“Las señales siguen siendo positivas para la bolsa y negativas para la deuda pública”


Tras haber visto en las últimas seis semanas suficientes anuncios de políticas monetarias, drama político y sorprendentes datos macroeconómicos, la mayoría de las variables del mercado se han mantenido bastante estables en las últimas semanas. De hecho, según ING Investment Management, los mercados financieros mundiales encaran ahora un escenario de notable calma. Pero… ¿ha afectado todo este ruido a la estrategia de la gestora? Según explica, “las señales siguen siendo todavía consistentes con nuestra visión positiva sobre la renta variable y la infraponderación en bonos del Tesoro”.

En opinión de los expertos de la gestora holandesa, las acciones monetarias se han visto contrarrestadas por el retroceso político. “Las medidas de política monetaria anunciadas por el BCE y la Reserva Federal han contribuido de forma considerable al sentimiento positivo del mercado, y los recientes datos económicos de los mercados desarrollados han sido en general positivos por primera vez desde abril. Por otra parte, es evidente que los riesgos políticos en Europa permanecerán presentes durante mucho tiempo”. En este sentido, en ING IM han percibido algunos aspectos preocupantes a nivel político.

“Los políticos del norte de Europa parecen estar dando marcha atrás en las promesas anteriores sobre la recapitalización bancaria a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM), mientras que Alemania está tratando de retrasar la creación de una unión bancaria bajo la supervisión de la autoridad monetaria que preside Mario Draghi. Del mismo modo, no queda claro si -o cuándo- España está dispuesta a solicitar la asistencia del ESM”, afirman desde la entidad. Mientras tanto, la mayoría de los mercados están experimentando movimientos laterales.

“Estos acontecimientos no solo se anularon aparentemente entre sí en términos de impacto sobre el apetito por el riesgo, sino incluso en días sueltos o semanas apenas se han notado. El rendimiento de los bonos -tanto de países centrales como periféricos- y el precio de las acciones y las materias primas se han movido lateralmente en rangos estrechos”. En este aspecto, la única clase de activos que -según ING IM- continuó su tendencia alcista fueron los créditos, gracias a que los diferenciales sobre los bonos del Tesoro se reforzaron aún más en la constante búsqueda de rentabilidad de los inversores.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído