Tags: Renta Fija |

Las preguntas que se hacen los gestores de renta fija (y las respuestas)


El prolongado contexto de bajos tipos de interés está complicando mucho la labor de los selectores y los gestores de renta fija. Los desafíos son muchos, entre ellos los derivados de la propia gestión del entorno, especialmente complicado actualmente. Pero hay más, como el reto de explicarle al cliente o inversor el retorno y el riesgo que están asumiendo. Representantes de varias gestoras cuentan la forma en la que abordan estos nuevos retos y sus expectativas y perspectivas para esta clase de activo en un desayuno organizado por FundsPeople y patrocinado por Invesco.

Ignacio Chacón, gestor de Carteras Multiactivo de Fonditel, cree que la pregunta clave que hay que hacerse es hacia dónde van a ir los tipos de interés. Una pregunta a la que antes se respondía de una manera, y ahora de otra: “Antes con los fundamentales se hacían muchas cosas, incluso podías trazar trayectorias para los próximos meses. Pero esto ha cambiado completamente porque hay una injerencia muy grande por parte de la política, incluida la política monetaria, lo que cambia totalmente las reglas del juego”. Añade que por mucho que se haga la labor de proyectar trayectorias sensatas “a la hora de la verdad un tweet nos cambia por un tiempo el resultado que nosotros estábamos intuyendo”.

Así las cosas, considera que lo que tiene que plantearse el gestor o el selector de fondos, dado el mayor grado de impredecibilidad, es a qué sesgos se quiere exponer. “Ya no es tan sencillo optar por exponerse al factor duración. Ahora si quieres yield tienes que hacerlo a través de cosas que tienen otro sesgo, por lo que ya no es tan limpio, no es tan claro”.

El nivel de tipos de interés es el principal reto al que se enfrenta la renta fija este año, un activo que tiene dos componentes para obtener rentabilidad, el carry (la rentabilidad que se obtiene por tener el bono) y la capacidad de ganar dinero por la variación de precios. Francisco Simón, cogestor de la gama de fondos Mi Fondo Santander de Santander AM, destaca que el componente de la rentabilidad de tener el bono está muy bajo. “En Europa tenemos tipos negativos. Pero sí que hasta el año pasado hemos tenido la capacidad de ganar dinero porque los tipos seguían bajando e incluso por la posibilidad de tener compresión de spreads. Ahora, los niveles de rentabilidad son ya muy bajos, y parece que la capacidad adicional de bajadas de tipos de interés en un entorno de tipos tan negativos está limitada”.

Considera que a la hora de enfrentarse a estos retos lo importante es tener una visión de conjunto y conocer las dinámicas que pueden hacer mover los tipos de interés: “Nos centramos en crecimiento, inflación, política monetaria para intentar adaptarnos al entorno y a los niveles actuales y para ver dónde puede haber nichos de valor que aprovechar, aunque en intensidad las rentabilidades que esperamos en renta fija son más bajas”.

José Yraola, responsable del Equipo de Multiactivos en BBVA AM, pone el acento en el hecho de que estamos viviendo un entorno económico atípico con ausencia prolongada de inflación. “Factores estructurales como los demográficos, la globalización o la tecnología hacen que no haya presiones inflacionistas en un entorno con crecimientos económicos moderados y unos bancos centrales que están muy encima de los mercados inyectando liquidez”. Por consiguiente, hemos vivido un periodo largo muy favorable para la renta fija.

Ahora el entorno es más complejo aunque sigue habiendo oportunidades. Recuerda que el 50% de la deuda soberana de la eurozona ya tiene yields negativas, dato que a nivel global es del 25% de la renta fija con grado de inversión. “En este entorno los desafíos son importantes y nuestro objetivo es identificar los activos en los que hay valor por fundamentales y hacer una buena asignación de activos para nuestros clientes, siempre teniendo en cuenta la relación rentabilidad-riesgo”.

Encontrar oportunidades en este contexto es una misión difícil, que no imposible. Carmen Lumbreras, directora de Renta Fija de CaixaBank AM, plantea dos retos. El primero tiene que ver con la gestión, y lo resume en flexibilidad sin red: “Lo nuevo de ir sin red es que no tienes carry, no tienes colchón o el colchón libre de riesgo al que estábamos acostumbrados”. Y el segundo reto es para ella el más importante, y tiene que ver con la comunicación.

“Es fundamental la parte de transmitir, explicar el retorno y el riesgo a los inversores y a los clientes; y hacerlo no solo al cliente que no sepa, también hay muchos clientes con conocimientos financieros a los que es muy difícil transmitirles qué se puede esperar en renta fija”. La conclusión rápida que uno puede sacar en el actual contexto es que no se puede invertir en renta fija. Es un error. El año pasado el retorno de los bonos alemanes fue del 3%, y el del ejercicio anterior fue similar. Se puede ganar dinero en renta fija y, además, es un activo que sigue teniendo mucho valor como diversificador del portfolio de los clientes que invierten en renta variable o en otros activos”.

“Nuestros activos han alcanzado ya tal nivel de precios que es muy complicado seguir dando rentabilidad con la renta fija por un repricing”, comenta Susana Sánchez, directora de Renta Fija y Garantizados de Bankia AM, quien asegura que el reto que tiene como gestora de fondos de inversión de renta fija “es conseguir que mis clientes no pierdan dinero en un producto que se ha vendido como conservador y al que se está derivando, además, a muchos clientes del banco que venían de un producto muy tradicional como es el depósito”.

Afirma que esos clientes “no llegan a comprender cuál es el riesgo que pueden llegar a estar asumiendo y es importante no defraudarles y no darles una rentabilidad negativa en un entorno de tipos de interés negativos ya de por sí. Mi principal reto es conseguir salvar el año sin que los clientes tengan pérdidas en un producto o en un fondo que tradicionalmente es muy conservador”.

En este desafiante entorno tener instrumentos que ayuden a la gestión es importante. Matthew Tagliani, managing director - head of Product & Sales Strategy de Invesco, explica que la gestora ofrece un tipo de herramienta que utilizan los gestores de fondos, los fondos pasivos. “Se trata de buscar la forma de desarrollar productos que aporten valor añadido y que sean interesantes en un mercado que se está enfrentando a importantes desafíos”.

En este sentido destaca el lanzamiento de un fondo que invierte en AT1, “un tipo de deuda diferente, que tiene otros riesgos además del que se deriva del crédito. Y lo mejor es que es un activo que tiene poca correlación con la deuda high yield o investment grade. El objetivo último es buscar productos nuevos que sirvan para mejorar los portfolios de nuestros clientes”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído