Las revisiones al alza de los beneficios presagian buenos tiempos para los dividendos asiáticos


TRIBUNA de Michael Kerley, cogestor de la estrategia Henderson Asian Dividend Income Strategy. Comentario patrocinado por Henderson Global Investors.

Los últimos seis meses han resultado un periodo bastante difícil para las estrategias de rentas por dividendos. La mejoría de las perspectivas de crecimiento mundial, el aumento de la inflación y la expectativa de subidas de tipos de interés han inducido a los inversores a sustituir los valores defensivos por otros orientados al crecimiento cíclico y pasar de la rentabilidad defensiva al valor.

Revisión favorable de las previsiones sobre beneficios

A pesar de este contexto, todavía hay motivos para seguir siendo optimistas respecto a la inversión en rentas por dividendos en Asia. El crecimiento económico en China y en el resto de la región está mostrando indicios alentadores, una situación que prevemos continuará a lo largo de 2017. Más importante aún es que esto se está filtrando en los beneficios, que son objeto de las revisiones más favorables desde 2009 que han efectuado los corredores de valores (brokers). Aunque esto puede atribuirse en cierta medida a la baja base desde la que parte la recuperación de los sectores de materiales y materias primas hipercíclicos, han surgido indicios alentadores de que esta mejoría se está extendiendo a otras áreas, entre ellas el sector industrial, bienes de consumo discrecional y financiero. Gracias a este panorama de beneficios más halagüeño, las valoraciones de las acciones se están manteniendo a niveles atractivos, pese al aumento de las cotizaciones.

Los dividendos siguen siendo una razón de peso para invertir en Asia. Las compañías asiáticas continúan generando excelentes flujos de tesorería disponible, y dado que la inversión está restringida por el surgimiento de oportunidades, estimamos que las ratios de reparto de dividendos (payout o porcentaje de beneficios que se reparten a los accionistas en forma de dividendos en un año) podrían aumentar considerablemente durante los próximos años desde los bajos niveles actuales. Esto nos lleva a creer que el crecimiento de los dividendos en Asia batirá la expansión de los beneficios que se acumulen a lo largo de los próximos cinco años.

De acuerdo con el Henderson Global Dividend Index (a febrero 2017), los dividendos totales mundiales* apenas crecieron en 2016 (+0,6%). Sin embargo, la región de Asia Pacífico menos Japón registró un boyante crecimiento de los dividendos (véase el gráfico) que alcanzó el 4,8% en términos subyacentes, destacando Corea del Sur y Taiwán, cuyos dividendos se dispararon un quinto en términos subyacentes.**

HGD Index

Nos posicionamos para aprovechar el crecimiento de los dividendos en Asia

La estrategia Asian Dividend Income conserva su distribución 50/50 entre títulos high yield y aquellos asociados al crecimiento de dividendos. Los primeros tienden a concentrarse en los mercados más desarrollados, mientras que los segundos se encuentran normalmente en mercados en desarrollo. La única excepción es Corea del Sur, donde los cambios del gobierno corporativo deberían fomentar unas ratios de reparto de dividendos mucho más altas a lo largo del tiempo. Por esta razón estamos sobreponderados en Corea del Sur, el mercado que ofrece la remuneración más baja de la región.

Aunque las posiciones high yield integradas en nuestras carteras han supuesto una rémora para la rentabilidad de la estrategia en los últimos seis meses, mantenemos la exposición a los sectores de telecomunicaciones y fondos de inversión inmobiliaria (REIT) debido a las primas de rentabilidad ampliadas que ofrecen ambos con respecto a los bonos y el efectivo (los precios han caído más de lo que han aumentado las rentabilidades), lo cual para nosotros representa actualmente una inversión convincente.

Otros sectores favorecidos son la tecnología, donde tenemos abultadas posiciones en el grupo de Internet chino NetEase, en Samsung Electronics y en el fabricante por contrato taiwanés de productos electrónicos Hon Hai Precision, así como en energía, donde mantenemos una postura favorable sobre las refinerías SK Innovation en Corea del Sur y Star Petroleum Refining Company en Tailandia, junto con compañías que se benefician del abaratamiento del gas, como el grupo de petróleo y gas tailandés PTT. A escala de países somos optimistas sobre las perspectivas que presenta Corea del Sur, Singapur y China, aunque en este último mantenemos una posición infraponderada debido a la ponderación cada vez mayor en el índice de empresas como Tencent y Alibaba, que no son inversiones adecuadas para una cartera de rentas a causa de sus elevadas valoraciones y su énfasis en el crecimiento.

Perspectivas

La previsión para Asia continúa reflejando un crecimiento atractivo a medio y largo plazo, una reforma estructural y valoraciones convincentes. A esto se unen unas perspectivas de crecimiento de los dividendos  favorables, al estar generando las empresas asiáticas unos volúmenes de tesorería disponible cada vez más altos, con previsión de que las ratios de reparto de dividendos aumenten desde niveles históricamente bajos.

A pesar de los numerosos riesgos que entrañan estas expectativas, se concentran principalmente en los mercados occidentales, más que en Asia. Las elecciones que próximamente se celebrarán en Europa y la posible adopción de políticas proteccionistas por parte de Estados Unidos son claros focos de preocupación, como lo son también las dudas sobre la solidez de la recuperación en China más allá de finales de este año. No obstante, a corto plazo el riesgo más grande es que las valoraciones del mercado estadounidense y de algunos otros mercados occidentales hayan alcanzado máximos de varios ciclos, a pesar de la considerable incertidumbre que existe de cariz macroeconómica y política. La corrección del mercado probablemente venga con retraso, lo que podría provocar una volatilidad acrecentada en las bolsas mundiales. Estamos preparados para emplear cualquier periodo de deterioro como una ocasión que nos permita acercarnos a nuestros objetivos de valores preferidos a precios más atractivos.

Nota: las referencias hechas a valores específicos se ofrecen únicamente a efectos ilustrativos y no deben interpretarse ni forman parte de una oferta o invitación para emitir, vender, suscribir o comprar el valor.

Las rentabilidades pueden variar y no están garantizadas.

*Suma total de todos los dividendos.

**Dividendos totales, teniendo en cuenta los dividendos especiales, las variaciones de los tipos de cambio, los efectos de calendario y los cambios en el Henderson Global Dividend Index.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído