Siete convicciones personales expresadas en voz alta por gestores de primera fila de Schroders


La conferencia para periodistas celebrada recientemente por Schroders en Londres ha contado con la participación de gestores de primera fila de la casa, que han aprovechado el evento para compartir con los asistentes algunas reflexiones sobre las oportunidades y los retos que detectan actualmente en los mercados. Haciendo una importante labor de síntesis, en Funds People hemos resumido sus perspectivas en siete puntos, con el objetivo de que el inversor conozca cuál es la visión actual de cada profesional sobre la clase de activo que gestiona y pueda tener una noción sobre el posicionamiento que está adoptando cada uno de ellos.

Aymeric Forest, responsable de multiactivos: Esperamos inflación, así que la duración no será nuestra clase de activo favorita. En renta variable, el sector financiero, el de salud y el mercado japonés son nuestras principales apuestas. En consecuencia, en nuestros fondos mixtos estamos reduciendo duración en renta fija y elevando la exposición a Japón y a los mercados emergentes en renta variable.

Simon Webber, gestor de renta variable global: Ahora, las acciones que entrañan un mayor riesgo son aquellas que hasta ahora habían sido vistas como las más seguras y viceversa.

Bob Jolly, responsable de Global Macro: En el entorno actual, el punto de partida para la rentabilidad del bono del Tesoro de Estados Unidos a diez años es del 2,5%. De ahí para arriba.

Jim Barrineau, corresponsable de deuda emergente: Históricamente, cuando el dólar se aprecia se crea un entorno terrible para la deuda emergente. La cotización de la divisa es clave. Debería estabilizarse a corto plazo hasta que exista una mayor visibilidad política en Estados Unidos. La expansión fiscal en Estados Unidos podría tener un impacto muy significativo en los países emergentes en 2017. Lo que ocurra también afectará especialmente a los países en vías de desarrollo. Las mejores oportunidades en deuda emergente están en Europa del Este y Brasil, países que se verán menos afectados por lo que suceda en Estados Unidos. En cuanto a las divisas asiáticas, estas son vulnerables si se impone el proteccionismo de Trump.

Ugo Montrucchio, gestor de multiactivos: Las salidas que hemos visto en las últimas semanas en los mercados emergentes de renta variable son temporales. La tendencia a las entradas continuará.

Geoff Blanning, responsable de deuda emergente y commodities: Los inversores todavía no han perdido el tren de las materias primas. Algunas han perdido un 75% de su valor y apenas se han recuperado. Estamos al inicio de un nuevo mercado alcista en las commodities. Invertir en ellas es la mejor manera de protegerse contra la inflación. Los bonos ligados a la inflación están caros. Históricamente, el oro es el único activo que ha preservado valor. Estimamos su precio de acuerdo a la oferta monetaria global, pero compramos y vendemos en función del sentimiento. No obstante, mi mayor apuesta en estos momentos se centra en aquellas materias primas donde la demanda excede la oferta, como es el caso del gas natural, la plata o el algodón.

Rory Bateman, responsable de renta variable europea: Esperamos que la rotación de acciones europeas de calidad a acciones cíclicas continúe a lo largo de 2017, pero eso no significa que sirva todo. En Italia, por ejemplo, no nos sentimos cómodos con el sector financiero. La delicada situación en la que se encuentran estas entidades es más importante que la situación política. En Europa no esperamos revoluciones políticas. Están pasando cosas dramáticas, aunque no debemos olvidar que en renta variable siempre existen oportunidades.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído