Las suscripciones en fondos de renta variable superan a las de renta fija en Europa


Los expertos de la industria de la gestión hablan de una entrada progresiva de los inversores en los fondos de renta variable y niegan que se pueda estar todavía ante una gran rotación desde la renta fija a la variable. Los datos confirman el creciente interés por entrar en productos de bolsa: en enero, las suscripciones netas en fondos europeos de este tipo alcanzaron los 21.000 millones de euros, un 30% más que en diciembre, cuando entraron 14.000 millones, según los últimos datos de Efama. Una cantidad por encima ya de la que entró en renta fija (19.000 millones) mientras los fondos mixtos captaron 11.000 millones. 

“El sentimiento de los inversores mejoró en enero, gracias a la percepción de una reducción de las incertidumbres en los mercados bursátiles globales y una mayor confianza en los mercados financieros”, comentó Bernard Delbecque, director de Economía y Análisis de Efama.

Este comportamiento fue clave para explicar que los fondos regulados de largo plazo (excepto los monetarios) captaran la mayor cantidad de dinero vista desde que Efama empezó a recoger datos en octubre de 2008. En total, entraron 53.000 millones, frente a los 35.000 millones de diciembre.

La reducción de los reembolsos en los fondos monetarios (que pasaron de 33.000 millones a solo 5.000) también permitió que el cómputo neto de los fondos regulados fuera positivo, con suscripciones de 49.000 millones en enero, muy por encima de los 1.000 millones de un mes antes.

Desaceleración no UCITS

Sin embargo, la aceleración de las entradas en los fondos UCITS contrastan con la desaceleración de los flujos hacia los fondos no regulados, de 17.000 millones, la mitad de los 30.000 de diciembre, ya que los fondos especiales redujeron sus entradas desde 27.000 a 15.000 millones.  

El patrimonio de los fondos regulados se situó en 6,4 billones, el 0,7% por encima del dato de cierre de 2012, y el de los no regulados, en 2,55 billones, un 0,3% más. Así, si los fondos europeos cerraron 2012 con su volumen en máximos y una percepción de optimismo (fue el quinto mejor año de la última década), los datos de enero muestran la continuidad de esta tendencia.

Noticias relacionadas

Lo más leído