Las salidas de agosto en los fondos de largo plazo europeos, en máximos desde 2008


Los fondos regulados europeos sufrieron reembolsos netos en agosto por valor de 20.000 millones de euros, casi un 50% más que los registrados en julio (14.000 millones), según los últimos datos de Efama (la asociación europea de la industria de la gestión), elaborados a partir de la información reportada por 23 asociaciones nacionales que representan más del 97% de los activos totales. La huida a los percibidos como activos más seguros se dejó notar en la industria, pues mientras el dinero salía de los fondos de largo plazo, entraba en los monetarios.

 

Sin embargo, esas entradas en productos monetarios no bastaron para compensar los reembolsos en el resto de fondos, que afrontaron el mayor nivel de reembolsos netos desde octubre de 2008, en plena crisis crediticia tras el colapso de Lehman Brothers. Sin embargo, en aquel momento las salidas fueron mucho mayores, de 11.000 millones de euros, frente a los 53.000 millones actuales.

 

Dentro de los fondos de largo plazo, los de renta fija y mixtos cambiaron la tendencia positiva de julio por las salidas de agosto, de 13.000 y 11.000 millones de euros, respectivamente. En los fondos de renta variable, las salidas se incrementaron exponencialmente, alcanzando los 26.000 millones de euros, frente a sólo 1.000 millones un mes antes.

 

En este escenario, los inversores se refugiaron en los mercados monetarios, con entradas netas en los fondos de 33.000 millones de euros, una cifra récord y mayor a los 25.000 millones captados en julio. Y es que en esta ocasión, en contraste con lo que ocurrió en octubre de 2008 –cuando salieron 19.000 millones-, los inversores los utilizaron como refugio.

 

En este contexto, los fondos no UCITS captaron en agosto 8.000 millones de euros, más que los 6.000 millones del mes anterior, sobre todo gracias al mayor interés por los fondos especiales, reservados a los inversores institucionales.

 

En total, los activos de los fondos regulados se situaron en 5,56 billones de euros a finales de agosto, un 4,7% menos que un mes antes mientras el descenso en el patrimonio de los no regulados fue del 1,3%, hasta 2,07 billones de euros. La situación hace que los primeros se sitúen en números rojos desde enero, volviendo a los niveles de julio de 2010, a diferencia de los fondos no UCITS, cuyos activos se mantienen por encima del cierre del año pasado.
 

Lo más leído