Las políticas de RSE de las empresas del Ibex 35 mejoran en el periodo 2007-2009


Las grandes compañías cotizadas en la bolsa española reconocen la importancia de la responsabilidad social empresarial (RSE) en la creación de valor y están asumiendo que la integración de estos principios en la gestión y estrategia proporciona beneficios. Así lo desvela el primer estudio sobre “Creación de Valor y RSE en las empresas del IBEX 35”, elaborado en España a lo largo de un periodo de tres años (2007-2009) y dirigido por Aldo Olcese, miembro de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras (RACEF) y presidente de su sección de Ciencias Económico-Contables y Financieras. Según sus conclusiones, la valoración sobre el grado de cumplimiento de las recomendaciones de la RACEF a las empresas que han colaborado (32 de las 35 del Ibex, con la excepción de Cintra –que se encontraba en proceso de fusión con Ferrovial-, Acerinox y Grifols) ha mejorado de forma moderada en el periodo, una evolución positiva que no se ha visto impactada por la crisis económica.

“Por un lado, esto muestra un mayor grado de convencimiento por parte de las firmas con mejores resultados en el estudio como Santander, BBVA, Telefónica, Iberdrola Renovables o Repsol, y por otro supone un efecto de arrastre sobre las demás. Ahora saben en qué aspectos quedan cosas por hacer”, comenta Olcese. Con todo, el estudio concluye que existe un potencial de mejora elevado, ya que casi un 40% de los indicadores utilizados se quedaron por debajo de la puntuación mínima.

La pregunta clave, si estas prácticas de responsabilidad empresarial crean valor y son algo más que una moda, no ha quedado resuelta. “Las empresas del Ibex que en los últimos años han realizado grandes avances en el ámbito de la comunicación de sus políticas de RSE parecen no haber priorizado suficientemente la importancia que tiene la evaluación del retorno de esas iniciativas, con el objetivo de convertir la responsabilidad social empresarial en una fuerza impulsora no sólo de la reputación sino también de la competitividad”, comenta el experto. Por eso cree que son necesarios más esfuerzos en llevar a cabo medidas de rendimiento intermedias que permitan entender mejor el impacto en la creación de valor y realizar su seguimiento a lo largo del tiempo. “Nuestro trabajo es una primera llamada de atención para medir el retorno, la aportación a la cuenta de resultados, algo que aún no se ha hecho, si bien se están dando los pasos oportunos”, comenta.

De hecho, Olcese pretende dar el relevo de su trabajo académico al ámbito empresarial y por eso considera que deberían tomar la iniciativa los organismos que representan a las empresas, como pueden ser CEOE, el Consejo de Competitividad de las grandes empresas, el Consejo General de las Cámaras de comercio… o una agrupación de todos ellos.

“Hay parcelas de libertad que las empresas han de legitimar cada día, con autogobierno y autoregulación. No creo en normas e instrucciones pero los organismos empresariales deberían abandenar estos procesos”, comenta.

Perspectiva más defensiva que proactiva

Aunque no hay resultados sobre su impacto en los retornos, el estudio desvela que los componentes de gobierno corporativo, gestión de personas y estrategia son los que se considera que tienen mayor influencia sobre la creación de valor. Sin embargo, los atributos que aportan más valor son, según las opiniones recogidas, la reputación, la gestión del riesgo y la eficiencia laboral, lo que indica que las empresas consideran a la RSE en su vertiente más defensiva por su contribución a la buena imagen y minimización de riesgos, si bien la productividad relacionada con la eficiencia laboral es un aspecto más proactivo.

El estudio ha basado su medición y valoración en 44 recomendaciones y 120 indicadores (adaptados a 73 en la investigación) que en 2007 la RACEF definió, uno de los índices de referncia o benchmark más completos del mundo, con cinco grandes áreas: Gobierno Corporativo, en el que destacan REE, Indra y Abengoa según el estudio; Estrategia y Estructura (con BBVA Endesa y Gas Natural como las mejores), Sistemas (con Telefónica, Iberdrola Renovables y REE), Personas (con Endesa, Telefónica y Repsol como destacadas) y Operaciones en países en desarrollo (con BBVA, Endesa y Telefónica en el liderato).

Los grandes: también los más destacados

En conjunto, Telefónica, Endesa, BBVA y REE obtienen resultados especialmente positivos. Con respecto a las prácticas más destacadas de creación de valor por criterio de inversión está Santander, con la división Global Santander Universidades, junto al Plan Global de Ecoeficiencia de BBVA; el Programa de cumplimiento del Código de Conducta para proveedores de Inditex o la estrategia de Innovación Social e-Health de Telefónica. “Creo en la posibilidad de hacer el bien público desde el interés privado”, comentó Olcese, algo que las compañías del Ibex ya parecen estar haciendo.

 

Lo más leído