Las tres P apuntan en la misma dirección


En plena crisis Puntocom, un brillante ejecutivo con más de 20 años a sus espaldas en el cambiante mundo de la gestión de activos me enseñó una de las pocas máximas que se habían mantenido inalterables durante toda su carrera: Si quieres encontrar una buena inversión, céntrate en analizar las tres P´s.

Tras haber oído el famoso "Location, Location, Location" del mundo inmobiliario pensé que se trataba de uno de esos consejos que te dan los que han conseguido algo en la vida  y que no te sirven para mucho más que repetirlos en algún artículo perdiéndose en el camino todos los matices que le llevaron a la meta. Sin embargo, a día de hoy he visto como ha servido de punto de partida a grandes inversores y muy especialmente en el terreno de la selección de gestores de fondos:

People.  Es evidente que encontrar un gran gestor de fondos es el núcleo alrededor del cual gira todo lo demás, pero también es cierto que necesita condiciones óptimas para desarrollar todo su potencial. Lo primero que nos viene a la mente es colocar a ese gestor en una gran firma con amplia infraestructura.  La infraestructura es necesaria, pero a partir de un cierto nivel no está nada claro que aporte algún valor añadido.

¿Y si colocáramos a ese mismo gestor en una firma de la que es socio donde hacer carrera no tiene importancia y las rentabilidades lo son todo? Son los incentivos los que provocan que los seres humanos recorramos esa "milla extra".  

 Process.  Hay muchos procesos que te pueden llevar al éxito, pero para conseguirlo es imprescindible ser fiel al proceso elegido. Casi todos los grandes inversores que conocemos son especialistas en una filosofía de inversión concreta, están convencidos que las buenas rentabilidades vienen como resultado del proceso. La dificultad reside en las ocasiones en las que éste proceso tarda más de lo que nos gustaría en dar resultados y por tanto es fácil olvidarse de él.

Es, precisamente en esos momentos cuando la presión de los inversores será elevada. Si además añadimos la legión de ventas, directivos de estrategia,  gurús de marketing etc de una gran maquinaria hasta Buffet o Soros habrían sentido la enorme tentación de abandonar sus procesos de inversión.

Sin embargo, ellos solo tuvieron que defenderse ante sus inversores y además contaban con otro incentivo inapelable, su patrimonio estaba en juego junto con el de sus inversores.

 Performance. Todos los estudios de rentabilidades apuntan que encontrar gestores que batan a sus índices de manera consistente y a largo plazo es misión (casi) imposible. Aquel gestor que destaca un año, desciende a los infiernos el próximo, y si no, al siguiente. Sin embargo, si nos centramos en aquellos que sí baten consistentemente a sus índices en periodos de 5 o 10 años nos encontramos con que la mayoría gestionan desde firmas independientes.

Usando como ejemplo el universo de renta variable global (creado por Citiwire), en los últimos 5 años en torno al 75% de los fondos top20 son gestionados por gestoras independientes. En el universo de renta variable americana (según Morningstar US) la cifra es cercana 70%.

En las tres áreas (o tres P´s) las conclusiones son similares. Invirtiendo en gestoras independientes, formadas por especialistas  que cogestionen su patrimonio junto con el de sus inversores, encontraremos caballos ganadores. Después sólo queda pedir un poco de suerte para que hayan desayunado fuerte ese día…

La verdad es que no estamos descubriendo ningún nuevo paradigma, de hecho los diferentes jugadores de la industria ya han reaccionado ante esta realidad . Durante los últimos 10 años hemos vivido un éxodo de gestores que habiendo triunfado en una gran casa han decidido iniciar su propias firmas. Las grandes casas han respondido, conscientes de esta pérdida de talento, comprando o llegado a acuerdos con numerosas gestoras independientes. Como es lógico, la última palabra la tiene el inversor quien reaccionó tras un 2008 en el que las grandes casas no aportaron lo que se esperaba de ellas. Según Lipper, en 2010 las gestoras independientes captaron Eur 141 billones frente a Eur125 billones de grandes gestoras.

Es curioso presenciar cómo en España hemos sacado conclusiones muy diferentes del mismo evento frente al resto de Europa. En nuestro país todavía las gestoras independientes siguen sin ganar la batalla en ventas netas, algo lógico por otra parte debido a la importancia de la banca en la distribución de fondos. La respuesta a 2008 (y el efecto del innombrable “M”) ha sido pensar más en no cometer errores que en encontrar oportunidades. Sin embargo, en un entorno regulado, como UCITS III, con un custodio y auditor adecuados esto no debería ser un problema, y debería darse prioridad a ofrecer rentabilidades decentes al inversor final

Siempre es difícil superar el miedo a equivocarse y defender posturas diferentes al consenso, pero son precisamente éstas las que diferencian a largo plazo a los inversores de éxito de los mediocres. Les reconozco que al seleccionar los gestores que queríamos representar, en MCH Investment Strategies, lo tuvimos  más fácil ya que mi socio es aquel ejecutivo que un día me habló de las tres P´s….


Noticias relacionadas

Lo más leído