Las tres grandes cuestiones macro que pesan sobre la industria de gestión… y sus respuestas


Tres son las grandes incógnitas que, según UBS Global Asset Management, representan actualmente un claro desafío para la industria de gestión de fondos. La primera: el riesgo de colapso de la eurozona. La segunda: el abismo fiscal de Estados Unidos. Y, la tercera: si el actual entorno de escaso crecimiento económico es el escenario con el que tendrán que lidiar los gestores de cara al futuro o es sólo un fenómeno temporal. Joshua McCallum, gestor del equipo de renta fija de la entidad helvética, responde a las tres cuestiones.

Según explicó el gestor en las Conferencias 2012 organizadas por la entidad en Londres, “la eurozona no se colapsará. Habrá una solución. Si no la encuentran, las cosas se pueden poner muy feas, lo cual es un escenario que no le conviene a nadie, por lo que tenemos que confiar en que se llegue a un entendimiento”. En lo que respecta a Estados Unidos, habrá ajuste fiscal: la cuestión es cuánto. A su juicio, “el país se desliza hacia una pendiente fiscal más que hacia un abismo fiscal. Asusta, pero demócratas y republicanos se verán forzados a actuar”, asegura el experto.

¿Y qué hay del nuevo escenario de bajo crecimiento económico? “En mi opinión, es momentáneo”. No obstante, esta temporalidad no será para todos los países. “En el caso de algunos, como el Reino Unido, el ritmo de crecimiento futuro no coincidirá con el de las últimas décadas”. Pero no se debe ser agorero. Por ello, McCallum advierte de la necesidad de tener cuidado con aquellos profesionales que quieren vender nuevos paradigmas y con los economistas que ofrecen previsiones fantasiosas. “Los vientos que soplan en contra de las economías son fuertes, pero finitos”.

Con todos estos supuestos en la mano, ¿por qué clase de activos apostar? “Los bonos han sido una clase de activo que tradicionalmente lo ha hecho bien en un momento de bajos tipos de interés y crecimiento económico. Cuando el PIB avanza, los ingresos empresariales no caen, por lo que las compañías pueden hacer frente a su deuda. A todo esto se añade que los equipos directivos no se han embarcado en planes masivos de expansión, lo cuál también es positivo”, señala el experto. “El crédito estaría en una buena posición, siempre y cuando exista un estable crecimiento”.

Sin embargo, dicho desde Reino Unido o España, países que están viendo cómo sus economías se contraen, hablar de crecimiento parece difícil. Por ese motivo, McCallum aconseja ir en busca de ese crecimiento, “mirar hacia fuera y pensar a nivel global”. No hay que olvidar que la economía mundial sigue creciendo. Para los que opten por fondos de gestión activa, el experto de UBS Global AM recuerda que “la volatilidad crea oportunidades”. Para los que apuestan por productos pasivos, recomienda aquellos que se centren en temas de inversión estructurales, no cíclicos.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído