Las tres apuestas de atl Capital para seguir al ciclo: Europa, finanzas e industria


El Comité de Inversiones de atl Capital se muestra tremendamente positivo con la renta variable y, dentro de ella, con las bolsas europea en general y española en particular. “Con la recuperación económica y los tipos todavía bajos, puede producirse un importante flujo de dinero desde la renta fija hacia la variable, mejorando considerablemente la posibilidad de una expansión de múltiplos”, contextualiza su último informe de mercado.

La firma española apunta su mirilla, sobre todo, hacia el sector financiero, que “deber ser uno de los protagonistas de la recuperación”, y los sectores industriales, “si creemos en la recuperación del ciclo”, los dos terrenos donde los parqués del Viejo Continente pueden tener un largo y provechoso recorrido.

“En 2014, esperamos que la incipiente recuperación observada en Europa se consolide y permita que las valoraciones de las compañías, en muchos casos inusualmente baratas, sean el principal argumento y permitan subidas firmes de los índices de renta variable”, explica el Comité de Inversiones de atl Capital.

La deuda pública española, repleta de atractivo

Muchos son los hechos que empujan en estos momentos el atractivo y el peso de la deuda pública española en cartera. En 2013, el bono español a diez años pasó del 5,31% al 4,14% y, el alemán, del 1,31% al 1,94%, lo que supuso una disminución de la prima de riesgo de 181 puntos básicos, pasando de 401 a 220, recuerda atl Capital. Además, la última subasta del año, en la que se colocaron bonos a cinco y diez años a tipos mínimos desde 2005 y 2010, respectivamente, significó “el punto y final” a un año en el que el Tesoro ahorró unos 8.500 millones de euros gracias a la rebaja en los intereses.

Por si fuera poco, continua su Comité de Inversiones, Moody’s ha mejorado la perspectiva del rating de España de negativa a estable, justo en un momento en el que la inversión extranjera en deuda pública española se encuentra en un saldo récord y en el que sigue bajando la deuda pública en manos de bancos españoles, cuando “parece que el BCE tratará de obligar a los bancos de la zona euro a reforzar su capital en función de su cartera de bonos soberanos, que aún se consideran libres de riesgo”.

Desintermediación bancaria española

A nivel corporativo, resume atl Capital, se produjo el año pasado un “proceso de desintermediación bancaria” por parte de las empresas españolas, por lo que fue un “año histórico” en emisiones de deuda -24.216 millones y 12 debuts-, de las cuales el 85% fue a parar a inversores extranjeros. Aun así, critica su Comité de Inversiones, “sólo el 30% de la financiación se obtiene en mercados de capitales, cuando en Estados Unidos supone el 70%”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído