Tres señales que Franklin Templeton interpreta como favorables para invertir en tecnología


La inversión por sectores ha perdido popularidad durante los últimos años, salvo algunas honrosas excepciones. Quizá la más notable, junto con el sector bancario, haya sido la pujanza de los valores del sector tecnológico. “El sector de tecnología se enorgullece de sus avances dinámicos, pero un principio tecnológico se ha mantenido constante: las compañías deben pensar diferente para volverse exitosas”, opina JP Scandalios, analista y gestor de Franklin Templeton Investments.

“Como vigilantes de tendencias, vemos este fenómeno todos los días. Las start-ups o las compañías emergentes no pueden adoptar la actitud de “y yo también”; tienen que encontrar un mercado que no exista hoy, hoy visualizar una solución a un problema que no esté siendo solucionado por herencia o por proveedores obligatorios”, asevera el experto. Éste indica así una de las tendencias que considera más importantes para el sector: la búsqueda de innovación, o la batalla por adquirir el nuevo gran innovador. “El sector de tecnología se está reinventando a sí mismo constantemente, lo que suele llevar a oportunidades de inversión”, observa. De hecho, Scandalios se muestra bastante optimista a pesar de la reciente volatilidad: “En mis más de 20 años de análisis de valores tecnológicos, no había visto un periodo más fuerte de innovación que el que estamos experimentando actualmente”, declara.  

También observa oportunidades actualmente por valoración. “Las expectativas tienden a subir en torno a los productos de compañías tecnológicas, y a veces también en torno a sus beneficios. A principios de año, creo que algunos inversores entraron en pánico después de que ciertas compañías publicasen resultados decepcionantes correspondientes al cuarto trimestre de 2015, y una previsión pobre”, comenta Scandalios. Su punto de vista es que “el mercado simplemente no estaba preparado para las malas noticias, y los inversores vendieron indiscriminadamente todo el sector”. Esta falta de discriminación ha brindado oportunidades de inversión al equipo de Franklin Templeton para comprar a precio de ganga. “En general, pensamos que las valoraciones del sector tecnológico parecen razonables en estos momentos. Aunque es uno de los sectores más rentables, su PER sólo está ligeramente por encima del PER medio del S&P 500. Y cuando comparas el PER del sector respecto a su tasa de crecimiento, se ve que es uno de los sectores menos caros del S&P 500”, afirma el analista.

 Ideas de inversión

Scandalios explica que, más allá de los nombres populares que tiene todo el mundo en mente, donde están encontrando más oportunidades los expertos de Franklin Templeton es en los segmentos que consideran “menos glamourosos”, es decir, de compañías con un buen comportamiento pero que no están respaldadas por fuertes campañas de marketing y, por tanto, son menos conocidas por el público general. El analista pone el ejemplo – sin proporcionar el nombre exacto- de un fabricante de semiconductores cuyo negocio se centra en el diseño y fabricación de semiconductores que convierten señales analógicas en digitales y viceversa.

“Los avances que más me fascinan son aquellos con probabilidad de tener impacto sobre nuestro día a día”, afirma el experto. Pone como ejemplo todos los avances tecnológicos que se han incorporado a la industria del automóvil: “Los sensores incorporados a los automóviles pueden registrar si la presión de los neumáticos es baja, si el motor se está calentando demasiado, a qué velocidad conduces y lo fuerte que estás frenando. Al conseguir que los coches transmitan y reciban estos datos, puedes tener coches que reaccionan mejor que los conductores humanos a condiciones peligrosas y, por ejemplo, dar un frenazo para prevenir un choque más rápido de lo que podría hacerlo una persona”. Con estos ejemplos, lo que está contando Scandalios es que Franklin Templeton está viendo oportunidades en compañías fabricantes de sensores y software para automóviles con funciones como las descritas.

Otro segmento que llama la atención del experto es el de sistemas que permitan consultar datos bancarios a través de teléfonos móviles o tarjetas digitales, como por ejemplo la tecnología NFC: “Es una forma de comunicación exenta de contacto entre dispositivos como smartphones o tabletas. Esta comunicación sin contacto permite al usuario mover su teléfono frente a un dispositivo compatible con la tecnología NFC para enviar información sin necesidad de tocar ambos dispositivos o establecer una conexión en un proceso de varios pasos”. Es decir, que gracias al sistema de comunicación NFC bastaría con mover el teléfono delante de un dispositivo compatible para poder pagar objetos o servicios (un café, por ejemplo), sin necesidad de echar mano de dinero en efectivo o tarjetas de crédito. “Además de los chips que permiten la NFC, el alza del pago electrónico también incrementa la necesidad de una encriptación fuerte para salvaguardar tu información personal”, concluye Scandalios.

El último subsector campeón de innovación es el de salud. También cumple con las pautas que traza el analista de crecimiento económico y cambio sustancial para la vida diaria, como por ejemplo la revolución que ha supuesto la secuenciación del ADN para estudiar su propensión a ciertas enfermedades.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído