“Las perspectivas para los activos de riesgo tienen una base más sólida este año”


"Aunque existe la preocupación de que en 2012 se repita lo sucedido el año pasado, cuando el aumento del optimismo sobre la economía mundial en el primer trimestre se evaporó a mitad de año provocando un fuerte descenso en los mercados de renta variable, existen algunas diferencias clave". Así lo creen Keith Wade, economista jefe, y Azad Zangana, economista para Europa de Schroders, quienes señalan que el reciente repunte de los precios del petróleo nos recuerda aquel periodo y podría traer consigo un escenario de ralentización de la actividad. 

 

“La subida de los precios de las materias primas no es tan acusada como lo fue el año pasado, ya que el precio del petróleo no ha subido tan rápidamente y los precios de los alimentos han bajado”, indican. Además, ambos expertos consideran en su informe Economic and Strategic Viewpoint que “los actores del mercado han actuado para apoyar el crecimiento, con el BCE en concreto conteniendo los riesgos de recaída mediante la provisión de liquidez sin plazo a los bancos. Mientras tanto, Grecia ha recibido su segundo rescate”. 

 

A juicio de los responsables de Schroders, “continúan existiendo riesgos en las previsiones con las tensiones entre Irán y Occidente”. También siguen dudando de la capacidad de algunos países de la periferia europea para cumplir con sus objetivos presupuestarios. “No obstante, las expectativas de crecimiento mundial se han reducido un 1%. Los diferenciales de los bonos periféricos son más amplios y la prima de riesgo de la renta variable en Europa es considerablemente más alta que hace un año”, apuntan. 

 

En este sentido, tanto Wade como Zangana coinciden en señalar que el hecho de que tanto inversores como economistas se mantengan cautos probablemente ayudará a que los mercados afronten mejor que el año pasado lo que la economía mundial les tenga reservado. Por ahora, la renta variable ha disfrutado de uno de los arranques de año más sólidos, mientras que las rentabilidades de los bonos gubernamentales han permanecido bajos, señalan desde la gestora.

 

 

 

Puede conocer el informe completo de Schroders descargándose el siguiente archivo:

Lo más leído