Las ocho razones de Mark Mobius para confiar en el potencial de largo plazo de los mercados frontera


No es ningún secreto que la atención de Mark Mobius, responsable de Templeton Emerging Markets, se ha desplazado en los últimos meses desde los países emergentes hacia las conocidas como economías fronterizas o países frontera. De hecho, tal y como admite en la última entrada de su blog, Mobius asegura dedicar un tercio de su tiempo a buscar oportunidades en países como Dubái, Sudáfrica o Europa del Este. “Los mercados emergentes que visitamos actualmente eran considerados nichos o inversiones exóticas cuando comencé a invertir por primera vez en ellos a fines de los ochenta. Sin embargo, muchos inversores ahora están familiarizados con ellos”, señala el gurú. Para él, en esa posición están los mercados fronterizos actualmente, al ser territorios por descubrir para los inversores: “Creemos que representan el siguiente nivel de oportunidades de inversión en el universo global de mercados emergentes”, subraya.

El último post del blog “Aventuras de inversión en mercados emergentes” tiene un carácter bastante didáctico, pues Mobius lo dedica a analizar las diferencias presentes entre unos mercados y otros. Por una parte, explica que los países de mercados emergentes incluyen aquellos que el Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional, las Naciones Unidas o las autoridades de los países consideran en vías de desarrollo o emergentes, o que son clasificados como países con una capitalización de mercado menor del 3% del índice MSCI World. Los fronterizos forman un subconjunto de los emergentes y se encuentran en las fases más incipientes de desarrollo. “Son los países de mercados emergentes más pequeños, menos desarrollados y con menor liquidez”, resume el gurú, que compara a estas economías con los BRIC de hace 20 años.

La tesis de Mobius es que “al ofrecer a los inversores la capacidad de invertir en una generación más joven de mercados emergentes, los mercados fronterizos pueden brindar una atractiva oportunidad de inversión”. El punto que toma como referencia es el índice MSCI Frontier Markets, aunque puntualiza que él y su equipo no se ciñen estrictamente a las clasificaciones del índice.

Otra peculiaridad de los mercados fronterizos es su baja correlación con la economía global, puesto que están más orientados hacia las dinámicas del mercado doméstico. El experto resalta que estos países están creciendo a un ritmo más rápido que la economía mundial, y además se están beneficiando de la implementación de nuevas reformas.

Mobius da hasta ocho factores para confiar en el potencial alcista de largo plazo de estos mercados: altos niveles de crecimiento económico, desarrollos locales positivos (reformas), niveles relativamente bajos de endeudamiento soberano y del consumidor, valoraciones atractivas, recursos naturales no desarrollados, mano de obra de bajo costo, tendencias demográficas favorables y la potencial convergencia tecnológica con el mundo desarrollado.

El gestor entra en mayor detalle respecto a las valoraciones. Tomando como referencia finales de enero, constata que en esas fechas el MSCI Frontier Markets Index cotizaba a un PER medio de 13,6 veces frente al PER del 17,4 del MSCI World Index. En cuanto al precio valor contable (P/BV), los mercados fronterizos también ofrecen descuento puesto que cotizan a 1,8 veces, frente a las 2,1 veces para el MSCI World Index. La rentabilidad por dividendo es asimismo atractiva: un 3,6% respecto al 2,5% del índice mundial. Esto en términos generales, puesto que caso por caso detecta valoraciones todavía más atractivas en mercados individuales. “Por supuesto, este no es el caso para cada una de las compañías que operan en los mercados fronterizos, pero -según nuestra opinión- es cierto para muchas de ellas”, aclara el experto, de ahí la necesidad de investigar y analizar a fondo las compañías una por una.

El experto pone a continuación algunos ejemplos. Por un lado, la mejora de las noticias económicas de la eurozona, junto a algunos desarrollos locales positivos, han tenido un efecto benévolo sobre la República de Serbia y Bulgaria. En Oriente Medio, destaca que “los Emiratos Árabes Unidos se han estado beneficiando de la mejora en los datos económicos locales y el posible aumento del flujo comercial internacional a través del puerto de Dubai”. De este último país indica que el hecho de haber sido recientemente seleccionado como sede de la Expo Mundial 2020 “probablemente brinde un impulso adicional para un mercado inmobiliario ya consolidado”.

En el continente asiático destaca la mejora de las condiciones para Pakistán, que se ha beneficiado de “un mejor panorama de crecimiento, un programa de préstamos del FMI y la esperanza de que las reformas económicas planificadas reciban un fuerte impulso durante 2014”. Por todo ello, el gurú concluye: “Según nuestro parecer, los mercados fronterizos permanecen entre las oportunidades de inversión más vibrantes para los inversores en acciones globales”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído