"Las personas marcan la diferencia en un país que habla poco de talento y mucho de distribución"


Para José Luis Jiménez, director general de March Gestión, el factor más importante para crecer un 75% en activos bajo gestión desde finales del fatídico 2008 hasta septiembre de 2012, frente a la pérdida media del 30% de las gestoras españolas, es una combinación de talento, producto, marca y también suerte. Para Jiménez, "las personas son las que marcan la diferencia", sobre todo en un mercado como el español en el que "se habla poco de talento y mucho de distribución". 

La inversión en la formación de sus gestores es una de las notas distintivas de March Gestión, pero hay otros ingredientes como la idea de co-invertir con el cliente, la de buscar la diferenciación en los productos y la imagen de marca de un grupo como Banca March. Según Jiménez, "hay muchos fondos y muchos fondos parecidos", y March Gestión, que se define como una boutique especializada en asignación global de activos y en selección global de valores, tiene tres productos muy singulares: Torrenova, March Vini Catena y March Family Businesses Fund.   

Torrenova es la SICAV emblemática de la gestora, cuenta con 25 años de historia y se basa en una estrategia tradicional de asignación de activos global de retorno absoluto, con un objetivo de rentabilidad de IPC zona euro +2% y volatilidad inferior al 6%. March Vini Catena y March Family Businesses Fund son dos estrategias de renta variable global, pero que invierten en dos temas muy específicos: la cadena de valor del vino y las empresas familiares.

March Vini Catena, que cumple ahora tres años, es el primer fondo de inversión tradicional de renta variable global que invierte en compañías listadas que participan en la cadena de valor del vino, diversificando entre valores de agricultura, industria auxiliar, bodegas y distribuidores. Gestionado por Francisco Javier Pérez Fernández y José Antonio Méndez Roth, el fondo ha registrado una rentabiidad anualizada cercana al 9% desde su lanzamiento.

Para March Gestion, la sólida reputación y la excelente solvencia del grupo March les ha ayudado en su salto al exterior. El registro de sus fondos en Luxemburgo les está permitiendo abrir mercado en Italia y Austria, y es cuestión de tiempo desembarcar en Alemania, Suiza y Reino Unido. March Gestión es la gestora española que más ha crecido en patrimonio en Luxemburgo en 2012. En España hacerse un hueco a través de otros distribuidores está resultando algo más complicado, lo que Jiménez atribuye en parte al tipo de activo que ofrecen muchas gestoras nacionales, más centradas en garantizados, monetarios y productos similares  y en parte a los modelos de negocio, más centrados en la red. Jiménez cree que muchas entidades españolas todavía tienen un problema con distribuir fondos de otras entidades españolas, "sobre todo con las que podrían ser consideradas como competidoras en otras áreas de negocio".

En opinión de Jiménez, la crisis de la industria de fondos doméstica hace necesaria una mayor autocrítica, lo que pasa por reivindicar que la gestión de activos es una industria de talento en la que hay que poner al cliente en el centro.  Ni los depósitos, ni la situación de los mercados pueden convertirse en la eterna excusa, mientras dia tras día las gestoras internacionales siguen ganando cuota de mercado. Manteniendo la fe en la gestión de activos, se puede llegar muy lejos. Lo importante es no perderla.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas