Las suscripciones se centran en una decena de fondos por categoría


Las gestoras ya han comenzado a reestructurar su oferta, pero, según los datos que arroja el último informe de Lipper FMI, las fusiones entre firmas y la presión de un mercado adverso no son las únicas razones para hacerlo. Otro factor clave sería la fuerte concentración que existe a la hora de registrar captaciones, que se acumulan en unos pocos fondos de cada sector.

Así, para 10 de las categorías más populares en 2009, una media de un tercio de las captaciones anuales llega a un solo fondo, según el informe de Lipper FMI “Zen and The Art of Mutual Fund Maintenance”, que arroja luz sobre las relaciones entre las compañías y los distribuidores y ofrece nuevas perspectivas sobre los patrones de comportamiento de los consumidores y la necesidad de las gestoras de comprenderlos para incrementar los rangos de fondos en los que ven un mayor interés. Un dato que obliga a poner una nota de precaución en los gestores a la hora de considerar el lanzamiento de nuevos productos idénticos a otros que ya abundan en el mercado y arriesgarse a ser acusadas de ello, así como al “instinto de rebaño de los distribuidores”.

Como ejemplo, entre los fondos de bonos corporativos europeos, el producto con más éxito logró el año pasado entradas de 7.100 millones de euros, que suponen el 34% del total de flujos positivos hacia el sector. Los siguientes cuatro más populares captaron unidos el 42% de las ventas, y los siguientes cinco añadieron otro 12% del pastel; en conjunto, sólo diez fondos disfrutaron de entradas netas del 88% en toda la categoría de crédito en Europa.

Con todo, en renta variable la concentración es algo menor, lo que supone mayores oportunidades de captaciones para las más firmas. De hecho, de media diez fondos en la categoría de bolsa atraen el 71% de los flujos del sector, frente al 91% en los bonos.

 

Fuente: Lipper FMI