Las salidas de los fondos en la última semana despiertan los recuerdos de 2008


La semana pasada no sólo fue de infarto para los mercados bursátiles, sino también para los fondos de inversión. Así, una tormenta perfecta de rebajas de rating, datos macroeconómicos por debajo de las expectativas y con la continuidad de la crisis crediticia europea propició algo similar a una estampida en los fondos de inversión. Según los datos de EPFR Global, los reembolsos se dispararon: los productos de renta variable vieron salidas de 26.100 millones de dólares, la peor cifra desde finales de 2008, mientras los de renta fija sufrieron reembolsos de 10.400 millones de dólares.

Los que más sufrieron fueron los fondos que invierten en deuda de alta rentabilidad, en la medida en que los inversores liquidaron sus posiciones y se refugiaron en los fondos monetarios, que registraron flujos de entrada importantes, revirtiendo la tendencia de los últimos meses. Así, los fondos de bonos high yield y bonos flotantes sufrieron su peor semana de reembolsos desde que EPFR Global empezó a contabilizar sus datos 2005 y 2007, respectivamente.

Las salidas de los fondos de renta variable emergente, bolsas globales, renta fija y fondos mixtos también alcanzaron niveles no vistos desde 2008, mientras los productos de mercado inmobiliario vivieron su peor semana en casi cuatro años con las mayores salidas de los fondos estadounidenses en 63 semanas.

En este contexto los fondos monetarios captaron 49.800 millones de dólares, junto a otras categorías como los fondos de materias primas especializados en oro y metales preciosos, los de renta fija emergente en divisa local y los de renta variable japonesa.


Lo más leído