Las previsiones para 2014 de las filiales de Legg Mason


Legg Mason Global AM ha recabado entre sus filiales especializadas en renta fija y variable una las distintas visiones sobre cómo creen que será 2014. Desde la gestora avanzan que las sensaciones son positivas y que los gestores esperan ver crecimiento, aunque moderado, en los mercados. 

Western Asset

Esta filial es la encargada de abrir la veda dentro de la renta fija. El gestor Ian Edmonds ha declarado que para el año que viene la firma seguirá teniendo exposición al high yield, aunque aclara que están adoptando “una postura cada vez más cautelosa hacia las nuevas emisiones, debido a que es posible que los inversores gocen de menos protección".

El gestor observa que los inversores piden dos cosas a la renta fija: “Que compense la volatilidad de los mercados de renta variable y que les proporcione rentabilidades de forma regular”. Edmonds afirma que es poco probable que los fondos que invierten en activos de deuda repitan los rendimientos de dos dígitos de los últimos años, pero al mismo tiempo defiende que todavía se puede encontrar valor en esta clase de inversión: “Todavía esperamos que en los próximos años se registre un crecimiento modesto y una inflación benigna, lo cual no es una receta para el desastre para los inversores en bonos"

El gestor cree que es “comprensible” que este año la bolsa haya batido a la deuda, porque se está empezando a producir “un regreso a un entorno más normalizado tras la crisis financiera global y la relación entre las acciones y los bonos está volviendo a su estado habitual”. Asimismo, el experto hace un llamamiento a la calma: “ Si algo nos ha enseñado la reciente volatilidad en los mercados de renta fija, es que los inversores en bonos pueden llegar a ser tan influenciables y a realizar ventas impulsados por el pánico del mismo modo que los inversores en acciones. Puede que en este momento sea difícil mirar más allá de la volatilidad del mercado, pero a largo plazo presenta oportunidades de inversión que los buenos gestores de fondos pueden aprovechar".

En Western Asset mantendrán de cara al año que viene sólo algunos emisores europeos con valoraciones atractivas, manteniendo CDS mientras buscan oportunidades para vender protección ante posibles debilidades del mercado. 

BrandyWine

Esta filial también especializada en renta fija prefiere centrarse en los títulos de deuda emitidos por países emergentes. David Hoffman, gestor de BrandyWine, considera que si bien estas naciones afrontarán el año que viene desafíos en términos de crecimiento, también creen que “gran parte de la reciente volatilidad es un problema de liquidez y no una cuestión de solvencia”. 

“Algunos países parecen atractivos hoy en día y el aplazamiento de la retirada gradual de los estímulos ofrece al mundo un poco más de margen para poner en práctica las reformas estructurales”, afirma Hoffman. El gestor añade que “los gobiernos de los mercados emergentes están tomando decisiones políticamente difíciles con vistas a mejorar la eficiencia y la estabilidad, lo cual es un paso positivo”. Cita el ejemplo de México, de cuyos fundamentales afirma que “son hoy más fuertes que nunca tras las reformas en materia de impuestos, educación y la aún pendiente energética”.

En base a estas previsiones, Hoffman confirma que será probable que la gestora incremente gradualmente su exposición a algunos mercados emergentes el año que viene. 

ClearBridge

Dentro del terreno de la renta variable estadounidense, los gestores Scott Glasser y Mike Kagan estiman que "el entorno actual, caracterizado por fuertes flujos de liquidez globales, sigue apoyando la demanda de activos de riesgo y los mayores niveles de renta variable de cara al futuro”. En líneas generales, observan que los fundamentales económicos siguen mejorando lentamente. En materia de riesgos, observan que los movimientos de los tipos de interés serán una fuente de volatilidad. En cambio, “el ánimo de los inversores, aunque más optimista que en etapas anteriores, está lejos de los niveles que indican un extremo peligroso".

LMM

Bill Miller, uno de los gestores de renta variable más reputados de Legg Mason, comienza su análisis fijándose en que "el hecho de que el mercado cotice en niveles cercanos al valor razonable normalmente implica que exista un conjunto de acciones sobrevaloradas, que la mayor parte de las acciones rondan su valor razonable y que existen sectores infravalorados". Al considerar que esta es la situación actual del mercado, añade "aquellos inversores pacientes y que van a contracorriente tienden a centrarse en este último grupo”. 

El gestor cree que se pueden encontrar pocos valores que ofrezcan grandes descuentos, a diferencia de hace un año. Sin embargo sí cree que “existen oportunidades que atraen muy poca atención por parte de los inversores”. El posicionamiento estratégico de Miller se centra en compañías constructoras, entidades financieras, tecnológicas y aerolíneas, pero sobre todo en los sectores vinculados al mercado inmobiliario: “Creemos que podrían ofrecer una sólida rentabilidad en 2014, en lo que esperamos que sea un largo ciclo de subida continua del mercado de la vivienda”. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído