Las pequeñas y medianas capitalizaciones europeas: un caldo de cultivo para la innovación, fuente del crecimiento futuro


TRIBUNA de Iván Díez Sainz, director de Groupama AM España. Comentario patrocinado por Groupama Asset Management.

Para crear valor en nuestro patrimonio, hay que volver a lo que debería ser la esencia de la inversión en acciones, o lo que es lo mismo, a la selección de los mejores modelos de negocio en una perspectiva de largo plazo.

El universo de las pequeñas y medianas capitalizaciones da acceso a una gran diversidad de modelos económicos y mercados orientados al crecimiento a través de posicionamientos en mercados y productos nicho y/o un desarrollo internacional.

En Europa existe un vivero considerable de empresas innovadoras, con fuerte crecimiento y con posición de dominio tanto en Europa como a nivel global, como en el mundo de la digitalización de la economía (Ingenico, Wirecard…) o en las tecnologías médicas (EOS Imaging, Sartorius Stedim…).

Un gran número de empresas se aprovechan, sobre todo en las exportaciones, de la fuerza de Europa en el mundo de la automoción de gama alta (Brembo, U-blox…), de la aeronáutica civil (Zodiac Aerospace, Lisi…), de la imagen de calidad asociada a Europa en numerosos campos, en primer lugar el lujo o la ropa donde la marca será importante (Hugo Boss…). La conjunción de posiciones fuertes en los sectores de la automoción, aeronáutica o químico y los permanentes esfuerzos de optimización de las estructuras de costes ha permitido la creación de nuevos modelos económicos de externalización como en la investigación y desarrollo o la distribución.

Por último, el particular contexto de Europa en términos de regulación relativa a la certificación, a los controles de calidad, a la seguridad alimenticia, a la etiquetación, a la reducción de emisiones contaminantes ha permitido la emergencia de nuevos mercados en crecimiento y el nacimiento de líderes internacionales como en el sector de los exámenes, inspección y certificación (Eurofins Scientific…).

Las small & mid caps, en contra de lo que a primera vista nos podamos imaginar, son mucho menos sensibles al ciclo. Esto es debido a que son negocios que en su amplia mayoría todavía están en fase de expansión, sectores o microsectores poco maduros, de modo que van a seguir expandiéndose en el futuro con un grado de correlación con respecto al ciclo económico inferior al de las large caps, dado que éstas últimas son más dependientes de que haya un crecimiento notable para poder aumentar sus ventas.

La proximidad a las compañías es esencial para un justo entendimiento de los vectores de creación de valor: posicionamiento en los mercados de crecimiento y con potencial de desarrollo fuera de las fronteras locales, mejora de los márgenes, acumulación de fondos propios y mejora de los ratios de valoración.

En Europa existe una cantidad considerable de empresas innovadoras, exitosas y empresariales con una fuerte presencia internacional. Estas empresas han sabido desarrollarse en un contexto europeo difícil. Una normalización del contexto económico en la zona euro hará el crecimiento y el desarrollo aún más fuertes. Esta normalización también podría tener un impacto en los problemas de liquidez inherentes a las pequeñas y medianas capitalizaciones y hará a la clase de activo todavía más atractiva para los inversores.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído