Las novedades en cartera de Cobas AM, Azvalor y Magallanes en tiempos de COVID-19


Azvalor, Cobas y Magallanes enfrentan los próximos meses con tranquilidad de que antes o después, recuperaran el terreno perdido. Las tres entidades señalan en sus carteras trimestrales sus reflexiones ante el nuevo escenario tras el impacto global de la pandemia y cuales son sus principales apuestas en tiempos de COVID-19.

Magallanes

Ante una crisis económica y de salud sin precedentes, en un entorno de tipos de interés cero o negativos, desde Magallanes indican que “el inversor está dispuesto a pagar altos precios por aquellos valores que le proporcionan una sensación de seguridad y prometen cierto crecimiento en beneficios, sin importar que, generalmente, las altas expectativas juntamente con múltiplos elevados son casi una garantía de pobres resultados a largo plazo”.

Después el importante rebote vivido desde los mínimos de marzo, la gestora cree que hay motivos para seguir siendo optimistas de cara a futuro: los mercados bajistas acaban con el inicio de una recesión, los datos reales de actividad se están comportando mejor que lo esperado, existe una enorme cantidad de liquidez en mercado como consecuencia de políticas expansivas y no descartan la posibilidad de la aparición de inflación.

Sus fondos, subraya Iván Martín, director de Inversiones, han recuperado una parte importante de las caídas, pero aún siguen reflejando un escenario demasiado negativo que no corresponde con la realidad de la inmensa mayoría de los negocios que forman las carteras. “Nuestra estimación de impactos en valoración ha resultado ser bastante certera”, afirma Martín.

Durante la pandemia han tenido un alto nivel de actividad en las carteras, especialmente en los momentos de mayores bajadas, añadiendo peso en aquellos valores con una mejor combinación de valoración y solidez financiera. En Europa, han incrementado peso en Aker BP, OCI, ArcelorMittal, Porsche AG, Husqvarna, A.P. Moller-Maersk, Covestro y Signify entre otras. En Iberia, los incrementos han sido principalmente en Inditex, Applus, FCC y Gestamp, entre otros valores.

En el lado de las ventas han tenido poca actividad. No han vendido ninguna posición, tan solo han reducido parcial o marginalmente peso en algunos valores con un buen comportamiento durante la actual crisis, como Carrefour, Dräger y Euronav en Europa o Siemens Gamesa en Iberia. “Nuestra convicción en estos valores, pese a haber reducido peso, sigue siendo máxima”, destaca.

Cobas AM

Cobas AM considera que de nuevo están ante una situación de crisis e incertidumbre que suele ser una fuente de oportunidades extraordinarias para aquellos que fueron capaces de resistir e invertir. La novedad ha sido, recuerdan, el parón de parte de la economía. “Ante tal escenario, no es sorprendente que los mercados bursátiles estén funcionando especialmente mal y no reflejen, en muchos casos, el valor intrínseco (futuro) de los activos subyacentes”, apunta Francisco García Paramés, director de Inversiones.

Para Paramés, resulta fácil empatizar con el inversor particular no profesional que, cargado de problemas cotidianos e incertidumbres que escapan a su control acaba tomando decisiones de inversión demasiado rápidas, instintivas, poco razonadas y, por tanto, malas. Por otro lado, piensa que la política de emisiones masiva, que se consideraría indeseable en otras circunstancias, está encontrando especialmente poca oposición política y está, entre otros efectos, distorsionando los precios de los activos en los mercados de capitales.

“En bolsa se gana dinero a largo plazo manteniendo un buen estado psicológico que permita invertir, obteniendo más de lo que desembolsamos, independientemente (y con frecuencia contrariamente) de lo que hagan los demás”, reflexiona.

Son conscientes de la inconveniencia y desánimo que puede causar tener estos niveles de valores liquidativos tan bajos, pero, por otra parte, ésta genera oportunidades históricas que serán fuente de satisfacción psicológica y patrimonial en los próximos años. “Unas compañías analizadas durante tanto tiempo, con sus fortalezas probadas en un escenario extremo, compradas a buenos precios y que, además, ahora cotizan mucho más baratas, son la receta perfecta para unas rentabilidades extraordinarias”, reflexiona. Por ello, desde el equipo de Análisis y Gestión han seguido invirtiendo durante estos últimos meses.

En definitiva, prefieren rentabilidades buenas y volátiles que rentabilidades pobres y no volátiles. “Con esta filosofía construimos nuestras carteras”, detalla.

Durante el segundo trimestre han hecho pocos cambios en la Cartera Internacional. Han salido por completo de tres compañías (KT Corporation, Valaris y Petra Diamonds), que tenían en conjunto un peso que no llegaba al 1%, y han entrado en Golar LNG Partners, una subsidiaria de Golar LNG Limited, con un peso menor al 1%.

Donde sí han rotado la cartera ha sido en la estrategia ibérica. Han invertido en nueve compañías nuevas (Acerinox, Applus, Merlin, Repsol, ArcelorMittal, Indra, Global Dominion, Ibersol y Altri) cuyo peso en conjunto se acerca al 9,5% a cierre de junio. Por otro lado, han vendido completamente tres compañías (Bankia, Unicaja y Ezentis) que en conjunto tenían un peso cercano al 4,7%.

Como novedad, van a modificar en septiembre el importe mínimo de aportaciones extraordinarias para invertir en sus planes de pensiones, que baja de los 150 a los 100 euros. En cuanto a las aportaciones mínimas periódicas mensuales y trimestrales pasarán a ser de 100 euros. Por tanto, los importes mínimos quedan en 100, 180 y 360 euros, con una periodicidad mensual, trimestral, semestral o anual respectivamente, en función de la periodicidad seleccionada por el partícipe.

Azvalor

Los gestores Azvalor afirman que “no existe un problema endémico con la inversión en valor” y que “estamos a las puertas de una reversión que aportará rentabilidades extraordinarias durante varios años”. Según la gestora, “nos encontramos en un mercado de extremos y la historia demuestra que los extremos no duran eternamente” y confían en volver a batir a los índices de valor como han hecho históricamente.

Sin ánimo de excusa, a sus gestores, Álvaro Guzmán y Fernando Bernad, no les parece que la falta de rentabilidad tan prolongada estos últimos años sea algo específico de sus fondos, sino más bien algo relacionado con la inversión en valor en general. “Nunca antes había durado tanto la discrepancia entre la rentabilidad del valor y la de los índices, y por eso quizás nunca antes había durado tanto la espera de la cosecha en forma de rentabilidades reales positivas”, contextualizan.

Para los gestores, el precio de compra de los activos es más importante que su evolución reciente. “Preferimos no participar de las altas valoraciones de algunas compañías para proteger nuestro dinero y el de nuestros partícipes, y aunque entendemos lo difícil que es separarse de los que ha funcionado, creemos que nuestro deber es aguantar con nuestra filosofía”, comentan.

Califican a la cartera actual como “especialmente buena” y apuntan que no tiene un riesgo relevante de verse afectada por la disrupción tecnológica. Las principales incorporaciones o incrementos de peso de la cartera ibérica son Logista, Semapa/Navigator, Prosegur Cash y Acerinox.. A la cartera internacional se incorporan CNH Industrial, Teck Resources, y First Quantum.

En su caso, destacan que la alta liquidez de las carteras supone una protección para el inversor a largo plazo y permitiría afrontar sin problemas posibles reembolsos futuros.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído