Tags: Renta Fija |

Las últimas operaciones realizadas en la cartera del M&G (Lux) Optimal Income


Movimientos en la cartera del M&G (Lux) Optimal Income. Richard Woolnough, gestor de esta popular estrategia de renta fija flexible de M&G Investments, apuesta por un posicionamiento que refleja una visión positiva sobre la evolución de la economía global y los spreads en renta fija corporativa. Tal y como explican desde el equipo gestor de la estrategia, Woolnough mantiene una fuerte inclinación hacia el crédito de grado de inversión frente al high yield, resultado de las valoraciones más atractivas que encuentran en este segmento de mercado.

“Esto no significa que tengamos una visión negativa sobre los bonos de alto rendimiento per se. En nuestra opinión, desde un punto de vista de valor relativo por diferencial de spread, el mayor valor se encuentra en investment grade. Nos gustan especialmente las emisiones de crédito con rating BBB, fundamentalmente las de vencimientos largos de aquellas empresas que son capaces de defender ese estatus. El segmento de mercado BBB está exhibiendo en estos momentos las mayores dislocaciones, habiéndose visto afectada negativamente por la oferta y por el hecho de que muchos inversores no quisiesen estos bonos por su proximidad al high yield”, indican.

Por el lado del high yield, aunque la exposición del fondo a este segmento de mercado sigue siendo baja, Richard Woolnough ha incrementado ligeramente sus posiciones en el mes de marzo, agregando nombres en euros como Telecom Italia y una nueva emisión de Telefónica. “Continuaremos buscando oportunidades dentro del sector analizando caso por caso”.

En el equipo siguen anteponiendo el crédito a la deuda pública por varias razones. En primer lugar está la oferta. “Habrá un cambio significativo en la dinámica de la oferta en el futuro. Se espera que la emisión de bonos del Tesoro aumente considerablemente a medida que el déficit presupuestario de EE.UU. aumenta con Trump, mientras que la reciente era de actividades de fusiones y adquisiciones que ha sido financiada por compañías que emiten grandes cantidades de deuda está llegando a su fin. En nuestra opinión, las valoraciones que ofrecen los bonos corporativos siguen siendo atractivas y nos pagan bien por el riesgo que asumimos”.

En lo que respecta a la deuda de mercados emergentes, Woolnough ha mantenido pequeñas posiciones en bonos de gobierno de algunos de estos países, si bien en enero redujeron su exposición, particularmente a Brasil, después de su mejor comportamiento relativo frente a los mercados de crédito.

Desde el inicio de 2019, también recortaron sus posiciones en bonos del Tesoro americano en favor de los bunds con el objetivo de reducir la duración en dólares. En marzo, vendieron su último treasury ligado a la inflación tras el rally protagonizado, dejando su exposición a deuda pública americana al 0%. A cambio, añadieron algunos bonos europeos ligados a la inflación, principalmente de vencimientos a diez años de países como Francia y Alemania.

La fuerte caída de las tires en renta fija en el mes de marzo ha empujado a Woolnough a explorar oportunidades en renta variable, un mercado al que solo acude de manera oportunista. Ahora, el gestor aprecia que algunas acciones han vuelto a ser atractivas. “Hemos construido posiciones añadiendo títulos de Adecco, American Airlines y BASF, llevando nuestra exposición a renta variable al 4,5%”, revelan.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído