Las salidas de los garantizados españoles sitúan en negativo a los alternativos de Morningstar


El segundo trimestre del año se caracterizó en Europa por una reasignación de activos desde los fondos de inversión con más vocación a largo plazo hacia aquellos de más corto plazo. Así se refleja en un estudio sobre los flujos de fondos en Europa a cierre de junio de Dan Lefkovitz, director de Operaciones de Morningstar Europe. El apetito por los fondos de renta fija se mantuvo intacto, con más de 21.000 millones de euros en entradas en el trimestre y de 9.000 millones de euros solo en junio. Los monetarios, sin embargo, vieron salidas de 19.000 millones en ese último mes.

En el escenario de incertidumbre en el que vive Europa, los fondos que más dinero captaron fueron algunos productos mixtos que se centran en la preservación de capital. El más popular del trimestre fue el M&G Optimal Income, que captó más de 1.000 millones y acumula más de 2.600 millones en lo que va de año. Carmignac Patrimoine también despuntó: fue el más vendido de junio (375 millones), captando en el trimestre 600 millones y en el año, casi 1.200. Otro fondo que se ha beneficiado este año ha sido el Baillie Gifford Diversified Growth: su entrada de flujos en junio de 367 millones hizo que su patrimonio sobrepasara los 2.000 millones.

Pero el interés por fondos de corto plazo y más conservadores no se aplicó a los garantizados españoles. La categoría Morningstar de alternativos, en la que se ubican, sufrió salidas de capital por más de 3.000 millones en el segundo trimestre, con cerca de 1.000 millones en junio, debido a la salida en garantizados sobre todo ofrecidos por bancos españoles (7 de los 10 peores del ranking). Lefkovitz entiende que es posible que los inversores tengan dudas sobre la capacidad de los bancos de cumplir las garantías.

El peor parado en junio fue el AC Euribor Mas 50 Garantizado, con 373 millones en reembolsos netos a un mes, seguido de BBVA Europa Garantizado (65 millones), Foncaixa Estabilidad (con 64 millones y 193 en la primera mitad del año), BBVA Plan Rentas 2016 (con 61 millones en junio y 71 en el semestre), Sabadell BS Garantía, BBVA Extra Tesorería y BBVA Solidez V.

Entre los cinco fondos más grandes de Europa, todos disfrutaron de flujos positivos en junio, y todos menos el mayor, el Templeton Global Bond, fueron positivos en el segundo trimestre. Por su parte, los ETF ganaron terreno: el más vendido en junio fue Vanguard FTSE UK All Share Index, con 859 millones de entradas.

Empresas

Noticias relacionadas