volatilidad y minimizar el riesgo. Las estrategias de inversión alternativa, como el retorno absoluto, tienen sentido porque ayudan a diversificar la cartera. En renta fija, aunque en el pasado ha ofrecido retornos muy positivos, el inversor no debe mirar atrás. Se espera que en breve comiencen a subir los tipos de interés, por lo que se necesitan soluciones de renta fija capaces de ofrecer retornos positivos en este entorno”, explica Sophie del Campo.

La ISR gana terreno, pero preocupan las jubilaciones

Casi la totalidad de los inversores institucionales de España (90%) indica que los criterios que miden la inversión ética y socialmente responsable influyen en su toma de decisiones. Además, un 88% espera que la influencia de los temas medioambientales, sociales y de gobierno aumente en los próximos tres años. Por otro lado, el 85% de los encuestados cree que el ciudadano medio español no tendrá activos suficientes para cumplir con sus obligaciones cuando se jubile. Según Sophie del Campo: Uno de los mayores retos de la industria será ayudar a las personas a invertir y ahorrar más para que puedan enfrentarse sin problemas a su jubilación”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído