Las tres grandes apuestas de los gestores del BlackRock Euro Short Duration Bond


El BGF Euro Short Duration Bond es uno de los productos más populares del mercado español. Se trata de un fondo de renta fija europea de corto plazo de BlackRock con el sello Funds People, BlockBuster y Consistentes. La estrategia mantiene actualmente 9.000 millones de euros en activos bajo gestión, de los que prácticamente la mitad está en España (4.400 millones de euros), según datos del Barómetro que cada mes se publica en la revista. Esto le convierte en el fondo internacional con un mayor volumen de activos en el mercado español. El 70% de los activos están invertidos en bonos denominados en euros con una duración inferior a los cinco años. La duración media de la cartera no supera los tres. De hecho, en estos momentos es de 1,7 años, un nivel que Michael Krautzberger y Christopher Allen, gestores del fondo, suelen mantener bastante estable. Allen acaba de estar en Madrid, visita que ha aprovechado para hacer una actualización de la estrategia. Destacan, sobre todo, tres grandes ideas de inversión:

1. Sector financiero. Centra el 11% de la cartera y es una de las grandes apuestas de los gestores del fondo. “Actualmente, favorecemos la deuda financiera. Se trata de un segmento de mercado que, al no formar parte del programa de compras del BCE, se ha quedado rezagada. El QE aplicado por la autoridad monetaria crea oportunidades muy interesantes. Algunas emisiones en euros de entidades canadienses, que no forman parte del programa del BCE, ofrecen una tir muy interesante. Nos sentimos cómodos en este sector, especialmente después de que las entidades hayan reforzado sus ratios de capital. No es una apuesta genérica por el sector, sino que analizamos específicamente cada nombre. Los beneficios del sector son débiles, pero no es algo que afecta a la solvencia de los bancos, que siguen siendo capaces de ganar dinero y pagar los cupones”, explica.

2. España. La deuda periférica es otra de las grandes apuestas, la cual favorecen desde hace tiempo frente a la de los países core. España es una de sus principales sobreponderaciones en cartera, con una exposición que alcanza hoy el 10%. “Cotiza entre 70 y 80 puntos por encima de la alemana y nos sentimos muy cómodos invirtiendo en ella dado el entorno acomodaticio, el yield positivo y los fundamentales de su economía. Si España sigue corrigiendo su déficit fiscal y aumentando el empleo, no hay razones para pensar que la tendencia registrada en los últimos años pueda cambiar si no se produce ningún shock en su economía. Nos fijamos en la deuda española por varias razones: su crecimiento, potencial de crecimiento y situación del sector financiero (que en el caso español ya fue atajado a través de un proceso de integración)

3. Positiva visión sobre Irlanda y decidida apuesta por su mercado. Es el tercer as que mantienen en cartera los gestores del BGF Euro Short Duration Bond. Aunque apenas ocupa entre el 4% y el 5% de la cartera, la realidad es que este porcentaje supone mantener una posición muy sobreponderada si se compara con el peso que su mercado tiene en el índice de referencia. “Hace años Irlanda era un país que se catalogaba dentro del grupo de los periféricos. En nuestra opinión, ahora es un país que está muy cerca de ser un core. En estos momentos se encuentra en el medio de ambos. Previsiblemente su deuda ofrecerá una rentabilidad a vencimiento similar a la que ofrece Francia o Bélgica. La calificación crediticia del país está aumentando, la economía está creciendo, el coste de financiación es muy bajo… Irlanda es una historia de éxito. Fue uno de los primeros países en solicitar la ayuda europea y actualmente se encuentra en una posición mucho más sólida”, señala el cogestor de la estrategia de BlackRock.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído