Las seis propuesta de Inverco para potenciar la inversión colectiva en España


Inverco no quiere dejar pasar la oportunidad de lo que supone la llegada de un nuevo Gobierno al país y ha informado a sus asociados que va a iniciar los pertinentes contactos con los distintos órganos del mismo y de la Administración, con propuestas para potenciar la inversión institucional y el ahorro colectivo en España. En concreto, seis son las principales propuestas que la asociación tiene encaminadas a eliminar las trabas para mejorar la competitividad de las IIC españolas en futuras reformas, y que abogan por la eliminación de obstáculos que no existen en el resto de países de la Unión Europea y por el desarrollo de medidas de promoción de la inversión colectiva.

 

Según explican en su informe, todas las propuestas "tienen como denominador común la ausencia de motivación (y coste) fiscal, pues están destinadas a simplificar las obligaciones administrativas en diversos ámbitos de la inversión colectiva o a recoger en España figuras jurídicas de gran éxito en otros países, cuya implantación representaría una gran oportunidad de expansión de nuestras IIC". 

 

Las seis propuestas concretas son:

 

1. Simplificación de las obligaciones fiscales de los comercializadores en la comercialización de IIC tanto en la comercialización de IIC españolas en el extranjero como en la comercialización en España de IIC extranjeras y españolas, a través de cuentas ómnibus. 

 

2. Tributación de las IIC al 0% (en lugar del actual 1%). Esta medida tiene cierto impacto recaudatorio, si bien desde la asociación lo califican de "insignificante". "La motivación de est apetición es permitir a las entidades españolas ser competitivas transfronterizamente, pudiendo exportar actividad de gestión, directamente gestionando desde España IIC no residentes o indirectamente, mediante la creación de compartimentos o estructuras master-feeder, para lo cual es imprescindible un vehículo completamente neutral fiscalmente, como sucede en el resto de Europa", dicen.

 

3. Eliminación del número mínimo de inversores para la creación de IIC (100) y del número mínimo de accionistas y del porcentaje máximo de participación para la realización de traspasos en IIC con forma societaria (500).


4. Creación de una nueva figura de IIC institucionales

 

5. Creación de las IIC de empresa

 

6. Regulación del préstamo de valores por las IIC

 

Además de estas seis propuesta, Inverco apunta que, si la evolución de la situación presupuestaria lo permite, "sería conveniente explorar otras medidas para incentivar el ahorro a largo plazo de las familias y empresas españolas, como el establecimiento de una deducción por el incremento de ahorro, tanto en el IRPF como el IS, de modo que el inversor pueda beneficiarse de una deducción en la cuota por el importe equivalente al 10% del incremento de ahorro con respecto al ejercicio inmediatamente anterior, siempre y cuando dicho incremento proceda de la adquisición de nuevos instrumentos de ahorro (y no de la sustitución o revalorización de los existentes) y que éstos permanezcan como mínimo doce meses en el patrimonio del inversor".

 

En el documento, Inverco señala que el objetivo de estas reformas es "evitar que España quede relegado a país de mera distribución, pues sólo si se retiene y se potencia la actividad de gestión española podrá mantenerse e incrementarse la contribución de las IIC a la financiación de la economía, a la obtención de ingresos fiscales y a la generación de empleo en España". Ya en una entrevista publicada en marzo de 2011 en fundspeople.com, Ángel Martínez Aldama, director general de la asociación, advertía de este peligro.

 

Propuestas específicas para los planes de pensiones

En cuanto a los planes de pensiones, desde Inverco apuntan que sería necesario proceder al desarrollo reglamentario de la Disposición adicional 26ª de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social, en lo relativo a información en las nóminas de las cotizaciones totales (tanto del empleado como del empleador) y puesta a disposición de los empleados de información sobre su previsible pensión. En cuanto a estímulos para la contratación de planes de pensiones, las propuestas que lanza Inverco so:

 

1. Restablecimiento de la deducción en la cuota del Impuesto sobre Sociedades

 

2. Flexibilización de los límites a las aportaciones.

 

3. Ampliación del límite de aportación a favor del cónyuge.

 

4. Reducción del 40% en el importe de las prestaciones, tanto en forma de renta como de capital. Una de las medidas que se adoptaron en la reforma del IRPF del año 2006 fue eliminar

 

5. Tratamiento de los rendimientos de las prestaciones como renta del ahorro.

 

6. Aplicación a los Planes de Pensiones del nuevo límite de 5.000 euros para la cobertura de dependencia.

 

7. Eliminación de retenciones a los Fondos de Pensiones o devolución automática de las mismas.

 

8. Creación de un tipo de Plan de Pensiones simplificado para las PYMES.

 

9. Posibilidad de que las PYMES realicen aportaciones por cuenta de sus empleados a Planes del sistema individual sin necesidad de establecer un Plan de Pensiones del sistema de empleo, con aplicación a dichas contribuciones del régimen fiscal establecido para los Planes de empleo.

 

10. Cumplimiento progresivo del principio de no discriminación.

 

11. Promoción de Planes de Pensiones con reconocimiento de servicios pasados (plazo indefinido).

 

12. No duplicidad de registros (DGSFP-RM) para los Fondos de Pensiones.

 

La importancia de la inversión colectiva en la economía española

 

Para apoyar la necesidad de llevar a cabo estas medidas, la Asociación resume en su informe las principales cifras del sector y su contribución a la economía nacional. De acuerdo con las estadísticas publicadas por la CNMV sobre composición del sector de la inversión colectiva, a 31 de diciembre de 2010 existían en España 6.303 IIC, de las cuales 5.643 son Fondos y Sociedades constituidos en España y 660 son IIC extranjeras comercializadas en España. Estas IIC canalizan el ahorro de 6.526.770 accionistas y partícipes, con un volumen total de patrimonio que asciende a 214.544 millones de euros y que representa, aproximadamente, el 20% del PIB español de 2010.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído